“Chile debe dar primer paso en materia de energías renovables”

Diputado Navarro y senador Horvath desde Cumbre de Johannesburgo:

energias_renovables

Su satisfacción “por el alto nivel y la visión de futuro con que se han expuesto y asumido temas de la mayor importancia para la humanidad”, señaló el diputado Alejandro Navarro, presidente de la Comisión de Medio Ambiente, quien junto a su homólogo de la Cámara Alta, el senador Antonio Horvath, se encuentran participando en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sustentable, en Johannesburgo, Sudáfrica.

En relación a estos temas, Navarro dijo que “uno de los principales temas abordados en esta Cumbre es el de la inversión en energías renovables, cuyo mayor y mejor ejemplo es Alemania, país que ha comprometido cooperación internacional en esta materia por mil millones de euros: 500 millones de aquí al año 2005 y otros 500 millones al año 2010. Lamentablemente -añadió- Chile no tiene una política de usos de este tipo de energías, pese a contar con óptimas condiciones climáticas para su desarrollo y utilización”.

El parlamentario del PS señaló que “hemos sido testigos de intervenciones brillantes de varias figuras de talla mundial, que han trazado líneas sobre el porvenir de la Tierra. Así por ejemplo, hemos escuchado lo señalado por el presidente francés Jacques Chirac, quien planteó la necesidad de crear una organización mundial del medio ambiente y establecer un impuesto internacional para aquellos países que producen contaminación debido a sus formas de producción cuyo objetivo central es obtener grandes utilidades”.

“Asimismo -prosiguió- nos pareció interesante el concepto de bienes públicos mundiales acuñado por Chirac, en el sentido de que es responsabilidad de todas las naciones cuidarlos y no sólo de algunos países. También causó una gran impresión su intervención reconociendo los orígenes de la civilización en Africa y su compromiso público de que Francia se someterá voluntariamente a una evaluación sobre el cumplimiento de los compromisos alcanzados en esta Cumbre, para que no quede la sensación de que los países se comprometen pero luego no cumplen”.

Navarro indicó que “otro de las intervenciones interesantes fue de la del Primer Ministro británico, Tony Blair, quien partió reconociendo que muchos de los compromisos de la Cumbre de Río no se han logrado. Asimismo fue verdaderamente emocionante cuando dijo que Africa es una herida abierta en la conciencia del mundo, postura de amplio consenso, especialmente en uno de los temas fuertes de este evento: el Sida, ya que es Africa el continente más afectado y el con menos recursos para enfrentarlo. Hoy las cifras de Sida en Africa alcanzan al 30 por ciento de la población, con 700 nuevos casos cada día”.

El legislador socialista también valoró “la participación del presidente venezolano Hugo Chávez y el gesto del gobierno de la República Popular China, quien públicamente se ha comprometido a suscribir el Tratado de Kioto sobre Calentamiento Global y Cambio Climático, lo que ha concitado el respaldo y el reconocimiento de la mayoría de los países, pese a la negativa del gobierno de Bush a firmar este acuerdo siendo una de las naciones que mayor cantidad de emisiones emite a la atmósfera”.

“También es destacable -agregó- la postura del gobierno de Canadá, quien propuso el uso del Hidrógeno como combustible para ser usado en los medios masivos de transporte, tal como ya ocurre en ese país y ha sido el único país en abordar el tema de la presencia de los pueblos originarios en relación al medio ambiente bajo la idea de que ‘hay que aprovechar su conocimiento sobre la Tierra’ para adoptar políticas más sustentables”.

Sobre el compromiso final sobre energías renovables, Navarro dijo que “los representantes ministeriales tratan de alcanzarlo, pero las negociaciones informales no pudieron ni precisar una definición de ese tipo de energía ni establecer aún objetivos cuantificables para el empleo de esas fuentes. Las energías renovables son vistas como una forma de frenar la contaminación y el abuso de los recursos tradicionales”.

“Estas energías ‘verdes’ -prosiguió Navarro- se contemplan como la solución para los 2.500 millones de personas que no tienen acceso a la electricidad en todo el planeta, que equivalen a un tercio de la población del mundo. El objetivo es que para 2010 el 15 por ciento de la producción energética del planeta sea de energía renovable, algo a lo que se opone Estados Unidos y algunos países productores de petróleo. Asimismo, algunos temen que la indefinición del concepto “renovable” conlleve la multiplicación de las centrales hidroeléctricas, consideradas como lesivas para el medio ambiente”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.