Crisis superó a Transportes y todavía no se percibe la profundidad del abismo

Senador Navarro: “pedir renuncia a Espejo es un espejismo y no resuelve nada”

imagen-post-transantiago

Manifestando su convicción de que “la crisis del Transantiago ya superó con mucho el accionar del Ministerio de Transportes y francamente da lo mismo que Espejo se vaya o no ahora porque no resuelve nada”, manifestó el senador Alejandro Navarro, quien dijo que “levantar la consigna de que se vaya ahora es una consigna política levantada por la derecha para tratar de ocultar la responsabilidad de los privados en el tema”.

“Este es un tema -prosiguió- que no se resolverá de manera técnica o con más facultades para el ministro, esto tiene que ver con el tipo de ciudades que estamos construyendo, excluyentes y segregadoras, con una infraestructura funcional a ello. Eso se agotó. De ahora en adelante la resolución de este problema será política. Por eso hemos propuesto la figura de un supraministro, que opere a nivel nacional e internacional para buscar buses y reunir a todos los operadores para generar una tregua. Requerimos una economía de guerra”.

Sobre lo mismo Navarro señaló que “necesitamos a los operadores sentados dialogando y buscando soluciones. Si llegan las lluvias este tema se hará explosivo. Por ello hemos criticado la ingenuidad del ministro y oportunismo de la UDI. Pedir la renuncia de Espejo como la gran como solución es un espejismo que no resuelve nada. Una vez más la UDI se equivoca y eso se seguirá reflejando en las encuestas y en la percepción ciudadana”.

El parlamentario dijo que “tenemos un ministro sin tropas, sin logística y lo peor sin autoridad. Por eso insistimos en la necesidad de contar con un estado mayor, que respalde y apoye a quien asuma esa tarea, porque tendrá que romper muchos huevos, tomar decisiones conflictivas y dolorosas, y se pondrá a prueba del temple y el patriotismo de muchos que rasgan vestiduras por la gente”.

“Por eso -agregó- queremos a la presidenta de nuevo arriba de un tanque, pero con un estado mayor operativo y en primera línea, porque a ella no le corresponde estar en la primera línea. La presidenta ha sido asertiva en señalar la responsabilidad de los privados en esta crisis, ahora hay que comprarse el problema y sacar a los privados del tema para que el Estado reasuma el rol que le corresponde en esta materia y que nunca debió abandonar”.

“Este es el momento precisó para actuar -argumentó- pues de lo contrario, la acción ineficiente de los privados terminará perjudicando al gobierno. No es posible que por tratar de avanzar en la solución del problema, el gobierno termine adoptando medidas que vayan en subsidio de estos empresarios que no cumplieron y al final termine pagando la boleta, porque en medio de la crisis la ciudadanía endosa la mayor responsabilidad al Ejecutivo porque es el que más da la cara”.

Finalmente criticó el facilismo con que la derecha enfrenta esta situación “renunciando al aporte y buscando sacar provecho de esta crisis, sin importarle el sufrimiento de la gente. Por eso no es una medida de fondo pedir la salida de Espejo, porque además de no resolver nada sólo busca generar una mayor sensación de desorden, de ingobernabilidad para tratar de aparecer como opción. Además nunca reconoce que el tipo de construcción de ciudad, el centralismo del país y la imposibilidad del Estado de intervenir en las actividades económicas, como en este caso, son herencias dejadas por el diseño de gobierno que ellos ejercieron sin contrapesos en el pasado”.

Prensa Oficina Parlamentaria

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *