Cáncer prostático debe enfrentarse antes que sea problema de salud pública

Senador Navarro pedirá al Minsal y a Fonasa focalizar política sanitaria:

cancer de prostata

Su preocupación por “las alarmantes cifras de crecimiento que ha tenido en los últimos años el cáncer a la próstata en el país” manifestó el senador Alejandro Navarro quien dijo que “a la resistencia cultural que genera el examen preventivo entre los varones, se suma la desinformación y la falta de una adecuada promoción, para evitar que esta grave dolencia siga siendo la tercera causa de muerte por cáncer entre los hombres”.

El legislador socialista dijo que “como contraparte los chilenos tenemos plena certeza de la eficacia que ha tenido el esfuerzo desplegado, desde hace años, por el Ministerio de Salud y sus profesionales para enfrentar el delicado tema de las muertes por el cáncer cérvico uterino en las mujeres. Desde 1997, este mal fue definido como una prioridad programática país y su tratamiento quirúrgico fue incorporado al Programa de Oportunidad de Atención de Fonasa, en tanto que el acceso a radioterapia obtuvo cobertura financiera para las mujeres beneficiarias del sistema público”.

“Por ello -añadió- la cobertura del Papanicolau vigente en mujeres entre 25 y 64 años, en el sistema público, ha aumentado de 26% a 68% entre 1990 y 2004. Ello se ha traducido en que la mortalidad por este cáncer ha presentado un descenso sostenido entre 1990 y 2002, desde tasas de 22,7 a 14,1 enfermas por cada 100 mil mujeres mayores de 25 años. Ciertamente, el hecho de que existiera la adecuada promoción y se incluyera en los programas de la mujer y del adulto mayor, así como su organización como programa nacional, con responsables en cada uno de los servicios de salud, potenciaron la efectividad de sus resultados”.

Navarro señaló que “a su vez, el funcionamiento de un laboratorio de referencia nacional que se encargara de la acreditación de los 22 laboratorios del sistema público de salud, así como la incorporación del cáncer cérvico uterino en el Plan AUGE desde el 2003, ha permitido garantizar plazos máximos para el acceso a la confirmación diagnóstica y al tratamiento. El año 2002 fallecieron 632 mujeres por esta razón, ubicándose este mal en el quinto lugar entre las muertes por cáncer en la mujer, habiéndose reducido un 38% respecto de lo que ocurría a principios de los 90”.

“Lamentablemente -agregó el parlamentario- para el caso del cáncer a la próstata, ha ocurrido exactamente lo contrario. Pese a que el promedio nacional de casos de fallecimiento por este mal es de 18,7 por cada cien mil varones, existen zonas del país donde este promedio es superado largamente, tal como ocurre en el sector Viña del Mar-Quillota, con una prevalencia de 26,5 casos, la zona metropolitana oriente con 26,1 casos, la sexta región con 26,8 casos, la zona de Osorno con 29,8 casos. Sin embargo, de los 1.472 varones que fallecieron por esta causa en el 2003, 1361 corresponden a personas mayores de 65 años”.

El legislador indicó que “sin embargo, las cifras pueden resultar engañosas, toda vez que están consideradas por cada servicio de salud, lo que hace que en muchas regiones la cifra se diluya entre varias unidades de atención, tal como ocurre en la Región Metropolitana, donde la suma de todas las zonas llega a 531 casos, lo que equivale a un 36% de los casos nacionales; la V Región, donde la suma de servicios es de 191 casos, equivalentes a un 12% del total del país, y la VIII Región que suma un total de 165 casos fatales, que son el 11,2% nacional”.

Navarro enfatizó que “los números son claros: entre 1990 y el 2003 los casos de muerte por tumores malignos de próstata han aumentado más de un 100%, pasando de 700 defunciones en a principios de los 90, por los 1.472 casos del 2003. Pese a eso se ha calculado que el riesgo de tener este cáncer es de 1 cada 6 varones, en tanto que la probabilidad de morir por este mal es de 1 de cada 30. Lamentablemente, mientras no convirtamos este tema en un tema prioritario de salud pública, las cifras de muerte y de probabilidades seguirán aumentando”.

“Por todo esto -finalizó el senador de la VIII Región- es que hemos pedido al Fonasa y al sistema de salud en su conjunto dar prioridad de atención a este cáncer, posibilitando condiciones para una mayor y mejor atención en el diagnóstico y el tratamiento, pero sobre todo generando las condiciones profesionales y materiales que permitan efectuar campañas preventivas de educación para evitar que las estadísticas sigan incrementándose negativamente”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *