CHILE DEBE DISCULPARSE CON GOBIERNO Y PUEBLO VENEZOLANO

Diputados Navarro, Paredes, Rossi, y Espinoza cuestionan desempeño de Cancillería

venezuela

Su convicción de que “el gobierno chileno debe entregar a lo menos disculpas formales al gobierno y al pueblo venezolano, por el error cometido al apoyar apresuradamente el gobierno de facto surgido después del intento de golpe de Estado en ese país, manifestaron los diputados Alejandro Navarro, Iván Paredes, Fulvio Rossi y Fidel Espinoza, quienes además dijeron que “luego de haber hecho un mal diagnóstico de la situación y haber sugerido que no se brindara asilo político a nadie, el embajador Marcos Alvarez García, no debiera permanecer un minuto más en ese cargo”.

Los parlamentarios del PS enfatizaron lo que a su juicio ha sido “una errática política en el manejo de las relaciones exteriores de nuestro país. Frente a este incomprensible apoyo que se brindó al gobierno de facto surgido del intento de quiebre institucional la ministra de Relaciones Exteriores, Soledad Alvear, le debe una explicación al país, en general, y a los demócratas en particular, ya que no es justificable bajo ningún argumento que nuestro país respalde un golpe de Estado en lugar de criticarlo, no son suficientes las explicaciones dadas, no se condicen con lo sucedido y no son creíbles”.

Sobre lo mismo, Navarro dijo que “en materia de Derechos Humanos la Cancillería no puede ni debe equivocarse ni una milésima de vez. Quienes siempre hemos entendido que la defensa y promoción de estos derechos es una de las vigas maestras de la política del Ministerio de Relaciones Exteriores, al parecer estábamos confundidos porque, finalmente, parece ser que la carta de navegación de nuestra política exterior está basada fundamentalmente en las estrategias comerciales, sobre los principios. No quisiera pensar que en definitiva, la política internacional de Chile requiere recibir el visto bueno de Hacienda o Economía antes de ejercerse y sólo buscan la aceptación de parte de EE.UU. a cualquier precio”.

“La política exterior de Chile -señaló Paredes- está marcada por el sello comercial, que es una aspecto sin duda importante, pero que no puede ser el único. Si es efectivo que Chile está preocupado de los Derechos Humanos ¿cuántos asilos políticos ha concedido Chile a los refugiados y perseguidos en el mundo?. No existe Departamento en la Cancillería a cargo de este tema, lo que es una vergüenza pero así es, pese a que casi todo el gobierno actual sufrió en carne propia el exilio y tuvo la condición de asilado o de refugiado”

En relación al apoyo inicial dado por Chile al gobierno golpista encabezado por Carmona, Rossi señaló que “parece lamentable que se haya seguido tan fácilmente los pasos que dio Washington para intentar justificar el derrocamiento de un gobierno que no es de su agrado, diciendo que Chávez había generado las condiciones para el golpe de Estado. Quiero pensar que el Presidente estuvo mal asesorado y no que la declaración de apoyo al golpe se firmó sobre el borrador del Tratado de Libre Comercio”.

Respecto de determinar responsabilidades en este tema, Espinoza dijo que “el embajador Alvarez debe asumir la responsabilidad política de haber hecho un diagnóstico errado y, lo más grave, que haya sugerido -vía email- que se cerraran las puertas de la embajada a la posibilidad de brindar asilo político a los seguidores de Chávez que eventualmente quisieran hacer uso de ese derecho. No es posible que el embajador siga ejerciendo esa función en el contexto de una realidad política que lo ha superado y que, potencialmente, arriesga su propia integridad”.

“Chávez -añadió Navarro- fue elegido con el 60 por ciento de los votos ciudadanos y con amplio apoyo del pueblo venezolano y muchos de los que participamos de la reopción que le brindó el Presidente Lagos en La Moneda nos negamos a aceptar que las palabras señaladas en ese encuentro hayan sido olvidadas tan rápidamente. Afirmar que ‘el gobierno de chile lamenta que la conducción del gobierno venezolano haya llevado a la alteración de la institucionalidad democrática’ es justificar un golpe de Estado, aquí y en cualquier lugar del mundo. El Presidente Bush dijo que se lo merecía. La declaración chilena parece ser el complemento a esa afirmación. ¿Quién redactó esa declaración y porque fue entregada 25 minutos antes de la declaración del Grupo de Río?¿A qué se debió ese apresuramiento?, sería bueno tener algunas respuestas a estas interrogantes”.

En materia de relaciones internacionales -indicó Paredes- decir la verdad se ha convertido en un delito. El embajador de Chile en Cuba, Germán Guerrero, manifestó que las relaciones entre ambos países pasaban por un mal momento y eran neuróticas y fue por ello severamente reprendido, cuando Chile y la comunidad internacional saben que es eso exactamente lo que sucedía. Esta situación se reafirma con el apoyo que se le ha dado al texto del documento uruguayo que, según la Canciller condena ‘con la misma fuerza el bloqueo a Cuba que no hace sino acrecentar la situación difícil que se vive en la isla y que apunta en el sentido contrario a la protección de los derechos humanos”.

Respecto del caso cubano, Espinoza señaló que “la Cancillería ha utilizado el eufemismo de ‘entorno social adverso’ sobre la condena al bloqueo que además es una falacia porque en realidad no condena nada, menos aún esta larga e internacionalmente rechazada medida injerencista unilateral que Estados Unidos mantiene contra las resoluciones de la ONU y la comunidad internacional hace más de 40 años. Sólo se está cumpliendo con el viejo ritual, en una versión modernizada, de solicitar algo que ya ha sido rechazado por el gobierno cubano y que no tendrá ningún resultado efectivo y que, curiosamente vuelve a ser coincidir con la postura del gobierno de Bush”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *