Cierre Unidad de Endosonografía en Hospital Regional de Concepción

Imagen: http://cartaabierta.cl
El señor NAVARRO.- Señor Presidente, quiero que se oficie al Ministerio de Salud, particularmente al Servicio de Salud de Concepción, a fin de que nos pudiera informar de manera detallada de la decisión del hospital regional Guillermo Grant Benavente, el hospital más grande de Chile, de poner término a la unidad de endosonografía en la cual se desempeñaba el especialista, doctor Fernando Kawaguchi. El doctor Kawaguchi fue separado de sus funciones. Más de 140 pacientes han protestado y han interpuesto un recurso de protección en la Corte de Apelaciones porque sus tratamientos han quedado abandonados.

Yo quisiera que se nos pudiera informar respecto de la continuidad y la prolongación de los tratamientos, de la entrega de medicamentos caso a caso.

Hay seis o siete pacientes que han recurrido a los tribunales, porque se encuentran en riesgo de muerte. Ellos padecen cáncer al páncreas, gastrointestinal, al hígado, y en algunos casos, como he podido conversar directamente con ellos, son tratados por el doctor Kawaguchi desde 2004.

Por una metodología, la endosonografía, que ha dado extraordinarios resultados, nadie logra comprender por qué el Director del Hospital Guillermo Grant Benavente, puso término a esta función alegando trámites administrativos de reconocimiento del título del doctor Kawaguchi como gastroenterólogo. Él estudió en Japón, becado por el Estado, pagado por el Estado chileno, veinte años de ejercicio, el mayor y más profundo prestigio, no solo de parte de sus pacientes, sino también de la comunidad médica. Y no solo se le despide abruptamente, sino que se cierra, se le cambia la chapa a la unidad, se retiran los equipos. La verdad es que es incomprensible.

Yo creo que ha sido una acción que no tiene racionalidad alguna y merece ser aclarada. No solo porque hoy día los pacientes están en riesgo, no solo porque efectivamente el Estado no puede transferir recursos y hacer la tarea de la protección de la salud, porque lo que sí meridianamente está claro es que ahora le van a pasar cuchillo. Con el método del doctor Kawaguchi, la endosonografía, habían disminuido las intervenciones, entonces no había operación. Los cirujanos no estaban operando. Y, por favor, yo no me quiero convencer y me niego a aceptar que en definitiva existan motivos de esa naturaleza, como los pacientes han afirmado, en el sentido de que como los médicos no operaban ha habido un celo profesional que ha desembocado en esta actitud.

Señor Presidente, los pacientes los vi, una mujer se quería prender fuego a lo bonzo, están desesperados. Muchos me relataban que estuvieron con muchos médicos, pero su situación y su salud estaban en franco deterioro y durante los últimos seis o siete años el doctor Kawaguchi los ha mantenido vivos. Y hoy día esas familias y estos pacientes están con un severo drama emocional, están con una crisis psicológica, situación que tendrá que ser evaluada por los responsables.

Yo espero que haya una muy buena explicación por parte del hospital regional de Concepción. El Ministerio de Salud y el Estado tienen el deber de atender, de proteger la salud y la vida de los pacientes y, por cierto, yo a veces llego a pensar que algunos quieren pasar todo al sector privado, en definitiva licitar, comprar los exámenes de laboratorio, hacer que el sector privado siga teniendo utilidades magníficas. Hace un año atrás, 500 mil millones de pesos fueron traspasados desde el sector público, desde FONASA al sector privado, a través de los laboratorios y prestaciones de servicios.

La unidad de endosonografía funcionaba adecuadamente y, por cierto, para no incurrir en errores lo que necesitamos es una explicación técnica, médica, social que permita aclarar esta situación que todos esperamos que se resuelva a la brevedad y la unidad de endosonografía vuelva a funcionar, que el doctor Kawaguchi vuelva a sus funciones, que los pacientes retomen sus tratamientos, estén los medicamentos.

En definitiva, que vuelva la normalidad al hospital de Concepción y, en particular, a estos más de 140 pacientes que hoy día están en severo riesgo de vida porque no han encontrado alternativa y solo se le ha ofrecido operación: ¡Bisturí!

Ellos han estado seis o siete años, reitero, sin bisturí, sin necesidad de intervención y reclamen, en mi opinión legítimamente, el regreso de la unidad porque los motivos que han llevado al cierre no están, lamentablemente, claros.

–Se anuncia el envío del oficio solicitado, en nombre del señor Senador, conforme al Reglamento.

Tags:
0 shares
  1. Soledad Guerrero
    Mayo 3, 2012

    Confiamos en usted Senador, Queremos Salud de Calidad en Concepción, queremos que nos tomen en cuenta!!

  2. Fabian
    Mayo 4, 2012

    Esto es una soberana estupidez por parte de ese seudo director. Menos mal que un Senador si representa la voz de aquellos que están sin apoyo.

  3. fabio
    Mayo 4, 2012

    nosotros los enfermos tenemos nuestra mayor debilidad en nuestras mentes esto no es para nada satisfactorio ver q nuestro cuerpo nos pide los medicamentos , el profesional idonio para sentirnos seguro de nuestros tratamientos, yo estaba super bien pero ahora me siento sin fuerzas ni ganas me faltan mis vitaminas, y medicamentos q el me proporcionaba

  4. Pafton
    Mayo 31, 2012

    Esto es solo por la presion de los medicos que ven menos lucas en sus bolsillos por las cirugias que no se hacen.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.