“Chile no puede ignorar el golpe blando que le han dado a Dilma en Brasil”

dilma-la-moneda
Palacio de La Moneda – Chile
  • El parlamentario enfatizó que “este es un juicio político fraudulento, ya que tomaron por la fuerza lo que no pudieron hacer en las urnas”.

  • Es lamentable que los senadores hayan sacado a una mujer presidenta y hayan puesto en su lugar a un interino quien asumió con un gabinete solo de hombres”, agregó.

Un llamado a respaldar la democracia y estabilidad de Brasil, y con ello a la presidenta Dilma Rousseff, hizo el senador Alejandro Navarro, señalando que la mandataria “es víctima de una persecución política por parte de sectores opositores, que buscan sacarla del poder a través de un golpe blando”.

Rousseff, quien fue suspendida de su cargo por 180 días, será sometida a un juicio político, el que según Navarro “fue fraudulento, puesto políticos brasileños que están efectivamente investigados por corrupción, iniciaron un proceso que les permitiera tomar por la fuerza lo que no pudieron tomar por las urnas”.

“Y tal como dijo Dilma, esto es un golpe de estado, ya que ella no ha cometido ningún crimen, ningún delito; ha sido una falta jurídica para utilizar los recursos disponibles de forma inteligente y por la que ha sido juzgada injustamente”, manifestó el senador por la Región del Biobío.

Navarro expresó que, “lo que está pasando en Brasil forma parte de un plan estratégico maquiavélico que también tiene como objetivo “derribar” la imagen política del sucesor natural de Dilma, Luiz Inácio Lula da Silva, a quien se le investiga por una supuesta responsabilidad en los desvíos en la petrolera Petrobras, pero para ello los acusadores no han presentar prueba alguna, solo lo han hecho en base a opiniones y suposiciones”.

El parlamentario del MAS explicó que “ahora tras aceptarse el impeachment, Dilma tendrá que dejar por 180 días el cargo, en el que quedó interinamente el vicepresidente Michel Temer, quien tiene 1% de aprobación, rompió relaciones con el oficialista Partido de los Trabajadores (PT) y traicionó al gobierno para quedarse como se ha visto ahora, por secretaría, como presidente de Brasil”.

“Y este presidente interino, quien gracias a un fraudulento proceso ha logrado sacar del cargo a una presidenta mujer, acaba de asumir solo con hombres. Es decir, aquí ha perdido también el género femenino”, indicó.

A juicio de Navarro “aquí hay un complot de la oposición. Están coludidos para sacar a la presidenta del cargo, ya que nunca han podido derrotarla en las elecciones populares. ¿Dónde hay una instancia objetiva para que Dilma pueda defenderse? la Cámara de Diputados, en donde primeramente ingresó la petición de juicio político y en donde no se presentaron pruebas del supuesto “delito de responsabilidad”, del cual se le acusa, es en su mayoría es opositora. En tanto, en el Senado, que aprobó la suspensión, también la oposición tiene más legisladores que el bloque de gobierno”.

Del mismo modo, agregó que “la presidencia de la Comisión del Senado que analizó el impeachment es liderada por Raimundo Lira, quien es del partido del Movimiento Democrático Brasileño, encabezado por Temer, quien presentó su plan de gobierno hace días, a pesar de que el juicio político en contra de la Presidenta no había terminado y por lo tanto, no se había definido su suspensión”.

El senador del MAS mencionó que “cabe destacar que Dilma llegó al poder con 53 millones de votos, por eso es que la oposición le teme en las elecciones. Y como no pudieron ganarle en las urnas a Lula ni tampoco a Rousseff, buscan sacarlos a través de un golpe de estado, pasando a llevar la voluntad ciudadana en el proceso”.

Añadió que “esto es un nuevo atentado por parte de la derecha, manipulada por Estados Unidos y que busca un golpe imperialista con el fin de acceder a nuevos espacios de poder en América Latina. Con Brasil se está haciendo lo mismo que se hizo en Paraguay con Lugo y en Honduras con Zelaya, en donde sacaron a los presidentes, por la vía legislativa, a través de un golpe blando. Por eso es necesario que la Unasur y la Celac, reaccionen y detengan esa escalada de agresiones a la democracia latinoamericana”.

El parlamentario dijo que “aquí lo que está en juego no solamente es el futuro político de Dilma, sino que el destino de un país que ha votado en reelegir a gobiernos de izquierda, progresistas, porque estos le han asegurado derechos laborales y sociales a toda la población. Eso lo sabe muy bien la élite, que no perdona tampoco la cuna de ambos presidentes que vienen del pueblo y que por esa misma razón, han gozado también de un contundente apoyo y aprobación ciudadana”.

El congresista manifestó que “al aprobarse el juicio político, se ha marcado un pésimo precedente, porque se instala que hay un poder, el legislativo, que se pone sobre la decisión soberana de la ciudadanía de escoger a sus gobernantes de manera libre y soberana”.

“Brasil es un país estratégico para el mundo por ello, lo que está aquí amenazada no es solo la democracia de ese país, sino que también la integración latinoamericana. Por esa razón también, Chile no puede ignorar el golpe blando que le están dando a Dilma”, finalizó el senador del MAS.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *