“Cualquier joven chileno podrá aspirar a ser general o almirante”

Diputados Navarro (PS), Salaberry (UDI), Araya (DC) y Quintana (PPD):

conscriptos-armada

Su satisfacción por el amplio apoyo y consenso obtenido por su propuesta de permitir que los jóvenes que postulan a la escuelas matrices de las Fuerzas Armadas y de Orden puedan optar al Crédito Fiscal, manifestaron los diputados Alejandro Navarro, Felipe Salaberry, Pedro Araya y Jaime Quintana, quienes dijeron que “con esto se potencia la real vocación militar, se termina con una suerte de discriminación económica que existía hasta hoy, y se fortalece el principio de igualdad ante la ley”.

Navarro dijo que “en el marco de la discusión del proyecto sobre financiamiento de instituciones de educación superior, los autores de la moción hemos concitado el apoyo de 75 parlamentarios de todas las bancadas, quienes han suscrito las indicaciones que presentaremos en la sesión de mañana martes, lo que además asegura su aprobación por mayoría”.

El parlamentario señaló que “este es un paso verdaderamente histórico, que acerca aún más las FFAA a todos los chilenos, permitiendo que cualquier joven chileno con vocación militar pueda llegar a ser general o almirante. Además y contrariamente a lo que se pudiera pensar, esta iniciativa no requiere de mayores recursos fiscales, sino que por el contrario, lo que hace es abrir una nueva opción para aquellos jóvenes que habiendo obtenido buenos puntajes en la prueba de selección universitaria, pueda optar al crédito para seguir la carrera militar”.

El legislador del PS destacó la “transversalidad y el apoyo masivo de la mayoría de los parlamentarios a esta moción, lo que da cuenta de un proyecto pensado sin ninguna intencionalidad política oculta. Por el contrario, es una demostración de la capacidad de acuerdo que se puede alcanzar a la hora de pensar en temas nacionales como éste, y que junto a los colegas Salaberry, Araya y Quintana comenzamos a impulsar en el marco de los 30 años del 11 de septiembre, como un aporte a la convivencia y el futuro de todos los chilenos”.

Navarro dijo que “al momento de presentar este proyecto, el 10 de septiembre del año pasado nuestra prioridad fueron aquellos jóvenes que teniendo una clara vocación militar, no cuentan con los recursos suficientes para optar y permanecer en las escuelas matrices. Por eso, nuestra propuesta es que para optar a crédito fiscal, deben cumplir los requisitos que exige cada escuela matriz, y cumplan con los requisitos académicos de ingreso a la Universidad, es decir, que obtengan puntajes relevantes, que les hubieran permitido ingresar a cualquier universidad como alumnos destacados y, por lo mismo, acceder a beneficios”.

El diputado subrayó que la iniciativa establece un principio de igualdad, especialmente en la juventud que “creemos muy necesario y oportuno”. Agregó que “hemos conversado con todos los comandantes en jefe y directores y les ha parecido una buena idea, porque en lo fundamental no significa mayores gastos, elimina una causal de potencial discriminación, y lo que es más importante fortalece el proceso de plena integración entre civiles y militares, recuperando el sentimiento de que las Fuerzas Armadas pertenecen a todo el país y no a un sector social o político determinado”.

El parlamentario sostuvo que “el hecho que presentemos un proyecto de esta naturaleza demuestra que es posible tener en grandes temas visiones de futuro. Aquí hay diputados de distintas bancadas que tenemos opiniones de lo que ha sucedido durante los últimos 30 años en nuestro país, visiones muy distintas, pero en un tema sensible para los jóvenes de nuestro país porque involucra además a las FFAA, incentivando que los jóvenes puedan incorporarse y tener acceso a las distintas ramas de las FFAA”.

“A través de esta iniciativa -continuó- se plantea básicamente la posibilidad de que una vez que hayan cumplido con las exigencias que imponen estas instituciones para ingresar, el Estado les pueda entregar un crédito como se le entrega a un universitario, para seguir una carrera de otro tipo. Esto, por cierto, también potencia una profesionalización cada vez mayor de nuestras FFAA, superando las diferencias que tuvimos en el pasado, recuperando el sentido institucional que las define”.

El legislador del PS señaló que “en el caso de la Armada de Chile los costos del equipo alcanzan a 90 UF, los cuales debe pagar el cadete y en el caso del proceso de instrucción tiene un pago mensual que alcanza a las 7 UF. Precisó que en el caso de la FACH el pago del equipo personal es 40 UF y 8 UF mensuales; en Carabineros 40 UF el equipo y 3, 5 UF mensuales”.

Finalmente, Navarro explicó que actualmente son alrededor de 1.500 jóvenes que ingresan normalmente a las escuelas matrices, y el hecho que una parte de ellos se sumen estos a los jóvenes que piden créditos en la educación superior “no representará un aumento en la demanda de recursos, sino sólo la ampliación de las posibilidades de formación para los jóvenes chilenos”.

LISTA DE DIPUTADOS QUE SUSCRIBIERON INDICACIONES PARA INTRODUCIR A LAS ESCUELAS MATRICES DE LAS FFAA Y DE ORDEN EN EL PROYECTO DE LEY QUE ESTABLECE NORMAS PARA EL FINANCIEMINTO DE ESTUDIOS DE LA EDUCACION SUPERIOR

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *