Cardenal Errázuriz se negó a Ley que obligaba a denunciar abusos

“La denuncia que pesa sobre Ezzati, de estar encubriendo a quienes han cometido abusos, me recuerda a lo que ocurrió con el Cardenal Errázuriz el año 2010, cuando presenté el Proyecto de Ley Boletín N° 6938-07 que busca obligar a quienes ejercen labores pastorales a denunciar delitos”, señaló el senador Alejandro Navarro, por la declaración ante Fiscalía del ex Arzobispo de Santiago.

El senador por la Región del Biobío recordó que: “fui a la residencia particular de Errázuriz a solicitar apoyo, de buena fe, creyendo que la Iglesia quería una sincera redención, pero su respuesta fue que ante estos juicios de pedofilia contra sacerdotes, el sumario y la investigación deben ser secretas”.

“Coincidente actitud, si se considera que denunciantes por abusos sexuales y medios de investigación periodística, han incluido su nombre entre quienes han ejercido sus influencias para encubrir casos de pederastia dentro de la Iglesia Católica”, afirmó.

Para Navarro, “lamentablemente, todo calza. Pues cuando hace 8 años le presenté mi proyecto de ley que busca obligar a quienes ejercen labores pastorales a denunciar los delitos de abusos sexuales contra menores en los Tribunales de Justicia, me dijo que él prefería los secretos de sumario”.

“Es decir, seguir perpetuando la impunidad, tratando que los delitos no salgan a la luz, ocultando a los culpables de abusos sexuales a menores, a los culpables de pedofilia. Y hoy, cuando se lo cita a declarar ante la justicia, finalmente entiendo porqué”. sentenció Alejandro Navarro.

Denuncia a Oficina Vaticana

Navarro también anunció que ingresará a la C. de Apelaciones de Santiago un recurso de protección “en contra de los integrantes del Consejo Nacional de Prevención de abusos y Acompañamiento de Víctimas de la Secretaría General de la Conferencia Episcopal de Chile y miembros del servicio escucha instaurado por el obispo de Malta, Charles Scicluna, la famosa oficina vaticana”.

“Pues Iglesia puso en funcionamiento una oficina receptora de denuncias por delitos cometidos por sacerdotes en contra de niñas, niños, adolescentes y adultos, atentando contra la igualdad debido a que ese tipo de víctimas tendrían un trato diferenciado en comparación con el resto de las víctimas por otro tipo de delitos, existiendo otro organismo que de facto asume dichas funciones, todo lo cual va contra la legislación chilena”, sentenció el senador Alejandro Navarro.

PRENSA SENADOR ALEJANDRO NAVARRO

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *