“Corte Suprema debe ratificar que la Armada no puede discriminar por sobrepeso”

imagen-post-ex-sargento

El senador Navarro y su equipo jurídico recurrieron a la Corte Suprema con el fin de que el fallo del primer Juzgado Civil de Concepción sea respetado.

Hace un año, el primer juzgado Civil de Concepción ordenó al Fisco indemnizar al ex sargento primero Gonzalo Zuñiga Cisterna con la suma de 20 millones de pesos. Esto, tras considerar “discriminatoria y arbitraria” su desvinculación de la institución por subir de 104 a 106 kilos. Sin embargo, a la fecha, el ex sargento aun no recibe la indemnización debido a que la Corte de Apelaciones de Concepción revocó el fallo.

Ante esta situación, la mañana de este lunes el senador del MAS se reunió con el ex uniformado e informó que junto a su equipo jurídico, recurrieron a la Corte Suprema con el fin de que el fallo del primer Juzgado Civil de Concepción sea respetado.

A juicio del senador del MAS “tenemos la convicción de que la Corte Suprema debe ratificar que la apariencia física no puede ser motivo de discriminación en la Armada, toda vez que el primer juzgado Civil de Concepción es claro en señalar que la baja del ex uniformado se sustentó en base a la apariencia personal y no a una incompatibilidad física”.

En efecto, la resolución dictada por el primer juzgado Civil de Concepción coincide en que la decisión de llamar a retiro a Zúñiga “se justificó en su condición física, al ser calificado de obeso”, agregando que, “si bien, la denominada Ley Zamudio (anti discriminación) no se encontraba vigente a la fecha de ocurridos los hechos, esta entrega elementos que permiten aclarar la discusión, detallando que todos los órganos de la administración del Estado, entre ellos la Armada, debe actuar de acuerdo a la Constitución y las leyes, teniendo siempre en vista la persona y adecuando su actuar y el ejercicio de sus funciones para “garantizarle el goce y ejercicio de sus derechos y libertades, sin discriminación alguna y cualquier abuso o exceso que se cometa en su accionar debe ser sancionado, entre ellos cualquiera que implique una discriminación arbitraria”.

La resolución agrega que “el llamado a retiro que se cuestiona, evidentemente al hacerse en base a un aspecto que dice relación solo con la apariencia personal, como es la obesidad, constituye un acto de discriminación arbitraria, pues atenta contra la dignidad de las personas, privilegia a personas a quienes considera esbeltas o no obesas y limita el ejercicio de libertades públicas estableciendo requisitos más allá de los que nuestra Constitución permite –al contrario trata de evitar–, puesta atenta contra las garantías fundamentales”.

El parlamentario del MAS agregó que “el Fisco debe resarcir el daño moral causado, ya que el ex sargento Zuñiga era una persona activa físicamente, jugaba futbol, se desempeñaba como músico al interior de la Armada, por lo que el peso no era impedimento alguno para el desempeño de las funciones propias de la Infantería de Marina”.

Finalmente Alejandro Navarro sostuvo que “la Corte Suprema debe reparar el daño moral causado, pues no existe norma ni ley que impida a una persona de contextura gruesa ejercer labores al interior de la Armada. Asimismo se debe dar una señal y la Armada debe pedir disculpas ante el grave daño anímico y económico causado al ex sargento de marina”.

OFICINA PRENSA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *