Corte Suprema deberá emitir fallo definitivo en caso inundados de Concepción

inundados-de-nonguen

Esta mañana se realizó en la Corte Suprema la segunda audiencia de conciliación entre las 6.300 personas que se inundaron en Concepción el año 2006 -representadas por el abogado Adolfo Ortega Aichiele- y el Fisco de Chile, representado por el abogado del Consejo de Defensa del Estado (CDE), Francisco Pfeffer Urquieta.

Recordemos que hace diez años miles de vecinos de los sectores Collao, Nonguén, Los Lirios, Villa Universitaria y la Isla Andalíen, quedaron bajo el agua, perdiendo todos sus enceres, tras el desborde del estero Nonguén y el estero Andalién.

Por este motivo es que el año 2008, los vecinos junto al senador Alejandro Navarro, demandaron al Estado en búsqueda de reparación por el daño causado, argumentando que hubo falta de servicio de parte del Estado, al no haber realizado las obras para canalizar las aguas lluvias de estos sectores, pese a que el 2002 y el 2005, los vecinos ya se habían inundado, y existiendo un plan maestro de aguas lluvias que no se ejecutó.

Así lo sentenció la propia Corte de Apelaciones de Concepción en diciembre del año 2015, fijando un monto de $500 mil para cada uno de los más de 6 mil afectados, fallo que no dejo satisfechos a los vecinos.

Cabe señalar que los vecinos están solicitando una indemnización de 15 millones para cada uno de los afectados, por lo que esta se convierte en una de las demandas contra el Fisco más grandes en la historia de Chile.

En este contexto el abogado Adolfo Ortega, quien representa a los vecinos, informó que “nuevamente el Fisco llegó sin ninguna propuesta a la audiencia de conciliación, por lo que esta fracasó. Ahora lo que corresponde es que la excelentísima Corte Suprema emita el fallo definitivo, por lo que en esta instancia los vecinos han depositado su sed de justicia”.

Para el senador Alejandro Navarro quien esta mañana también asistió a la Corte Suprema, el problema radica en la estructura del CDE, “esta es una institución que data de 1895, por lo que a más de un siglo de su creación, es necesario que modernice sus procedimientos sobre todo cuando se trata con ciudadanos dañados”.

Añadió que “necesitamos un CDE que diferencie entre tipos de litigios; porque es distinto cuando se trata de un juicio con la ciudadanía que cuando se enfrenta a un poder económico que quiere eludir su responsabilidad fiscal. Hoy el Consejo actúa en una especie de guerra fría con los ciudadanos, pero no así cuando se trata de una AFP como sucedió con Cuprum en el caso Argentum”.

Para Navarro “el CDE debe reconocer cuando se equivoca o cuando existe un criterio de justicia verdadero. No podemos tener una institución que vuelva a repetir los errores del pasado como cuando dijeron que Rodrigo Rojas De Negri y Carmen Gloria Quintana se habían autoquemado”.

El parlamentario por la Región del Bío-Bío dijo que “el CDE ha tenido una actitud canalla. Si bien está compuesto por ciudadanos virtuosos, al final el resultado siempre es el mismo, porque están atrapados en una estructura arcaica, que no le hace bien ni al erario de Chile, ni a la democracia, por lo que debe ser cambiada en el marco de una nueva constitución, por una institucionalidad que dé respuesta a las necesidades de la ciudadanía del siglo XXI”.

Finalmente el senador Navarro espera que “la Corte Suprema haga justicia y que luego de una década de espera, los vecinos sientan que el Estado de Chile los protege y los cuida cuando se trata de su integridad y sus bienes”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *