Cierre de calles y pasajes por motivos de seguridad ciudadana. Informe de comisión mixta

El señor NAVARRO.- Señor Presidente, este proyecto de ley, sin duda, viene a sellar, bajo el alero de la legalidad, un sentimiento ciudadano que estaba legitimado básicamente por una necesidad y por una realidad concreta.

Esta exigencia está a lo largo de todo Chile. Hay un amplio consenso siempre en los ciudadanos respecto a las medidas de seguridad en torno a pasajes, para su calle.

Por tanto, lo que venimos a reforzar una decisión ciudadana. Entregamos poder a los ciudadanos. Ellos podrán decidir respecto de la administración de este bien nacional de uso público, que es la calle o el pasaje, para regular su administración. Y, por tanto, para responsabilizarse de la misma.

Imagen: www.chw.net

Lo que hace esta ley es dotar al Concejo Municipal de la facultad de establecer una ordenanza para poder acoger dicha solicitud. Noventa por ciento para aprobar; 50 por ciento para revocar. Me parece extraordinario y positivo.

Yo quiero señalar que vamos a tener que hacer un esfuerzo con los municipios, porque en los más de 360 municipios del país, podemos llegar a tener 360 ordenanzas diferentes. Vamos a tener que hacer un esfuerzo para regular de grueso modo, respetando las individualidades rurales, urbanas o de las diversas comunas, cómo el municipio va a regular la instalación de estos controles o cierres.

En algunos casos, el municipio podrá financiar el cierre. ¿Por qué no? Ayudar a los vecinos, a través de proyectos del Fondo Común Municipal, de los FONDEVE o de cualquier otro tipo de proyecto ciudadano. Y eso va a apostar a que la ciudad va a cambiar de aspecto.

Yo siento que esta es una facultad que tiene que utilizarse con responsabilidad, con diseño arquitectónico. O sea, con tino. Toda vez que va a cambiar el paisaje, va a cambiar en definitiva la vida.

Creo que la responsabilidad nos obliga a decir que el acceso a los vehículos de emergencia, a la tuición de las llaves, a los mecanismos de control va a exigir mucha organización de los vecinos.

Y, tal como el Senador Tuma lo señalaba, está presentado el proyecto de ley. Y aprovecho, señor Presidente, de solicitar se oficie al Ejecutivo. Lo conversé con el Ministro Larroulet. Existen 99 mil guardias privadas o vigilantes privados en Chile. El doble de carabineros. Están muchos en una situación irregular. Tenemos que legislar mucho más para apretar la constitución de empresas que muchas veces cambian guardias como se cambian de camisa. Y, a veces, hay más riesgo en los guardias que en los propios delincuentes, porque no hay una regulación. Carabineros tiene que regular más aquello. Nosotros tenemos que regular más aquello. Poder contratar guardias por parte de las Juntas de Vecinos, vigilantes. Y eso tiene que estar regulado estrictamente. De tal manera que cuando este cierre de acceso a pasajes conlleve algún tipo de riesgo -y digo riesgo respecto de la prontitud de apertura o la limitación, por cierto, del derecho de libre tránsito- este sea saldado de la mejor manera.

Veo que el concepto de propietarios, cuando dice que será el 90 por ciento de los propietarios o de sus representantes, puede abrir un cierto debate. Porque en algunas comunidades van a haber muchos arrendatarios, no propietarios.

Yo entiendo que cuando se dice “representantes”, esta facultad respecto del uso del bien -en este caso, del inmueble- se delega en el representante, que es el titular del arrendamiento.

Esto para aclarar muchas dudas, porque va a haber un gran debate. Si va a ser la Junta de Vecinos o va a haber una nómina especial para poder obtener el quórum de 90 por ciento.

Yo apelo a que las ordenanzas sean lo más prácticas, lo más livianas, lo más ejecutivas para que esto se posibilite y no nos entrampemos en un debate eterno sobre cómo aplicar una medida de esta naturaleza.

Con todo, esto no va a resolver el problema de la delincuencia. Con todo, lo que va a hacer es aminorar sus efectos y el combate a la misma sigue vigente.

Yo siento y creo que este es un paso que va a ser positivo si sabemos usarlo, si la ciudadanía saber usarlo. Cada vez que uno delega poder, en este caso, entrega una facultad, conlleva la toma de responsabilidad.

Siento que en eso la Ley de Condominios, por ejemplo, que va a ser permanentemente citada, nos va a obligar a que eduquemos. Es decir, que en muchos lugares donde, sin saberlo, viven en condominios, o sea, hay espacios públicos de administración comunitaria, pero que nunca se ha regulado, los va a obligar a poder tener que capacitarse. Y yo espero que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo pueda entonces generar una campaña necesaria. Se lo plantearemos a la Ministra, al calor del debate del Presupuesto, cuando hay una medida de intenso y largo alcance como esta, se va a requerir mucha capacitación ciudadana respecto de cómo ordenar esta facultad que hoy día delegamos en el Concejo Municipal, pero particularmente en los ciudadanos.

Asimismo, señor Presidente, quiero señalar que la adecuación planteada de un año esta ordenanza debe respetar lo que ya se ha hecho, porque va a surgir el momento de que en algunos casos, en pasillos de departamentos, o en pasajes sin salida, con una sola vía de acceso y salida, se les puede volver a adecuar las construcciones y la inversión ya realizada.

Yo espero que exista mucho, mucho criterio por parte de los municipios al realizar la ordenanza y también mucho criterio de parte de los vecinos para aplicar esta facultad.

Con todo, apelo al Ejecutivo para poder delegar en la célula madre de toda la participación ciudadana, que es la Junta de Vecinos, como decía la Senadora Ximena Rincón, del año 67, que se ha estructurado como un elemento esencial, ineludible de todo el quehacer ciudadano, pueda tener cada día mayores facultades para un uso responsable de aquello.

Y el proyecto de ley que permite la contratación, por parte de las Juntas de Vecinos, de vigilantes, en los casos que sean pudientes, que puedan financiarlos, se apruebe. Yo espero que el Ejecutivo así lo haga.

Voy a volver a apelar, señor Presidente, a la facultad del Ejecutivo de las urgencias. Siempre ha sido un tema difícil con los Gobiernos lograr que a uno le pongan los proyectos de uno con urgencia o sin urgencia.

Yo espero que en este Gobierno sí lo podamos lograr y avanzar, que haya una mayor consideración hacia los Parlamentarios. Aunque, como algunos decían, cuando están en el Parlamento, señor Presidente, todos valoran la tarea del Senado, pero cuando llegan a ser Ministros se les olvida rápidamente y viceversa.

Por tanto, voto a favor, señor Presidente.

¡Patagonia sin represas, señor Presidente!

¡Vivan los ciudadanos, señor Presidente!

Tags:
0 shares
  1. Nestor Pino
    Noviembre 3, 2010

    NOSOTROS CERRAMOS EL PASAJE POR SEGURIDAD , YA QUE LA MAYORIA TENEMOS HIJOS PEQUEÑOS ,YTENEMOS VECINOS DE LA 3_A
    EDAD; ESTE PASAJE ES DE ENTRADA Y SALIDA ,CERRAMOS UN LADO
    YA QUE EN MEDIO DE ESTE EXISTE TRAFICO DE DROGA Y HAY DOS ALMACENES.
    EL PROBLEMA ES QUE LOS PANADEROS PASAN A ALTA VELOCIDAD
    Y LOS DROGADICTOS PASAN EN VEHICULOS Y MOTOS DE LA MISMA FORMA….LA DIRECTIVA SE OPONE PERO NO RADICAN EL PROBLEMA
    DE FONDO ” NO ESTAMOS DISPUESTOS A PERDER UN NIÑO O A UN ANCIANO”
    NO AL TRAFICO DE DROGAS……PREFIERO EL PORTON…..

  2. huaso castillo
    Marzo 19, 2011

    Senador Navarro: Aunque hace tiempo que se publicó esta nota; tanto que el Tribunal Constitucional, posteriormente, aprobó la ley solo para calles sin salida, debo decirle que está totalmente equivocado respecto a que estas rejas defienden a los vecinos de los delincuentes. Existen muchísimos estudios, en Chile y en el extranjero que no solo desmienten este argumento sino que incluso demuestran que el efecto es el contrario.
    Además los vecinos se toman las calles e impiden el libre transito de aquellos vecinos que nos oponemos. Vivo en Peñalolén y esto me ocurre a mí y familia.
    La Contraloria ha ordenado retirar las reja de mi villa y el alcalde Orrego se niega. O sea el está por sobre la ley y demuestra su política demagógica apoyando a los vecinos que se han apropiado del espacio público.” No a las Represas”, “No a las rejas en las calles”, “No al Neoliberalismo que todo lo privatiza”.

Responder a huaso castillo Cancelar respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *