Cámara aprueba creación de comuna de Alto BíoBío

Diputado Navarro, presidente de Comisión de Gobierno Interior valoró votación

navarro-publimetro

Su satisfacción por la votación favorable a la creación de la comuna de Alto Bío-Bío expresada en la Cámara de Diputados, manifestó el diputado Alejandro Navarro, presidente de la Comisión de Gobierno Interior y uno de los principales impulsores de esta ley, quien dijo que “es destacable que esta moción haya tenido 79 votos a favor, hubieran sólo 10 abstenciones y ningún voto en contra, lo que refleja un apoyo mayoritario a esta modificación constitucional”.

El parlamentario señaló que “con esta votación mayoritaria, la nueva comuna avanza hacia sus primeras elecciones en octubre próximo, ya que aunque todavía falta la ratificación por parte del senado, la suma urgencia que el Ejecutivo le ha asignado a este proyecto, aseguran una pronta resolución definitiva, que obliga a los futuros habitantes de esa nueva unida territorial a comenzar a organizarse para que se convierta en una herramienta efectiva de desarrollo”.

Navarro dijo que “a lo largo de la discusión sobre este proyecto fueron escuchados tanto quienes estaban a favor de la idea, como quienes se oponían a ella, teniéndose en cuenta datos tales como que la actual comuna de Santa Bárbara, desde donde se escindirá Alto Bío-Bío, tiene una superficie de 3.379 kilómetros cuadrados para una población de 20 mil habitantes, con casi dos tercios de ellos en la zona rural”.

El legislador agregó que “otros datos socioeconómicos considerados son que más del 91% de los habitantes está afiliado a Fonasa y el 94% de los menores de 6 años son atendidos por el Programa Nacional de Alimentación Complementaria. Además, un 20% de las familias están encabezadas por jefas de hogar, existe una escolaridad promedio de 6,5 años en los hombres y 6,4 años las mujeres y se registra un índice de analfabetismo mayor al 13%”.

“En Santa Bárbara -prosiguió- hay más de 4 mil casas, de las cuales casi 2.500 son propias, cerca de 1.500 cuentan con arranque domiciliario de agua potable, en tanto que existen sólo poco más de mil viviendas conectadas al alcantarillado. A la vez, más de 2.300 personas, un 13,8% de la comuna, son indigentes y sobre 4 mil habitantes -un 23,7%- son considerados pobres no indigentes”.

Navarro añadió que “en los hogares indigentes hay en promedio 4,4 personas, en tanto que en las casas pobres no indigentes hay 3,9 personas. Más de 18 mil habitantes reciben subsidio único familiar; más de 15 mil personas reciben pensiones asistenciales y se entregan 400 subsidios de agua potable urbanos y un centenar de subsidios rurales. Por ello, tener la comuna potencia una mejor focalización de recursos hacia quienes más lo necesitan”.

El parlamentario indicó que “entre los problemas que la nueva comuna deberá enfrentar están los de vivienda, pavimentación, infraestructura urbana, evacuación de aguas servidas y aguas lluvias; el manejo de los residuos sólidos domiciliarios y la mantención de los caminos rurales; problemas de acceso a la electrificación rural; un déficit de infraestructura para acceder a la Jornada Escolar Completa y la necesidad de infraestructura y equipamiento para el sector salud”.

El legislador señaló que “distintos estudios constatan que hay territorios con diferentes grados de aislamiento, producto de factores geográficos, económicos o culturales, con la consiguiente carencia en materias administrativas, de recursos y de oportunidades. Por ello, el Estado tiene la ineludible tarea de construir la equidad territorial mínima necesaria, con el fin de asegurar un desarrollo más armónico y equitativo de los territorios que, aparecen en condiciones de aislamiento crítico, lo que se está ratificando en el caso de Alto Bío-Bío”.

Navarro dijo que “Alto Bío-Bío ocupa gran parte del territorio comunal, y concentra la mayor parte de la población rural, donde existe una importante concentración de población mapuche pehuenche, quienes se dedican mayoritariamente a la agricultura y la ganadería y, a pesar del desarrollo de los proyectos hidroeléctricos Pangue -ya en funcionamiento- y Ralco -en construcción- conservan y cultivan su cultura y sus tradiciones”.

Finalmente, el parlamentario indicó que “Alto Bío-Bío aparece claramente diferenciado del sector urbano de la actual comuna, en su dinámica económica, medio ambiental y cultural, lo que ha tendido a potenciarse con la designación de esa zona como área de desarrollo indígena. Pese al incremento de inversión, que entre 1990 y 1999 significó un incremento de 20 mil millones a 140 mil millones de pesos, no ha sido lo suficiente para proyectar las potencialidades naturales, ecológicas y turísticas de la zona, ni tampoco ha permitido el adecuado desarrollo económico, ni la necesaria capacitación de los recursos humanos”.

Prensa Oficina Parlamentaria

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *