Declararon reapertura de Bocamina I como “injusta, porque destruye fase inicial de vida marina”

Su malestar público expresaron los representantes de los trabajadores del mar, respaldados por el senador y miembro de la Comisión de Medio Ambiente del Senado, Alejandro Navarro, junto a la compañía del concejal de Coronel, Francisco Merino, en cuanto al levantamiento de la suspensión de operaciones de Bocamina I Endesa Enel, de parte de la Superintendencia del Medio Ambiente, ayer jueves 6 de febrero.

 

“Es una resolución que la tomamos con incredulidad. Manejamos antecedentes fundados sobre la ineficiencia en el sistema de enfriamiento de la Termoeléctrica, puesto que hay organismos menores en proceso inicial de vida que sí pueden ser afectados. Si es impactante ver las toneladas de especies muertas,  qué más si con microscopio observáramos la matanza del resto de seres vivos, de seguro la empresa de energía, en nuestra opinión, estaría definitivamente clausurada, compensando y pidiéndoles perdón a las algueras y pescadores artesanales”, comentó el presidente del MAS.

 

Asimismo, de acuerdo al senador Alejandro Navarro, “existen estudios de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, de la Comunidad Europea y de la Corporación Financiera Internacional que concuerdan en que el sistema de refrigeración abierto que emplean las termoeléctricas como la Santa María de Colbún y la de Bocamina, pueden succionar organismos acuáticos en gran medida de tamaños pequeños como huevos y larvas. Tanto el arrastre por succión de estas especies, como la estancia misma de ellas en el sistema, les provocan un estrés físico enorme, tanto por el calor, como por los productos químicos a los que se enfrentan”, indicó el parlamentario.

 

En ese sentido, Navarro indicó que “solicitaremos, pues, a la Superintendencia del Medio Ambiente que nos garantice que las medidas que la Termoelétrica Bocamina I está implementando realmente no dañan el medio ambiente. Nosotros, que perdimos la confianza hace rato en la empresa, creemos que no será así”. Y detalló: “Si bien Endesa señala ‘haber sustituido el 28 de enero la malla de los sifones por una nueva estructura y de reparar la cortina de burbujas, (…) ambas alternativas tendientes a evitar la succión de biomasa son de carácter piloto y de mejora continua hasta llegar a una solución óptima’, en realidad  nos parece que es solo una medida parche y de prueba que no amerita que vuelva a funcionar la Central”, criticó.

 

Y advirtió: “Tenemos a la Termoeléctrica Bocamina I y II bajo lupa. Y nos cercioraremos que si no presentan medidas de mitigaciones serias, por los cargos que la misma SMA  les ordenó en septiembre del año pasado, como lo adecuado que sería que la obra de descarga de líquidos del sistema de refrigeración estuviese a 30 metros de la orilla de la playa; o dejar el sistema de desulfurización operativo, entonces apelaremos a que siga paralizada”. Y explicó: “En cuanto a la captación de agua, exigiremos que Bocamina cumpla con que los dispositivos sean los precisos: que las redes de filtro, que el sistema de manejo y devolución de masa hidrobiológica sean inofensivos y cuenten con respectivas barreras de filtrado acuático. De no ser así, insistiremos en presentar todos los recursos que consigan el cierre definitivo de la operatividad de la Termoeléctrica y que compense a las familias con indemnizarlas y relocalizarlas como corresponde”, concluyó Navarro.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.