DENUNCIA PENAL QUE PONE EN CONOCIMIENTO A LOS TRIBUNALES DE JUSTICIA, LAS ACCIONES COMETIDAS EN IX REGION

imagen-post-navarro-el-motrador

EN LO PRINCIPAL: DENUNCIA PENAL
OTROSI: ACOMPAÑA DOCUMENTOS

S.J.L. DEL CRIMEN

ALEJANDRO NAVARRO, GUIDO GIRARDI, LEOPOLDO SANCHEZ, MIGUEL HERNÁNDEZ, EDMUNDO VILLOUTA Y EUGENIO TUMA, Diputados de la República, domiciliado en calle Pedro Montt sin número Congreso Nacional, Valparaíso , a US. con respeto digo:

Que en virtud de lo dispuesto en el Código de Procedimiento Penal venimos en interponer denuncia penal para que conforme a Derecho se proceda a iniciar el correspondiente sumario criminal en consideración a los antecedentes que a continuación pasamos a exponer:

Entre los meses de Marzo y Abril último se han suscitado una serie de acontecimientos graves originantes de un conflicto entre grupos mapuches y empresarios forestales por la posesión y dominio de las tierras de varias comunas de la IX región. Según se ha informado por los medios de prensa, mapuches de la zona han procedido a manifestar su descontento por las precarias condiciones en que viven, fruto de la privación que han sufrido históricamente de sus tierras, por medio de una serie de acciones, entre ellas las tomas de algunos fundos, tales como el fundo Galvarino, Traiguén, Lumaco y Purén. Estas acciones han originado la inmediata reacción de los empresarios y agricultores poseedores de dichos predios, creándose un conflicto que ha conmocionado a la opinión pública nacional.

El objeto de esta denuncia es poner en conocimiento de los tribunales de justicia, la naturaleza de las reacciones que han tenido los representantes de los empresarios y agricultores de la zona, por cuanto a juicio nuestro muchas de ellas son constitutivas de delito, poniendo en serio peligro la seguridad de las familias y agrupaciones mapuches y en general de todos aquellos que somos partícipes de una convivencia social pacífica.

Entre las reacciones y acciones emprendidas por los sectores aludidos tenemos las siguientes:

Con fecha 18 de abril de 1998 en diario La Tercera se da a conocer la intención de los agricultores de “recuperar a toda costa” los predios, añadiéndose que estos “habrían acordado iniciar personalmente el trabajo de retoma de los predios ocupados”.

En diario El Mercurio del mismo día se señala también la preocupación por lo que se califica como “una reacción desmedida por parte de los propietarios afectados”. En dicho artículo de prensa el señor Alfonso Ruiz en calidad de presidente del Comité de defensa de los predios ocupados señala que “iniciarán retomas de los predios, responsabilizando a la autoridad de las posibles consecuencias, ya que ellos no quieren tomar medidas.” Agrega luego en el mismo artículo que los mapuches portarían escopetas situación que “…los obligará a usar los mismos medios para usar a los usurpadores de sus predios.”

En artículo de El Mercurio del día 19 de abril de 1998 se titula “Exigen Solución al Gobierno: Dueños de Fundos Tomados Dan Ultimátum de 48 horas. Advirtieron sobre posibles enfrentamiento con los indígenas si la autoridad no termina con ocupaciones ilegales de fundos en la IX Región.” En el texto del artículo señalan los agricultores que “advirtieron que de lo contrario éstas (las autoridades) deberán asumir las consecuencias de un posible enfrentamiento entre los ocupantes y sus legítimos dueños.” Más adelante consta una afirmación que a juicio personal es de la mayor gravedad. Se indica que “armados y movilizados en camionetas, casi un centenar de dueños de fundos y parceleros vigilan en turnos diarios y nocturnos los fundos Pangueco y El Litre…”.

Luego en artículo de Las Ultimas Noticias de 21 de abril de 1998 se titula una situación igualmente grave: “propietarios de tierras en toma, si bien no se dan plazos perentorios, advierten a ocupantes y al Gobierno que “tenemos el derecho constitucional a defendernos, incluso con armas.” Señala el texto que “…esperamos soluciones rápidas de parte de la autoridad, si eso no ocurre usaremos las armas.” Luego manifiestan “su intención de repeler a fuego directo a cualquier mapuche que intente ocupar nuevas tierras y, paralelamente, anunciaron que usarán sus armas para desalojar a los indígenas de sus propiedades.”

El mismo día en declaración de prensa en diario La Segunda el señor Alfonso Ruiz reconoce que “Carabineros interceptó a unas personas que andaban con armas. Ellos dijeron que era para evitar robo de animales, pero es poco creíble. En nuestro caso, en ningún momento hemos tenido ánimo de amedrentar con balas.”

En artículo de 22 de abril de 1998 de diario Las Ultimas Noticias se da cuenta de una situación con características de delito. Se expresa textualmente que “En camionetas de última generación y con escopetas y revólveres, montaron guardias nocturnas y masa de alguno -según versiones mapuches- ofreció balazos y hasta incendiar los propios predios, para culpar a los eventuales ocupantes, lo que niega enfáticamente el empresario forestal Mario Bachmann. Señala luego Rogelio Nahuel, wuerkén de la comunidad Bolleco-Pangueco que presentaría una querella contra el vocero de los agricultores, Alfonso Ruiz, por “racista, terrorista y antimapuche.”

En artículo de La Segunda de 23 de abril de 1998, por último, se expresa que los agricultores chilenos cuyas propiedades han sido tomadas por grupos mapuches en la Novena Región -Temuco- se ven obligados a expresar que “si ellos sacan armas, deberemos responder.”

Las declaraciones anteriores son sólo un ejemplo de las acciones y hechos atribuibles al sector empresarial forestal de la zona, conforme los antecedentes de prensa. Estas declaraciones de ser efectivas en los hechos ameritan la iniciación de los correspondientes sumarios criminales por cuanto son presupuestos fácticos de algunos de los siguientes delitos:

1. En primer término, del delito de amenazas tipificado y sancionado en el art.296 a 298 del Código Penal que establece que:

“El que amenazare seriamente a otro con causar a él mismo o a su familia, en su persona, honra o propiedad, un mal que constituya delito, siempre que por los antecedentes aparezca verosímil la consumación del hecho, será castigado:” con presidio menor en sus diversos grados dependiendo los supuestos legales.

2. En segundo término, del delito de porte y tenencia ilegal de armas tipificado y sancionado en el art.9 de la ley de control de armas contenida en el Decreto Supremo Nº 400 del Ministerio de Defensa que señala:

“Los que poseyeren o tuvieren algunos de los elementos señalados en las letras b), c),d) y e) del artículo 2º, sin las autorizaciones a que se refiere el artículo 4º o sin la inscripción establecida en el artículo 5º, serán sancionados con presidio menor en su grado mínimo a presidio mayor en su grado mínimo”.

3. En tercer término existen antecedentes para que se configure alguna de las infracciones penales contempladas en la Ley de Seguridad del Estado, particularmente delitos contra el orden público tipificado y sancionado en el art.6 y 7. A modo de ejemplo, prescribe el art.6 que:

“Cometen delito contra el orden público:

f) Los que hagan la apología o propaganda de doctrinas, sistemas o métodos que propugnen el crimen o la violencia en cualquiera de sus formas, como medio para lograr cambios o reformas políticas, económicas o sociales.”

4. Por último, estimo que existen antecedentes suficientes como para que se encuentre configurada alguna infracción a la ley antiterrorista contenida en la ley 18.314. En esta materia especial importancia puede tener el art.7 en relación a los arts.1 y 2 que prescribe que :

“La amenaza seria y verosímil de cometer alguno de los mencionados delitos (de los arts.1 y 2), será castigado como tentativa del mismo.”

Los hechos reseñados y difundidos por la prensa son constitutivos de alguno(s) de los delitos contemplados en las leyes y disposiciones señaladas, hechos en los que al menos el señor Alfonso Ruiz tiene y ha tenido una activa participación como vocero de los empresarios forestales según los datos de prensa; ello sin perjuicio de los demás responsables por iguales hechos.

POR TANTO,

A US. RUEGO: Se acoja a tramitación la presente denuncia, se instruya sumario criminal en contra del señor Alfonso Ruiz y de quienes resulten responsables de los hechos delictivos relatados y, en definitiva, se les condene a las máximas penas legales establecidas en los correspondientes cuerpos legales.

OTROSI: Sírvase US. tener por acompañados a autos los documentos de prensa en los que constan los dichos y declaraciones constitutivas de los delitos señalados.

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *