‘Concepción tiene en Carriel Sur un aeropuerto de alto riesgo’

Diputado Navarro valoró que Corte de Apelaciones acogiera recurso de protección:

imagen-post-controladores-aereos

Su satisfacción por la decisión de la Corte de Apelaciones de Concepción, de acoger a tramitación el recurso de protección solicitando el cierre del vertedero Cosmito manifestó el diputado Alejandro Navarro, quien dijo que “confiamos en que los informes del Servicio de Salud de Talcahuano y de la Dirección de Aeronáutica Civil ratificarán lo que hemos dicho en el sentido de que la presencia de ese botadero de basura, así como la falta de un plan de abandono para Carriel Norte, ponen en riesgo la vida de las personas que utilizan la aviación comercial desde el aeropuerto Carriel Sur”.

El parlamentario indicó que “la relación directa que existe entre el funcionamiento de vertederos e incluso de rellenos sanitarios y el aumento de la presencia de aves en el radio de seguridad de los aeropuertos, que la Organización Internacional de Aeronáutica Civil ha establecido en 13 kilómetros, es indiscutida como certeza y así se ha ido ratificando en diversas instancias, tal como en los casos de rechazo a los Estudios de Impacto Ambiental de los proyectos de rellenos sanitarios ‘Lomas de Penco’, presentado por Servimar, en nuestra región, y ‘Los Guayacanes’, que buscaba instalarse en Pudahuel, dentro del radio del aeropuerto Arturo Merino Benítez. En ambos casos la seguridad aviaria fue considerada en los fundamentos de las resoluciones de rechazo ambiental”.

“Por eso -señaló el legislador- considerando los 232 accidentes aviarios que se han producido a nivel nacional en la última década, en cuya estadística Carriel Sur ocupa el primer lugar con 54 incidentes en ese mismo lapso, resulta ser sólo una cortina de humo argumental que se diga que eso no es efectivo y que la presencia de las aves se debe sólo al tipo de ecosistemas circundantes a los aeropuertos. Lamentablemente, debido a la falta de proyección urbana al momento de su construcción, la mayoría de los aeropuertos están localizados en sectores de humedales o anteriormente agrícolas, sin embargo la existencia de vertederos, sobre todo mal manejados sanitaria y ambientalmente, aumentan notoriamente la presencia de aves y eso está efectivamente acreditado”.

Navarro enfatizó que “debido a esto mismo es que se requiere que se determine el cierre definitivo del vertedero Carriel Norte, porque hoy lo que existe es sólo una resolución sanitaria -apelada hasta el cansancio por Servimar- que prohíbe el depósito de basura, pero al no existir formalmente una clausura total la autoridad de salud está imposibilitada de exigir el cumplimiento de un plan de abandono que asegure que los gases y líquidos percolados que aún existen en Carriel Norte se controlen adecuadamente, porque de lo contrario existe aún más riesgos asociados a su existencia, que la simple presencia de aves”.

Respecto al caso específico de Cosmito, el diputado manifestó su preocupación “por la reiteración de verdades a medias que terminan convirtiéndose en mentiras completas. Hoy, en pleno siglo 21 no es entendible ni aceptable que mientras hace mucho tiempo en otros países el desarrollo de rellenos sanitarios modernos es cosa antigua, aquí en Chile algunos pocos malos empresarios insisten en la demagogia de plantear que extender en el tiempo la existencia de botaderos de basura que no cumplen con ningún parámetro ambiental ni de salud, es beneficioso para las distintas comunas porque tienen un menor costo de operación y porque generan empleos. Lo que no me queda claro es que si en el número de empleos se contabilizan a las personas que poniendo en riesgo su propia salud acceden libremente -violando normas sanitarias- al vertedero para sacar de allí chatarra y restos de comida”.

“La pregunta que surge entonces -añadió- es ¿qué va a pasar luego de que ese botadero deje de lucrar los millones que hoy gana y le ponga candado a un terreno que ni siquiera es de ellos y se vayan a otra comuna?. Lo que va a ocurrir es que será ese municipio que ‘ahorró’ recursos durante mucho tiempo, el que tendrá que gastar millones durante mucho tiempo para implementar planes de abandono y para enfrentar una larga lista de problemas ambientales que se generarán debido a la ese vertedero abandonado, tales como contaminación de napas subterráneas que no se podrán usar para agua potable, la contaminación de los ríos como el Andalién que pasa cerca de Cosmito y, lo más grave, deberá invertir gran cantidad de recursos en tratamiento de graves enfermedades como la hepatitis, que debido al indiscriminado acceso al botadero tiene a Penco, y especialmente a La Greda, como el segundo foco de esta enfermedad en el país”.

El parlamentario dijo que “ya es tiempo de dejar atrás la prehistoria en el manejo de la basura y acercarnos a la modernidad propia del siglo 21. Los ahorros malentendidos de hoy, se convertirán en los costos de nuestros hijos, los ciudadanos del mañana. Es inevitable el acceso a las nuevas tecnologías de tratamiento, disposición e inertización de los residuos, sean estos domiciliarios, industriales y médico-patológicos para dar seguridad a las personas que este tipo de desechos no se están botando en cualquier parte. Cada día de atraso en la incorporación de tecnología es un día más que afectamos nuestro ambiente y nuestra salud”.

Navarro dijo que “tal como lo hicimos en días pasados con la Dirección General de Aeronáutica y la administración de aeropuerto Arturo Merino Benítez, buscaremos la coordinación de las medidas sanitarias, ambientales, aviarias y político-administrativas que faciliten el cumplimiento de la normativa de la OACI en relación a la existencia de un radio de seguridad de 13 kilómetros para los terminales aéreos, eliminando para ello todos los focos que hoy los ponen en riesgo tales como los vertederos. En ese contexto está el recurso de protección que hemos presentado y el proyecto contra los vertederos clandestinos que ingresamos hace tiempo a trámite legislativo. En definitiva, lo que queremos evitar es que en nuestra región terminemos con un conflicto como el surgido entre el Intendente Trivelli y los alcaldes de la oposición, que politizando el tema lo único que lograron fue no solucionar ninguno de los aspectos ambientales y sanitarios involucrados en el tema”.

El legislador del PS señaló que “la aviación comercial en nuestro país se ha incrementado fuertemente en los últimos diez años: un 14 por ciento el transporte de pasajeros, un 11 por ciento el transporte aéreo de carga y un 8 por ciento las operaciones aéreas generales. Así también se deben consignar que en Chile se realizan anualmente 500 mil operaciones aviarias, que existen 917 aviones -de todo tipo- con su matrícula vigente. En relación a los últimos accidentes aviarios se debe mencionar que el año pasado se registraron sólo en Pudahuel 18 casos y en lo que va corrido de este año ya se han registrado 4. La importancia y urgencia de cumplir con las normas de la OACI tienen una importancia mayor a la que se imagina. Un ejemplo de ello es lo ocurrido en el aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires, que por incumplimiento de normas de la OACI acaba de perder su rango calificado como Nº1, lo que se traduce en la imposibilidad de realizar viajes a Estados Unidos de manera directa. El aeropuerto Arturo Merino Benítez también está en ese estatus y se tomarán todas las medidas que eviten una sanción como ésta. El mismo criterio debe aplicarse con Carriel Sur, para que no pierda su condición ni estatus”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *