“Cadima puede sufrir una agresión inminente”

Diputado Navarro, denuncia amenazas a mano armada del Policía custodio, contra Eduardo Cadima, graffitero detenido en Abadía peruana

navarro_biobio

• El Parlamentario se comunicó con el Director General de la Policía Nacional del Perú para que instruya sumario y proteja debidamente la seguridad del imputado.

El Diputado Alejandro Navarro, PS, se comunicó con Marco Miyashiro Arashiro, Director General de la Policía Nacional del Perú para “que se garantice el derecho a la vida y a la integridad física del Eduardo Cadima”.

Navarro señaló que “conversamos con Cybill Cadima, quien muy nerviosa ha optado por hacer públicos estos hechos, pues ve a esta denuncia como la única alternativa para salvar a su hermano de una agresión inminente”.

Eduardo Cadima, se encuentra en estos momentos en seminario de San Antonio Abad del Cusco, enfrentado a los momentos finales de un proceso criminal por daño al patrimonio cultural del Perú.

“Cadima señala que en horas de la mañana del miércoles 13 de abril pasado fue amenazado por el Policía que lo custodia en el lugar. Señala el imputado que esta persona lo apuntó con su pistola en la sien cuando procedió a replicarle por el maltrato a que estaba siendo sujeto en ese momento”. Cybill Cadima, hermana del detenido, procedió a estampar reclamo en la Policía Nacional. El funcionario que la atendió señaló que ella no estaba en su país de origen, que tenía que someterse y que “los chilenos acostumbraban a mandar en Perú”. Ni siquiera escribió el relato de la denunciante, por lo que la acusación quedó en nada.

“Sabemos que el policía agresor es de apellido Huamán, y que al ser este confrontado, adujo que sus acciones estaban ordenadas y respaldadas por su superior, de apellido Dongo”.

“En estos momentos, Cadima padece de una insomnia intensa y prolongada que se extiende por una semana, inapetencia, y un temor acendrado por su seguridad. Pero lo peor es la amenaza seria a su seguridad. La Iglesia se ha portado bien con él, pero los custodios efectivos no son sacerdotes, sino policías, por lo que he solicitado debidas garantías de seguridad, así como una investigación por estos hechos”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *