“BUSES Y CINTURON DE SEGURIDAD”

1174582090_f

Después de un detenido análisis he decidido presentar una indicación al Proyecto de Ley de Tránsito Nº18.260, que modifica el artículo 79 estableciendo que el uso del cinturón de seguridad en los buses interurbanos sea obligatorio.

Esta petición se hará en base al informe denominado “Estudio de factibilidad del uso del cinturón de seguridad en los buses urbanos e interurbanos”, realizada por el Departamento de Desarrollo e Ingeniería de la Dirección de Tránsito y Carreteras de Carabineros de Chile, en agosto de este año. A partir de esta medida los buses que se desplacen a zonas interurbanas, es decir, entre ciudades deberán implementar el cinturón de seguridad para cada uno de los pasajeros de lo contrario no podrán circular.

El informe es concluyente. Señala que respecto a vehículos livianos, la seguridad frente a un accidente comprende las características de resguardo que posee, siendo éste el elemento que ofrece mejores estándares de protección de la vida e integridad de las personas. Agrega que “considerando la necesidad que todos los pasajeros tengan el mismo nivel de protección frente a los accidentes en el tránsito, se sugiere que no se exceptúe de esto a los buses interurbanos, puesto que por los resultados obtenidos, los conductores y pasajeros se encuentran con mayor exposición y trágicas consecuencias que en los buses de servicio urbano”.

Según el estudio, se han registrado un total de 963 accidentes causando un total de 1.079 personas fallecidas.

Se recomienda tratar el tema con otros organismos gubernamentales y/o privados que permitan conformar una comisión multidisciplinaria de profesionales, que se basen en antecedentes aportados por investigaciones experimentales nunca realizados.

La Dirección de Tránsito y Carreteras, en otro informe llamado “Estadísticas de accidentes del Tránsito de vehículos con algún sistema de seguridad adicional, ocurridos durante 1998–1999 en la Región Metropolitana”, señala que de 1.125 accidentes investigados, un total de 1690 vehículos participaron en accidentes del tránsito durante 1998.

De los 1690 vehículos siniestrados, un total de 116 vehículos poseían algún elemento de seguridad. Durante enero de 1998 a junio de 1999, se determinó que la utilización de algún sistema de seguridad disminuyó de 116 a 80 vehículos que lo adoptaron, es decir en un 31,04% menos.

Actualmente, no existe normativa que señale un estándar de confiabilidad del cinturón de seguridad. No hay fiscalización en la calidad de estos elementos. Esto refleja la increíble, pero cierta y absoluta inseguridad del parque automotor nacional, es decir, los vehículos que circulan por Chile y sus pequeñas y grandes ciudades son inseguros y peligrosos para sus conductores y pasajeros.

Una buena noticia, sin duda, es la que redujo o prácticamente eliminó el impuesto a la seguridad -“impuesto al lujo”- para que la importación de vehículos a Chile incorporen cada vez más elementos de seguridad.

Para lograr disminuir las dramáticas estadísticas de muerte por accidentes de tránsito en Chile, propuse en 1996, el proyecto de Ley que modifica la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza Nº 18.962, introduciendo el estudio obligatorio de la Ley de Tránsito a los Programas de Educación Básica y Media, con el objetivo de hacer eficaz el conocimiento y valoración de las normas del tránsito.

La iniciativa pretende fomentar el desarrollo de la educación y promover el respeto a la vida y a la salud de las personas, permitiendo que el educando egrese de 8vo. básico con hábitos y conductas de buen peatón y de 4to. medio con hábitos y conductas de buen pasajero y conductor. Sólo en 1998, 10 estudiantes tienen participación en accidentes de tránsito.

En la actualidad, el proyecto se encuentra estancado en la Comisión de Educación del Senado, desde julio de 1998, sin que se haya visto, lo que es grave si se considera la importancia de éste en la disminución de cifras de accidentes del tránsito. Por ello, pediré al Presidente de la República que solicite al Senado que dé urgencia a la tramitación de este proyecto, a fin de que la Comisión de Educación lo apruebe y así se convierta en Ley de la República.

La enseñanza de las normas del tránsito en los planteles educacionales, es insuficiente, pues se limita a la formación de Brigadas de Tránsito. En 1993, existían 91.945 Patrulleros y 3566 Brigadas. En éstas últimas, durante 1997, no participaron más del 2% de la población estudiantil de cada establecimiento, considerando que a nivel nacional existían 2450 Brigadas, con 60.722 estudiantes. En 1999, existen 2.095, disminuyendo en 14,5% aunque la participación aumentó con 72.110 alumnos.

El Ministerio de Educación informó que se ha preocupado de esta problemática, es así como en 1995–1997, se reiteró la difusión y la aplicación de los Decretos Exentos de Educación que señalan:
– Decreto Nº61 del 12.04.84. Establece como obligatoria la enseñanza de normas del Tránsito.
– Decreto Nº28 del 06.02.85. Aprueba Unidades Didácticas para la Educación de Tránsito en Educación Parvularia, General Básica y en Enseñanza Media.

Todos estos decretos son hoy letra muerta.

El Director de Tránsito y Carreteras, general Nemesio Camus, ha dado a conocer un informe que estipula que durante 1998 Carabineros inició una campaña de intensificación de fiscalización del uso del cinturón de seguridad, ya que éste constituye uno de los sistemas de seguridad pasiva más eficiente en evitar las consecuencias de los accidentes en el tránsito. En 1998, se cursaron 74.021 infracciones por el no uso de este dispositivo, y en el primer semestre de 1999, 43.959 infracciones. La CONASET, organismo que efectuó el informe porcentual de los conteos del uso del cinturón de seguridad de Arica a Puerto Montt, señala que un 60,08% los conductores hacen uso de este elemento. Es decir , un 40% no lo utiliza, poniendo en riesgo su vida si con el uso del cinturón en los buses interurbanos salváramos una sola vida la reforma a la ley habría tenido su más plena justificación.

Fuente: Secretaria General Gobierno – DOS

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *