Creación de Intendencia de Seguridad y Salud – Fortalecimiento de Rol de la Superintendencia de Seguridad Social y Actualización de atribuciones y funciones

Imagen: entornointeligente.com
El señor NAVARRO.- Señor Presidente, la Senadora Rincón ha hecho una extraordinaria intervención respecto de lo positivo de este proyecto, pero también de las observaciones. Ella fue Superintendenta, conoce esta materia. Estuvimos en innumerable ocasiones con ella, en su cargo de Superintendenta. Y hoy día, por cierto, este proyecto busca mejorar las condiciones, y ha sido la propia Senadora Rincón quien ha señalado lo que hay que revisar.

Hoy día la discusión es en general y, por cierto, vamos a aprobar este proyecto, vamos a votar a favor, pero van a quedar temas a resolver, a dilucidar.

Hay un tema ¿Va a ser la Superintendencia una entidad coordinadora o normativa? Porque si en definitiva va a ser coordinadora, creo que es una función que tenemos que evaluar. Porque necesitamos normas. Alguien que genera las normas, porque la fiscalización va a estar en los organismos que establece la ley: la Dirección del Trabajo. Y creo que eso nos obliga a que para que tengamos una Superintendencia ejecutiva hay que tener una buena Dirección del Trabajo.

Una Superintendencia que no tiene sedes en las Regiones, consigna el informe. “Se ha hecho un esfuerzo, dice, histórico para desplegar”. Pero dónde hay: la Segunda, la Séptima y la Décima Regiones. Está también en proyecto en la Primera, la Cuarta y la Decimosegunda. Yo reclamo la presencia en la Región del Biobío, con una fuerza de trabajo de 600 mil hombres y mujeres: la segunda Región más importante del país. No cabe sino pensar que la Superintendencia de Seguridad Social tenga sedes en las Regiones. Si estamos creando un organismo en donde los trabajadores de mi Región tienen que viajar a Santiago para poder hacer valer sus derechos, estamos creando, entonces, una institucionalidad bastante débil.

Siento que la Superintendencia, que ya tenía la facultad descrita por la ley en torno a normar y a establecer la fiscalización integral, por ejemplo, de las cajas de compensación de asignación familiar, de los beneficios o de los servicios de bienestar del sector público, los comités paritarios de higiene y seguridad del sector público, el Instituto de Seguridad Laboral y las mutualidades de empleadores, en el caso de las cajas de compensación claramente falló. Y Los Héroes es el mejor de los ejemplos. Ha sido expulsada desde la presidencia de las cajas de compensación. Nos encontramos con una caja que quintuplicó la captación de créditos de carácter -comillas- social, a siete años plazo. Y eso hace que tengamos que tener especial cuidado a la hora de establecer si la Superintendencia, la SUCESO, va a tener una capacidad real de fiscalización. Ver la falencia que tenía. Se les escaparon las cajas de compensación; se generó un proceso, además, con una complicidad que valdrá la pena investigar. La caja de compensación que ganó el pago a través del Instituto, del ISP, tenía la posibilidad de captar créditos.

Allí, señor Presidente, las facultades de una Superintendencia tienen que ser tales que permitan no solo una adecuada coordinación, sino una efectiva normativa. Y si la fiscalización va a depender de organismos externos, entonces para qué la llamamos Superintendencia. O sea, si va a tener facultad de fiscalización, debiera haber un nexo directo, capacidades, a fin de que esa fiscalización se realice de manera directa. Porque si en materia de comités paritarios de higiene y seguridad del sector público, le que va a pedir, entonces, ¿a quién? ¿A la Dirección del Trabajo que fiscalice?

Lo que tenemos, entonces, que tiene que tener un departamento especializado en estos temas, de tal manera de generar los informes y alguna característica de que cuando su gente visite y estos comité no existan no haya solo la posibilidad de denunciar o informar.

Yo estoy por una SUCESO con capacidades de carácter nacional. Una SUCESO que tenga, de verdad, facultades normativas, de coordinación, pero también de fiscalización. Si no, que no se llame Superintendencia. Si vamos a tener una Superintendencia que no fiscaliza, entonces tenemos un gigante con pies de barro. O tenemos una institución que no puede ejercer la facultad que su nombre le determina.

El informe, señor Presidente, genera condiciones en donde se apunta al fortalecimiento de la SUCESO. Sin embargo, es el propio Secretario de Previsión Social, don Augusto Iglesias, quien nos acompaña, que señala que “la mayor demanda que tiene la SUCESO está radicada en las licencias, sistema de licencias médicas y de la mutuales y cajas de compensación”. Pero nos informa el Subsecretario “carece de tales atribuciones respecto de la actividad que se desarrolla al interior de las empresas”. Es decir, solo puede hacerlo respecto de estas entidades, pero no al interior de las empresas.

“En este sentido” -agrega el Subsecretario- “las materias relativas a la seguridad social que se verifiquen en dicho ámbito dentro de las empresas son de competencia de la Dirección del Trabajo y de las respectivas Secretarías Regionales Ministeriales del Trabajo. Y por tanto, las facultades de denuncia deben ejercerse ante estas y no ante la Superintendencia de Seguridad Social”.

Ahí, señor Presidente, yo siento que tenemos que buscar una mayor definición. Hemos creado mucha institucionalidad que no tiene presencia regional, pero que además queda coja, queda corta en esta materia. Y yo quisiera mayor empoderamiento.

Si al final vamos a delegar estas funciones tan importantes, siento que se disminuye, se debilita, a la propia Superintendencia. Y entiendo que esto puede ser abierto. El Ejecutivo nos trae un proyecto de ley para evaluarlo, para revisarlo porque en materia de licencias médicas, por ejemplo, en donde la SUCESO sí va a tener y tiene condiciones, a través de la Comisión Médica de Reclamos de la ley 16.744 Enfermedades Profesionales, necesitamos mayor condición.

Hemos reclamado que no se puede ser juez y parte, como son las isapres. O sea, las isapres pagan las licencias y determinan quiénes tienen licencia o no.

Hemos señalado que en materia de las licencias médicas pagadas por el Estado esto no puede ser igual. O sea, tiene que haber un ente que determine y otro que la revise. No pueden ser los mismos.

Entonces, señor Presidente, en materia de sus atribuciones, en especial en materia de licencias médicas, yo espero que podamos tener mayor información de cómo también, en perspectiva, el ejercicio de esta función, a través de la ley 16.744, Enfermedades Profesionales, que ha tenido observaciones, que sigue reclamada por los trabajadores como insuficiente o precaria, de tal manera de que, si vamos a reformar la Superintendencia de Seguridad Social, tengamos una entidad fiscalizadora potente, con facultades, con funcionarios y, particularmente, con funciones muy claras.

Aumentar las funciones, aumentar las facultades, bienvenido. Todo lo que sea disminuir o confundir estamos por eliminarlo.

Y, por tanto, determinar la función coordinadora de la función normativa es esencial. Pero es más esencial determinar la facultad de fiscalización.

Y yo siento que en las Regiones donde efectivamente la SUSESO no va a estar presente y va a estar presente solo la Dirección del Trabajo, ahí tenemos que hacer un esfuerzo adicional, del Gobierno, para generar los recursos necesarios.

No estoy disponible para aprobar este proyecto de ley, señor Presidente, si no hacemos el debate de la apertura de oficinas de la Superintendencia en la Región del Biobío. Que nos expliquen por qué no puede ser, que nos fundamenten por qué no puede ser. Que nos den una perspectiva, por último, en el tiempo, en donde la Región del Biobío sí tenga la capacidad de tener la Superintendencia. Si no, lo que estamos haciendo es generar expectativas que no se van a cumplir. Imponerles a los trabajadores viajar 600 kilómetros desde Concepción, o en la Región del Biobío, a Santiago por este motivo, en cuestionamiento de las licencias o en denuncia por la cajas de compensación y en los otros ámbitos, me parece excesivo.

Se requiere presencia territorial.

En materia de regionalización hay un compromiso del Gobierno no cumplido. Y este proyecto nos demuestra una vez más que en materia de regionalización y de descentralización se está en falta, en falta grave. Y yo creo que esto lo podemos corregir si hay voluntad del Gobierno.

Voto a favor en general, señor Presidente, señalando las observaciones que esperamos poder corregir durante el trámite en particular.

He dicho.

¡Patagonia sin represas!

¡Nueva Constitución, ahora, señor Presidente

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *