“Cinco Comités piden Sesión Especial por crisis salmonera”

crisis-del-salmonEl parlamentario enfatizó que “pese a todos los errores cometidos durante la crisis del Virus ISA el año 2007, al parecer no se aprendió nada, puesto las compañías han demostrado estar preocupadas solo de sus ganancias, en desmedro de los trabajadores y el medioambiente”.

No se puede seguir minimizando esta situación, ya que la comunidad científica ha dejado en claro que la mortandad de salmones podría llegar a las 250 mil toneladas, y afectar por tanto a toda la economía del país”, agregó.

Navarro solicitó una Sesión Especial en el Senado, moción que fue apoyada por los senadores, Alejandro Guillier, independiente, Carolina Goic, de la DC, Carlos Montes, del PS y Adriana Muñoz, del PPD.

Manifestando que “si los centros de engorda están autorizados solo para 17 kilos por metro cúbico y las salmoneras los saturan hasta con 50, queda claro quienes son los principales culpables de esta crisis”, el senador Alejandro Navarro se refirió a la delicada situación de la industria del salmón en la Región de Los Lagos y que según los expertos, podría escalar hasta llegar a las 250 mil toneladas de peces muertos.

El líder del MAS, quien la semana pasada visitó las zonas afectadas para empoderarse del tema, recordó que “tuvimos diversas reuniones con todos los actores involucrados en este tema, desde el Intendente hasta los dirigentes pesqueros y de comunidades originarias, sin embargo, los empresarios brillaron por su ausencia”.

“Esto nos lleva a pensar que las compañías no están interesadas en resolver esta situación, puesto hasta ahora han mantenido un silencio sepulcral y no han demostrado empeño en ser parte del Comité de Emergencia”, adicionó.

Según el parlamentario, “esto se confirma al corroborar que tres empresas aun no retiran los salmones muertos, ya sea de las jaulas o embarcaciones, lo que según Sernapesca alcanzaría las 1.800 toneladas”.

“Por esto se arriesgan a fuertes multas e incluso a perder su concesión acuícola, ya que se les acabó el plazo que les dio la autoridad”, agregó.

Grave situación y uso de vertederos

El senador por la Región del Biobío explicó que “se llegó a esta segunda crisis debido a la utilización indiscriminada de antibióticos con el fin de terminar con el piojo de mar o cáligus, el cual es el depredador natural de la micro alga Pseudochattonella Verruculosa, la que sobrefloreció durante las últimas semanas. La hacinación en los centros de engorda ha aumentado exponencialmente este desastre, causando un efecto devastador”.

Navarro fue enfático: “nada puede decirnos, nadie puede asegurar que esta situación no se va a extender a los sectores que hoy en día no están contaminados. De momento hay 44 de los llamados barrios salmoneros con problemas, por lo que pueden ser muchos más. Esto sin duda puede empeorar aun”.

“La semana pasada, cuando estuve en la zona, se hablaba de 23 millones de salmones muertos. Hoy la cifra oficial ronda los 40 millones. Los expertos lo han dicho, esto puede llegar a afectar 250 millones de salmones, por lo que aun estamos en mitad de la crisis”, enfatizó.

“Uno de los mayores problema”, prosiguió, “pasa efectivamente por los salmones muertos bajo los centros de cultivo. Hoy los dirigentes de la zona nos han indicado que los buzos no se atreven a bajar, por el riesgo a sus vidas que significa la contaminación producida por los pescados muertos”.

Navarro dijo que “además, como no existe la cantidad de tripulaciones suficiente para llevarlos fuera de las 75 millas, se los está botando en tierra firme. En Calbuco esto se ha hecho en el sector industrial de Rexin, lo que agrega más situaciones a un desastre ecológico inminente, producido sin duda por una industria irresponsable”.

El parlamentario arguyó que “debido a la descomposición de miles de toneladas de salmones, se están formando lixiviados, es decir, líquidos que arrastran los productos tóxicos presentes en la basura y que por tanto contaminarán las napas subterráneas y ríos, teniendo un mayor problema sanitario a futuro, puesto la insalubridad llegará en cierto momento al agua potable”.

Sesión Especial

“Junto con una nueva Ley de Acuicultura, necesitamos una comisión investigadora de la Cámara de Diputados”, prosiguió Navarro.

El senador del MAS agregó que, “además, hoy hemos solicitado una Sesión Especial en el Senado, la que ha sido apoyada por los senadores, Alejandro Guillier, independiente, Carolina Goic, de la DC, Carlos Montes, del PS y Adriana Muñoz, del PPD”.

“Y en dicha sesión”, adicionó, “esperamos contar con los Ministros de Economía, Trabajo y Medio Ambiente, además del Subsecretario de Pesca y autoridades de Sernapesca, Directemar e IFOP, ya que aquí ha habido una industria que no ha respetado ni a sus trabajadores, ni al medioambiente, ni a sus proveedores”.

“Según estos últimos”, continuó, “luego de la crisis del ISA la política histórica de pagos promedio de 60 – 90 días se fue dilatando hasta estar hoy día en un promedio de 210 días. Insostenible para los prestadores de servicios, mayoritariamente pequeñas y medianas empresas”.

Para Navarro, “aquí tiene que haber una legislación más dura, no puede seguir el recreo para esta industria. Si van a seguir adelante tienen que dar garantías y sobre-garantías, porque no han cumplido por segunda vez”.

“Faltó fiscalización y hubo un incumplimiento grave por parte de las empresas. Estamos frente a compañías que han mentido siempre. Lamentablemente el poder de estas permea a todos los sectores de la sociedad, por lo que la industria salmonera, tal como ayer, hoy sigue bajo sospecha”, enfatizó.

“Pese a todo, las bolsas internacionales alzaron el valor de las acciones de las salmoneras en un 7% y los mercados subieron el precio del salmón en un 25%. En otras palabras, han seguido ganando, en desmedro de los trabajadores y el medioambiente”, finalizó el senador del MAS.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *