“Chile debe retirar a su embajador en Israel ante la masacre en curso”

Navarro e Ismail Haniyeh primer ministro franja de Gaza 2

Considerando que lo que está ocurriendo ahora en Palestina “es algo que no puede tolerarse sin hacer ni decir nada”, el senador Alejandro Navarro hizo un llamado al gobierno para “que llame al país inmediatamente al embajador chileno en Israel, Jorge Montero Figueroa, ya no solo para que informe a la Cancillería respecto de las atrocidades que se están cometiendo, sino para dar una señal política clara y concreta respecto a que para nuestro país no es aceptable el sometimiento bélico que la campaña militar desplegada por el gobierno israelí quiere lograr”.

gaza

Navarro, integrante del grupo interparlamentario chileno-palestino del Senado, dijo que “esperamos que el canciller Heraldo Muñoz, con la gran experiencia que tiene en materia de política internacional, adopte prontamente estas medidas, no solo porque en Chile vive la mayor colonia de palestinos en el exterior, sino porque nuestro compromiso con la defensa de los derechos humanos, en particular con evitar los mal llamados “daños colaterales”, especialmente cuando se trata de niños indefensos”.

palestina“Chile -agregó- durante mucho tiempo, incluso durante el pasado gobierno del Presidente Piñera, ha manifestado su compromiso con la paz en Palestina, con el término de la ocupación, de los asentamientos ilegales. Es hora de seguirlo demostrando con actos y medidas concretas. Chile, además de retirar a su embajador, cosa que seguramente otros países de la región también harán, debe impulsar y apoyar todas aquellas medidas que en el seno de la ONU busquen terminar con esta carnicería que Israel quiere convertir en política de Estado, una política que por cierto no aceptamos”.

El parlamentario del MAS enfatizó que “ojalá mañana no salga la comunidad judía de Chile, también numerosa, a descalificarnos y tratarnos de antisemitas, porque no lo somos. Pero nos parece que por más que pudieran existir episodios de violencia compartidos, que se arrastran por décadas, no existe ninguna posibilidad de que Palestina, sin ejército, ni armada ni aviación pueda siquiera enfrentar en igualdad de condiciones el despliegue militar israelí. Este no es un conflicto entre partes iguales, sino simplemente el intento de someter, por muerte, por hambre y enfermedad a un pueblo digno que, pese a todo, con la solidaridad mundial, seguirá resistiendo”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.