Carta al director: Crisis en salud II

imagen-post-carta-el-mercurio

Señor Director:

El presidente del Colegio Médico, Dr. Enrique Paris, se refirió en su entrevista dominical a la crisis de la salud pública; sin embargo, omite lo que sucede con el déficit de médicos especialistas y subespecialistas.

Si bien compartimos que Chile exhorta un gran pacto por la salud pública, es imprescindible antes realizar un profundo sinceramiento, pues pareciera ser que este fenómeno tiene rasgos extremadamente complejos e injustos.

Es necesario que el Dr. Paris sincere algunas interrogantes: ¿Cuánto ganan los médicos que más facturan en Chile? ¿Cómo es posible que existan médicos que siendo funcionarios de hospitales públicos, luego vendan sus servicios privados a los mismos hospitales, facturando, por medio de boletas de honorarios, decenas de millones?

¿Acaso Paris no conoce el “síndrome de pabellones vacíos”? ¿No sabe de los médicos que por las mañanas captan clientes como médicos del sistema público y por la tarde realizan atenciones e intervenciones de forma particular en los mismos pabellones o clínicas privadas, todo con recursos públicos?

¿Será esta la razón fundamental por la cual se oponen férreamente a que exista en nuestro país una política distinta del Eunacom, que permita que los médicos cubanos o cualquier médico extranjero puedan ejercer en el sistema público?

¿Es posible que tengamos listas de espera que alcanzan los dos millones y no haya una respuesta adecuada en la formación de especialistas? ¿Cuál es el rol que ha jugado el Colegio Médicos en el lobby que busca mantener el statu quo de este sistema de privatización encubierta de la salud? ¿Acaso las asociaciones médicas no son las que regulan el mercado de formación de especialistas y subespecialistas?

Del mismo modo es necesario que nos pueda responder, ¿es posible un pacto cuando el acceso a los medicamentos que se recetan se encuentra en un mercado salvaje y coludido? ¿Cuáles son las implicancias entre laboratorios farmacéuticos, empresas de venta de servicios de salud y los propios médicos? ¿Pueden los médicos recibir pasajes a congresos en el exterior por ser vendedores de sus productos?

Estas preguntas de lógica dan cuenta de que en Chile existe un cartel que busca mantenerse aferrado a privilegios económicos y acuerdos de autoprotección. Si esta dirigencia del Colegio Médico no logra comprender la evolución del proceso de descontento social, resistiéndose tercamente a los cambios necesarios, será inevitable que la sociedad chilena se movilice. Esto es yesca seca y la pradera puede incendiarse sin aviso.

Alejandro Navarro Brain
Senador MAS

recorte-carta-medicos-el-mercuruo

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *