Carabinero que asesinó “por error” a joven de Chillán continúa en sus funciones

“Error en el procedimiento”. Esa fue la explicación del comandante de Carabineros de Chillán para explicar el asesinato de Nelsón Vildosola Diaz, joven de 19 años que fue abatido por un disparo de un subteniente en un incidente policial. En el que una patrulla de la Segunda Comisaría seguía una camioneta de delincuentes que habían intentado robar un cajero automático en la Ruta 5 Sur. En la vía interceptaron “por equivocación”, según cuentan, el automóvil conducido por el malogrado joven, a quien dispararon a quemarropa a las 2 de la madrugada.

Imagen: theclinic.cl

Navarro, quien se comprometió con la familia en apoyarlos en la búsqueda de justicia, comentó que “una vez detenido el auto, el autor del disparo, el Subteniente José Antonio Candia Salgado, más los dos carabineros que iban en la patrulla, procedieron a bajar a Nelson y a golpearlo, además de disparar más tiros, los que se desviaron, uno de ellos a una mediagua cercana impactando a un hombre que se encontraba en su interior. Mientras que al copiloto, lo detuvieron, le pegaron, apuntaron con las armas a la cabeza y lo llevaron a declarar”.

El legislador dijo que “el joven, que en marzo ingresaba a estudiar su primer año de ingeniería comercial de la Universidad de Concepción, sangraba en el suelo y seguía recibiendo golpes por parte de los carabineros, quienes señalaron a testigos que pasaron por el lugar-consta en declaración- que no le prestaban auxilio porque era “un delincuente más que muere”.

Y, lamentablemente, Nelson falleció horas después, luego de agonizar en la calle sin que Carabineros lo llevara a un centro asistencial, denegándole asistencia y auxilio.

Carabineros debe investigar y hacer justicia

El Vicepresidente del Senado, dijo que “Carabineros debe investigar y sancionar a los responsables, los que inexplicablemente continúan realizando sus funciones con normalidad en la comuna de Chillán, lo que es una burla hacia el dolor de la familia y amigos del joven fallecido”.

“Esto-continuó-claramente, es constitutivo de un cuasidelito de homicidio, que ha tenido una cadena de encubrimiento al interior de la Institución, una actitud de solidaridad corporativa, que termina dañando a la Institución completa”.

Respecto a lo anterior, el congresista comentó que “hay testimonios que buscan distorsionar los hechos, como decir que se disparó a quemarropa porque vieron que el copiloto hizo un gesto amenazante, lo que es desmentido por un cabo que iba en la patrulla policial que protagonizó el lamentable incidente”.

Navarro expresó que “Carabineros de Chile es garante de seguridad y protección de las personas. Sin embargo, aquí incumplió un mandato legal al denegar la ayuda correspondiente cuando se le solicitó auxilio al joven a quien habían disparado gravemente, argumentando a un testigo que si trataba de un delincuente más y que eso era beneficioso para la ciudadanía”.

Lo mismo sucedió en Cabrero con joven de 19 años. Padres aún claman justicia

Por otro lado, el senador de la región del Biobío comentó otro caso muy similar: el de Franco Coronado, “joven de 19 años que fue detenido por carabineros en la comuna de Cabrero, y golpeado brutalmente en la cabeza y en su cuerpo; luego, según consta en informes policiales científicos, lo llevaron arrastrando hasta el furgón policial, inconciente, con sus pupilas blancas, con su cabeza que se inclinaba a ambos lados”.

Agregó que “de a cuerdo a testigos, antes de subirlo al furgón policial los Carabineros tomaron a Franco fuertemente por los brazos y lo dieron vuelta para ponerlo boca abajo y, atendida la violencia utilizada, el joven golpeó su frente en el cemento de la calle, mientras el Funcionario Díaz Briones colocaba sobre la parte posterior del cuello del detenido su rodilla mientras lo esposaba. Quienes presenciaron el hecho, indican que antes de ser subido al calabozo del vehículo institucional fue golpeado en su nuca con algún tipo de bastón y luego lanzado al interior del móvil como un “saco”, golpeándose nuevamente”.

Por su parte, la Paramédico Susana Ortiz Soto, del el servicio de urgencia del Sapu, quien llegó hasta la Subcomisaría de Carabineros de Cabrero, a petición de los uniformados señaló en su declaración “me baje de la ambulancia y una vez en el lugar me percaté que en el patio trasero de esa unidad específicamente en un piso de ripio yacía una persona y con sólo ver a esta persona me di cuenta que estaba fallecida, por lo que procedí a constatar signos vitales los cuales se encontraban ausentes”. (Ver más antecedentes aquí)

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *