Con la `pena de muerte` no se resuelven los conflictos de la Concertación

Navarro, ante supuesta expulsión del senador Adolfo Zaldivar de la Democracia Cristiana

imagen-post-el-mostrador-navarro

Como un “espectáculo antidemocrático, inquisidor e irresponsable”, que “deja en manifiesto la incapacidad que tienen los partidos de la Concertación para resolver problemas y para tolerar las discrepancias internas”, calificó el senador PS Alejandro Navarro, la decisión del Tribunal Supremo de la Democracia Cristiana de expulsar al legislador Adolfo Zaldivar de sus filas, por firmar un acuerdo con la derecha en rechazo al financiamiento del presupuesto 2008 para el Transantiago, y por emitir algunas opiniones en contra de la DC, según información publicada hoy en el diario La Tercera.

Navarro, señaló que “la concreción de esta decisión el próximo 26 de diciembre, sin lugar a dudas, hará `temblar` a la coalición oficialista, ya que sus efectos colaterales no serán sólo de la DC, sino que atravesarán a toda la Concertación; y lo que es peor, la sentencia, propia de la inquisición y la dictadura, podría transformarse en un mal precedente al interior de los partidos, coartando más la democracia de nuestro país, al `amordazar´ y ´maniatar´ a los militantes que piensen distinto”.

El legislador PS, manifestó su preocupación señalando que “este es un mal síntoma que viene a agravar una enfermedad, que hasta ahora no ha tenido cura. La expulsión de Adolfo marcará un antes y un después en la Concertación y vendrá a sumarse a la lista de legisladores que, por decir lo piensan, han sido condenados por sus conglomerados, apartándolos y aislándolos del partido, ocupando la lógica irresponsable de utilizar la amenaza o la de ‘pena de muerte’, como le ocurrió a los senadores Nelson Ávila, y Fernando Flores; al diputado Esteban Valenzuela y a Jorge Schaulsohn en el PPD”.

“Seamos francos-señaló Navarro- aquí ni la DC ni el PPD han tenido la capacidad suficiente para enfrentar y superar sus crisis, y han optado por lo más cómodo, que es marginar a los que tienen opinión distinta a la cúpula partidaria y al discurso único que se ha apoderado, lamentablemente, de los partidos de nuestra coalición. Aquí la actitud que debieran tener los partidos es la de incorporar a quienes tienen una opinión diferente, no sancionarlos ni menos expulsarlos. Sin embargo, esto no ocurre”

Junto con lo anterior, Navarro manifestó que espera “que no se le vayan a pegar las malas costumbres al PS”. En ese sentido expresó que “el Congreso que se realizará en marzo próximo será una prueba de fuego, y espero que esa tendencia inquisidora de los democratacristianos, no termine por contagiar ni por apoderarse de algunos barones socialistas”.

Ante la decisión que ratificaría el TS de la DC el miércoles próximo, el senador lamentó que “nuevamente mi coalición sea la protagonista de un show antidemocrático, lo que nos hace reflexionar si esta es realmente la democracia que queríamos construir cuando nos unimos para derrocar la dictadura de Pinochet, donde el que hablaba o hacía acciones en contra del gobierno de facto, era eliminado”.

El parlamentario expresó que “Zaldivar no ha cometido ningún crimen, ningún delito, por lo que la expulsión, a mi modo de ver, es sólo una excusa y una pésima señal política en contra de los peces que nadan contra la corriente. Aquí si uno no dice ni piensa ni hace lo que las cùpulas quieren, se corre el riesgo de ser `decapitado` como militante”.

“Podré tener diferencias con Adolfo, pero comparto lo que él ha planteado,respecto al debate de fondo que debe haber al interior de la Concertación, de reformar o cambiar el modelo económico que ya no da para más, que ya está agotado, sin embargo, nuestra coalición nuevamente elude el tema principal y opta por lo más fácil, acallando a un parlamentario por actuar en consecuencia, al decir lo que piensa y al hacer lo que dice”.

El senador subrayó que “en este periodo de crisis de la Concertación, la decisión de la Democracia Cristiana la debilita, la frustra y, por cierto, da pie para que aumenten las posibilidades electorales de la Alianza; ya que estamos dando un tremendo espectáculo antidemocrático, y precisamente, no haciendo lo que la gente espera de nosotros”

Agregó que “me parece irrisorio que se condene a Adolfo por votar junto a la Alianza, cuando el propio Gobierno ha sido el promotor de esta tendencia. Digamos las cosas como son, aquí ha habido ministros que no sólo nos imploran votar con la derecha en algunos temas, sino que se juntan con la oposición en el living de sus propia casas a tomar decisiones, que luego nos comunican en el Parlamento. Esto es una incongruencia y una esquizofrenia política tremenda”

El legislador dijo que “los problemas internos de la DC yo podría comprenderlos, pero, sin embargo, creo que se ha dado un paso extremo que no ha sido suficientemente evaluado por los dirigentes, los cuales han actuado con demasiada rigurosidad, la que, reitero, espero que no se extienda a los demás partidos del conglomerado”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.