“Construcción de puentes en río Biobío revela anomalías y puerta abierta a inmobiliarias”

“La ley es clara en el artículo 7 del decreto 40: el titular deberá presentar un Estudio de Impacto Ambiental si su proyecto o actividad genera reasentamiento de comunidades humanas o alteración significativa de los sistemas de vida y costumbres de grupos humanos”, manifestó el senador Alejandro Navarro, tras la polémica por las obras del Puente Bicentenario de Concepción.

El parlamentario recordó que, “el año 2017 hicimos una presentación a Contraloría, en la que solicitamos paralizar los trabajos del Puente Bicentenario sobre el río Biobío, por falta de un Estudio de Impacto Ambiental; el dictamen del organismo fue que tanto la Superintendencia de Medio Ambiente como el SEA, debían pronunciarse al respecto, pero hasta el día de hoy no han respondido”.

“Pues aquí hay ciudadanos afectados en ambos lados del rio, particularmente en la población Aurora de Chile, cuya relocalización ha significado grandes alteraciones a la vida y costumbres de quienes han vivido en la zona por décadas”, señaló. “Además, hay un impacto en la biodiversidad, en las diferentes plantas, animales y microorganismos que albergan los ecosistemas del Biobío”.

“Pero el SEA se sigue negando a un estudio de impacto ambiental, lo que carece de toda lógica e incluso va contra la Constitución, pues la Ley Nº 19.300 en su artículo 10, señala que los proyectos o actividades susceptibles de causar impacto ambiental en cualquiera de sus fases, tales como autopistas y caminos públicos, deberán someterse al sistema de evaluación de impacto ambiental”, dijo.

“Por ello me reuniré con el Superintendente de Medio Ambiente y con la Directora Regional del SEA del Biobío; es claro que aquí existen anomalías que deben ser resueltas y un estudio ambiental que debe ser elaborado, por lo que exigiremos respuestas claras; de otra forma, la investigación deberá ser de carácter judicial”, afirmó el senador por la Región del Biobío.

Puente Industrial e industria inmobiliaria

Respecto a la próxima votación sobre el Puente Industrial, Navarro fue enfático: “si se hubiese construido hace años, habría sido completamente aceptada la idea de un camino por el borde costero, tal como sugerían expertos chilenos y holandeses, lo que ya habría solucionado el peor problema de congestión del Gran Concepción, como lo es el de la Ruta 160”.

“Pero aquí lo que ocurre es que se busca privilegiar una Ruta Pie de Monte, a la que se opone la ciudadanía, que afectará el trabajo de horticultores, dañará flora y fauna endémica de humedales, y que solo beneficiará los negocios de forestales e inmobiliarias”, enfatizó.

“Pues no hay que ser brujo para entender que las 52 hectáreas cedidas por Forestal Mininco, tienen como propósito que los mismos camiones madereros puedan pasar por esta carretera y que con la plusvalía que la misma entregará, se construyan nuevos proyectos de casas y departamentos, que permitirán a algunos seguir haciéndose ricos”, finalizó el senador por la Región del Biobío.

PRENSA SENADOR ALEJANDRO NAVARRO

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *