Buscan terminar con campaña “anti-papá”-“anti-mamá” en padres separados

  • En este fin de semana familiar y en el que muchas parejas divorciadas también deben compartir un punto de contacto por los hijos, el parlamentario del MAS llamó a reflexionar sobre su último proyecto de ley que busca regular el Síndrome de Alienación Parental (SAP).
  • Navarro señaló que “el SAP es el proceso que consiste en programar a un hijo para que odie a uno de sus padres separados, sin que tenga justificación. Es esto lo que debemos regular y penalizar”, aseguró.
Imagen: estrellaiquique.cl

A la espera de que tenga una pronta discusión en el Hemiciclo,  el presidente del MAS, Alejandro Navarro, comentó que su nueva moción “busca poner fin a la transmisión de rencor de uno de los padres hacia su hijo, en contra de la pareja con quien mantiene un conflicto. Lo que queremos es establecer que el cuidado personal del menor sea compartido por ambos padres y –enfatizó- en el evento que un padre denigre o imputare aventuradamente delitos al/la otro/a con el sólo fin de denostar o lleve al menor a cometer perjurio o falso testimonio en juicio, sea privado del cuidado personal”, afirmó.

De acuerdo al parlamentario, “el egoísmo cada vez mayor que sufrimos como sociedad, trae consigo nuevas patologías psíquicas en nuestro país. El SAP, reitero, consiste en la continua manipulación de uno de los progenitores sobre su hijo para que deje de querer al otro progenitor, lo que tiene efectos demoledores sobre las criaturas. A corto plazo el niño crece en orfandad psíquica paterna o materna, en un ambiente de secta fanática anti-papá o anti-mamá. A largo plazo, llegan a odiar a ambos progenitores, al que alienta el odio y al receptor del mismo”, sostuvo Navarro.

“De tal palo, tal astilla”

En palabras del congresista, “hay que dejar en claro que el progenitor alienador sabotea la relación entre los hijos y el otro progenitor, hasta obstruir todo contacto padre-hijo o madre-hijo. Y es así como los hijos alienados tienen las mismas ilusiones que el progenitor alienador, lo que en el procedimiento psiquiátrico es llamado ‘locura a dos’”.

Dentro de estas ‘ilusiones’, se pueden destacar las siguientes:

1. Campaña de denigración: esta campaña se manifiesta verbalmente y en los actos.

2. Ausencia de ambivalencia: el niño está absolutamente seguro de él y su sentimiento exprimido hacia el progenitor alienado es maniqueo y sin equívoco: es el odio.

3. Fenómeno de independencia: afirma que nadie lo ha influenciado y que ha llegado solo a adoptar esta actitud.

4. Escenarios prestados: cuenta hechos que manifiestamente no ha vivido él, o que ha escuchado contar.

 

“La Justicia chilena influye en el SAP”

El parlamentario, explicó que “el SAP tiene un rasgo fundamental y es que este síndrome se produce, casi siempre, en un proceso judicial de ruptura de pareja y, en un país con una Justicia secularmente lenta, lo que dificulta, o impide su curación.

“El SAP –continuó Navarro- es una urgencia sanitaria de salud mental infanto-juvenil, pero ‘urgencia’ y ‘juzgado’, son una contradicción en sus propios términos. Si a lo anterior unimos que un conjunto heterogéneo de operadores jurídicos (abogados, procuradores, psicólogos forenses, asistentes sociales, puntos de encuentro familiar, etc.) basan sus ingresos anuales en la propia existencia del conflicto de las parejas rotas con hijos, la salud psíquica de estos niños y su desarrollo equilibrado no encuentra muchos defensores con suficiente influencia política y social para la solución de esta grave ‘epidemia psíquica’”.

 

“Ojo con las falsas acusaciones”

 

El Senador, asimismo, dio a conocer que “existe una arista poco explorada del SAP y se refiere a los extremos a que un padre o madre alienador puede llegar para, infundir mayor odio en el menor de edad, y se refiere a las ‘falsas acusaciones’ que en su gran número llegan a tribunales”. Y, continuó: “Imputaciones de delitos sexuales y de situaciones de violencia intrafamiliar, han comenzado a ser utilizado como una herramienta para pasar la cuenta al padre o madre que hizo abandono de hogar o que simplemente puso fin a una relación sentimental, circunscrita o no a un matrimonio”.

“En conclusión…

A juicio del legislador, “estos pequeños son susceptibles de padecer una depresión crónica, un sentimiento incontrolable de culpabilidad y de aislamiento, trastornos de identidad y de imagen, comportamientos de hostilidad y una falta de organización, entre otros problemas. A largo plazo, estos pequeños tendrán problemas de autoestima y de pérdida de seguridad emocional, una herramienta básica para que los seres humanos se desarrollen adecuadamente. Es más, se puede terminar en suicidio”.

Finalmente, Navarro indicó: “Esperamos que este proyecto de ley sea pronto discutido entre los parlamentarios y se perfeccione así el necesario bienestar de nuestro hijos”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares
  1. Marcelo
    Abril 10, 2012

    Este proyecto es tal ves el mas importante y mas urgente que necesitan las familias y la sociedad chilena, existen muchos hijos secuestrados por uno de los padres y nadie dice nada.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *