“Colegio República del Brasil es símbolo del fracaso de la administración municipal en educación”

Consternado manifestó sentirse el senador y presidente del MAS, Alejandro Navarro, por la grave situación que enfrenta uno de los establecimientos más emblemáticos de Concepción, el Colegio Bicentenario República del Brasil, el cual enfrenta su segunda semana de paralización y toma; esto tras las graves denuncias de estudiantes, apoderados y docentes, por condiciones de mala administración de parte del director del colegio, Manuel González, lo que se ha reflejado, incluso, en problemas de riesgo sanitario, esto tras la filtración de la red de alcantarillado en gran parte de sus instalaciones. “En medio de la discusión de la Reforma Educacional, la crisis del Colegio Brasil refleja la gravedad en que está la educación pública. Claramente, este colegio es el símbolo del fracaso de la administración municipal en materia educativa”, expresó el congresista.

Asamblea Colegio Brasil 1

Es por esto, que el parlamentario adelantó que llevará adelante una serie de iniciativas a la brevedad, con el fin de solidarizar con la comunidad estudiantil. “Vamos a presentar un recurso de protección, de tal forma de buscar un resguardo de la corte hacia los estudiantes, profesores y apoderados, independientemente, que puedan reestructurarse las clases con posterioridad, la corte debe determinar que los colegios deben funcionar con condiciones mínimas de salubridad, lo que en este establecimiento no está ocurriendo”, expuso Navarro.

Por otra parte, el legislador añadió que llevará el caso del Colegio Brasil a las autoridades competentes, a fin de entregar respuestas y responsabilidades con prontitud. Para ello anunció las respectivas denuncias a la Superintendencia de Servicios Sanitarios y a la Superintendencia de Educación, esta última a la cual apuntó de un rol rezagado en el conflicto. “Ha habido un lento actuar de la Superintendencia de Educación, ya que este organismo no ha jugado un papel decisivo en esta situación. Innecesariamente, se ha esperado dos semanas en una crisis que se agrava, sin realizar a la fecha ningún proceso de fiscalización, pese a que es evidente que hay irregularidades que han sido denunciadas públicamente por toda la comunidad estudiantil”, declaró el senador del MAS.

colegio-brasil

Por su parte, Navarro señaló que la denuncia en la Superintendencia de Servicios Sanitarios buscará ratificar el riesgo para la salud y el foco infeccioso, que representa la filtración del alcantarillado en el Colegio Brasil. “Se debe emitir un informe completo, en donde se clarifique si las nuevas instalaciones contaron con el diámetro preestablecido de desagüe, porque está claro que aquí hay una falla en la capacidad del desagüe hacia la matriz central, lo que ha derivado en la inundación de baños, pasillos y del patio con aguas servidas. Ciertamente, en estas condiciones no puede funcionar un liceo, que además entrega alimentación” planteó el congresista.

Así también, el senador Navarro enfatizó en la necesidad de hacer efectiva la figura del interventor en casos como éstos. “Algunos hacen una lectura errada de que está normativa sólo está para casos extremos, pues bien yo creo que es un caso extremo, cuando durante dos semanas, profesores, estudiantes y apoderados, no pueden funcionar producto de condiciones de mala administración por parte del director, con inundaciones de aguas servidas de por medio. Ni el director del colegio, ni el DEM, tampoco la Superintendencia de Educación, han sido capaces de entregar una solución, por lo tanto, aquí tiene que haber una intervención” apuntó el parlamentario.

Salida del director González

Ciertamente, un punto crítico en la situación del Colegio Brasil es la continuidad del director Manuel González en sus funciones, esto tras el cuestionamiento generalizado de padres y apoderados, estudiantes y académicos. En esta índole, el senador Navarro solidarizó con las partes en conflicto, haciendo ver la falencia de conducción de parte del mencionado director. “Es contradictorio que directores que son elegidos por concurso de Alta Dirección Pública, para que ejerzan su liderazgo en la comunidad educativa, no cumplan posteriormente los objetivos presupuestados, por tanto, el director del establecimiento debe reflexionar profundamente si está en condiciones de seguir al frente de este colegio, porque todo indica que su permanencia plantea la imposibilidad de un trabajo eficiente en las metas que debiesen prevalecer”, argumentó.

colegio-brasil2

En esta dirección, el legislador hizo hincapié en que el quiebre del director del establecimiento con la comunidad estudiantil, originan la necesidad urgente de una intervención. “Es insólito que en la crisis del Colegio Brasil, los apoderados, estudiantes y profesores, no cuenten como un aliado al director. Esto expresa una gestión puesta en entredicho, que en nada ha contribuido a impulsar un colegio que, además, cuenta con la impronta de ser del tipo Bicentenario. Al no ser capaz de solucionar estos problemas de inhabilidad e infraestructura, sumado al mal clima laboral que han expresado los docentes, hacen insostenible su permanencia” manifestó el senador del Biobío.

Finalmente, Navarro enfatizó en la necesidad que las autoridades en la materia tomen cartas en el asunto. “Espero que la Superintendencia y el Seremi de Educación, respectivamente, actúen de manera severa, tal como se lo he transmitido de manera personal a cada uno de ellos. Hemos tocado todas las puertas, sólo espero que los procedimientos prosperen, porque nosotros vamos a llevar adelante las acciones que he mencionado, debido a que no cabe aquí otra acción, que es defender integridad de la salud de los estudiantes y su derecho a recibir una educación digna y de calidad”, comentó.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *