“Camilo Escalona no aprendió de sus derrotas en Puerto Montt y Concepción”

  • Navarro lo acusa de “querer volver a la fracasada política de los acuerdos”

Navarro dijo que ahora la derecha económica del país trata al ex senador PS como ‘mesías’ cuando ayer lo tachaban de ‘demonio’. “La Nueva Mayoría triunfó con amplio apoyo por el compromiso de hacer cambios profundos en Chile, impulsados hoy por nuestra Presidenta, Michelle Bachelet”, expresó.

Considerando “legitima la opinión de Camilo Escalona, sin embargo esta coincide con el interés de quienes quieren volver a la política de los acuerdos, de quienes intentan poner freno al proceso de cambios profundos impulsado por la Presidenta Bachelet”, el senador y presidente del MAS, Alejandro Navarro -que en las pasadas elecciones derrotó al ex senador PS- fue enfático en señalar que “no hay excusa posible para renunciar al programa comprometido. La Nueva Mayoría traicionaría su esencia si ello ocurriera”.

El legislador, dijo que “los ciudadanos, los trabajadores y trabajadoras no quieren más de lo mismo o mucho peor, menos de lo mismo. Hay que considerar que la Concertación fue derrotada la vez pasada por el abuso de la política de los acuerdos y por el incumplimiento de cambios reales prometidos; a lo que se sumó un discurso agresivo de cambio en la campaña presidencial de Sebastián Piñera. Y si la Nueva Mayoría triunfó con amplio apoyo, fue precisamente, por el compromiso de hacer cambios profundos en Chile, impulsados hoy por nuestra presidenta, Michelle Bachelet”

Navarro expresó que “Escalona se equivoca nuevamente, pues al intentar conducir al conglomerado oficialista a retomar la política de los acuerdos, pues eso es no leer adecuadamente el mensaje que la ciudadanía entregó en diciembre de 2013. Allí hubo una directa, clara y concreta manifestación y un mandato ciudadano por grandes cambios, ante la desigualdad y el abuso de unos pocos en contra de los muchos en Chile”.

El legislador agregó que “intentar poner freno a ese proceso es una insensatez política y una miopía histórica. En resumen, Escalona no aprendió de sus derrotas en Puerto Montt y Concepción”, añadiendo que “mantener el prisma de los 90 y del 2000, es sentirse cómodo con el pasado. Es la amenaza del caos y de la crisis política antes los cambios profundos la que mantuvo el duopolio de la Concertación y la derecha. La que mantuvo el viejo eje DC-PS como los salvadores de la institucionalidad y a vida republicana. Allí está el hábitat de la política de la vieja Concertación y de la vieja derecha que queremos superar con la Nueva Mayoría”.

Navarro expresó que “el llamado de la derecha y de algunos integrantes de la Nueva Mayoría no encaja con nuestro compromiso hacia los ciudadanos. Les dijimos dennos poder, dennos mayoría en el Parlamento, solo así haremos los cambios que aun no hemos podido hacer. Y los ciudadanos nos dieron mayoría en el Parlamento, tanto en la Cámara de Diputados, como en el Senado”.

El parlamentario dijo no comprender a Escalona “hoy exaltado a nivel de ‘mesías’ cuando ayer era el ‘demonio’ para la derecha económica y política del país”, agregando que “tampoco he podido aún explicarme qué llevo a Escalona a la región del Biobío a competir. Era claro que con él perderíamos el doblaje. Creo que se equivocó. Como se equivoca nuevamente hoy. Espero que la Nueva Mayoría sea conducida por sus actuales timoneles y la opinión de Escalona, sea eso sólo: una legítima pero políticamente errada opinión”.

El senador manifestó que “la derecha económica ante la inminencia del cambio tributario se repliega hacia la política de los acuerdos. Mal que mal con ella mantuvo a raya una reforma como esta durante 24 años. Nada mejor que hacerlo no por su mano sino tomar la de su propio adversario. La derecha demuestra una habilidad en esta materia a la que hay que poner atención. Y cuando la Reforma Tributaria, piedra angular del programa de Bachelet, propone que el 1% más rico aporte 7 mil millones de dólares, está claro que se resistirá”.

Historia agotada de la política de los acuerdos

El presidente del MAS, recordó que “la política de los acuerdos tuvo su tiempo y circunstancia, con los ministros Boeninger y Correa a la cabeza. Había senadores designados y la derecha presidía el Senado a medias con la DC. Los quórum eran inalcanzables y no había doblajes en el binominal. No teníamos los votos. No éramos mayoría. Hoy tenemos los votos y somos mayoría. No hay excusa posible”.

Navarro además recordó que ya en elección entre Lagos y Lavín la diferencia fue de 30 mil votos habiendo en Chile 33 mil mesas. Y fue de 486 mil entre Bachelet y Piñera. Había una advertencia. La Concertación estaba agotada irreversiblemente. En 16 años se habían hecho ya todos los acuerdos que eran posibles; claro, los que la derecha permitió o toleró”, como ‘no a la educación gratuita, sí a la selección’, ‘No cambios AFP’, ‘No cambios Laborales’, por nombrar algunos. Y así, perdimos el Gobierno”

Es necesario advertir humildemente todo lo anterior: la gente no votó Concertación votó Nueva Mayoría, no votó por volver a la política de los acuerdos, votó por cambios reales profundos y concretos. Rendirse tan tempranamente sin haber librado ni una sola batalla es una voltereta política. La derecha va a insistir ahora que es minoría en la política de los acuerdos, la misma que impuso cuando fue mayoría en el Congreso. Si la Nueva Mayoría cede a esta presión se convertirá en la Concertación”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

0 shares
  1. Rolando González
    Mayo 6, 2014

    Compañero Alejandro Navarro.
    Creo que estoy de acuerdo contigo en muchas cosas. Tienes la entereza (iba a decir “valentía” pero no me parece el adjetivo adecuado por razones históricas) Tienes la entereza, repito, de enfrentarte a todos aquellos recovecos que ofrece la lucha política chilena, denunciar a quien debes denunciar y ponerlo en el lugar justo y preciso que debe tener en estos momentos de chilenidad. Así has calmado las ínfulas dictatoriales de varios políticos y políticas derechistas cuando se les va la pata p’al lao, nos has mostrado la manera como estos derechistas conjugan sus actividades pseudo democráticas y las mezclan con sus pillerías, como el caso Concepción, que estos neoliberales suelen cometer para engrosar su cartera, de por sí suficientemente llena. Está bien eso, amigo Alejandro. Está bien. Requetebien. Me agradó sobremanera que decidieras abandonar la nave del divertido Capitán “MEO” Garfio y sus célebres luchas contra “los niños perdidos” de la “Concertación” para lanzarte de lleno a la contienda política chilena codo a codo con los y las Bachelistas. Tú entendiste que no había de otra. Así era la cosa y así había que actuar. El MEO se quedó en su pantomima para divertir a su público garfiano en su distrófico barco piratón. En otras palabras, el MEO se quedó en la caricatura y tú te lanzaste a la palestra y, como era de esperar, ganaste. Pero creo que los dardos que has lanzado en contra de Camilo Escalona no son justos. El amigo Escalona no es un “aparecido”, al igual que Michelle, tiene una trayectoria política histórica que le precede. El amigo Camilo si se “mojó el potito para aprender a nadar” en las aguas políticas y creo que merece tal reconocimiento. Tu apreciación sobre él me parece que está un poco pasado de tueste y creo que sería conveniente lo discutas con él y se pongan de acuerdo. No se vale tampoco que quieras presumir tu victoria y la derrota de él. No Alejandro ( y te digo así, en tuteo, porque los chilenos así somos, si tú quieres, “igualados”) Cálmala por favor Alejandro. Camilo no merece el trato que le estás dando. Hasta siempre y espero que me leas, aunque, insisto, pareciera que tú sólo lees lo que tú escribes. Hasta siempre Alejandro, de todas maneras te hago llegar mi reconocimiento por el gran papel que estás jugando en nuestro país en estos momentos.
    Te saluda, tu amigo, si así lo quieres y si no… pos…
    Rolando González Altamirano

  2. Ana María Calisto
    Mayo 6, 2014

    Para la Mano Camilo!! Aquí ya no te queríamos por tus malas prácticas, te fuiste a la Octava Región a tratar ser nuevamente Senador, te derrotó democraticamente Senador Alejandro Navarro.

    Camilo!! un consejo, porque no te vas a tu casa y deja avanzar???, anda descansar hombre, ya para de seguir poniendo la mano en todo.

  3. claudio
    Mayo 31, 2014

    Navarro me carga , es una persona tan pobre de mente e ideas que es una falta de respeto que haya sido elegido nuevamente, como puede haber gente tan poco inteligente y elegir a personas como Navarro que nada hacen por este pais que se la pasa metido en baños turcos al igual que el ex alcalde de hualpen el sr. Rivera. Que verguenza. Son unos inutiles y mas encima les pagan. Gente como Navarro hacen que este pais no crezca, es un pobre resentido social

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.