Denuncian violencia innecesaria de Carabineros contra pescador

Diputado Navarro ante Fiscalía Militar pidió investigar graves lesiones

carabineros

Su preocupación por la gravedad de las lesiones sufridas por el pescador artesanal de Coronel, Luis Lincolao, a raíz de la acción policial desplegada para disuadir las manifestaciones que demandaban mayor cuota pesquera en el sector Lo Rojas el pasado 10 de julio, manifestó el diputado Alejandro Navarro, quien dijo que “independiente de las atribuciones que la ley entregue a la policía uniformada para disuadir las manifestaciones en ciertas condiciones, no es posible que un hombre haya quedado prácticamente ciego luego de recibir un balín policial en el ojo”.

El parlamentario dijo que “lo más grave del caso es que con anterioridad este pescador ya había sido golpeado por efectivos de la policía uniformada, ocasión en que también recibió golpes en el otro ojo, en el que sólo le queda un 30 por ciento de visión. Por eso, pediremos al fiscal militar que se investigue la aplicación de violencia innecesaria con resultado de lesiones graves sobre esta persona, quien ha quedado con nulas posibilidades de trabajar en la pesca. Además esperamos que Lincolao pueda ser evaluado médicamente en Santiago y con ese diagnóstico estudiaremos nuevas acciones a seguir”.

“En esta presentación -agregó el legislador del PS- hemos solicitado peritajes sobre las distancias en las que un proyectil como este puede incluso llegar a tener riesgo vital, tal como sucedió con Caupolicán Inostroza, en marzo de 1984, cuando murió luego de ser baleado con balines en el estacionamiento de la Escuela de Lenguas en la Universidad de Concepción. De comprobarse que estos balines son potencialmente armas mortales estudiaremos iniciativas administrativas y legislativas que las supriman de los procedimientos policiales disuasivos”.

Navarro señaló que “siendo aproximadamente las 11:30 horas de la mañana, en circunstancias que un grupo de pescadores artesanales se manifestaba por la denominada “cuota de captura de pesca” en forma pacífica, en calle Montt, Carabineros procedió a disolver la manifestación utilizando para tal procedimiento, entre otros, gas lacrimógeno, carros lanza agua y balines supuestamente de goma. Tal fue la magnitud de la represión ejercida por parte de los funcionarios de Carabineros, que uno de ellos disparó con su arma a una distancia aproximada de 2 metros directamente al rostro de la víctima, hecho que fue captado por cámaras del canal de televisión MEGA”.

“Posteriormente -agregó el diputado- Luis Lincolao fue llevado de urgencia por sus compañeros, al Hospital de Coronel, para luego ser trasladado al Hospital Regional de Concepción donde, pese a la intervención médica, perdió totalmente su ojo izquierdo por causa de la herida provocada por un balín disparado por Carabineros”.

El parlamentario indicó que “tenemos la convicción que estos hechos y la forma de actuar de los funcionarios policiales, configuran el delito previsto en el artículo 330 N° 2 del Código de Justicia Militar, ya que si bien es cierto una de las funciones de Carabineros es mantener el orden público, y que para ello se encuentra facultada para hacer uso de la fuerza, esto no puede implicar sino la prorrogativa de utilizarla de forma racional y lógicamente necesaria, y por las consecuencias que se han descrito, nada de esto ocurrió”.

El legislador señaló que “creemos que existiendo una relación de causalidad existente en la conducta de los funcionarios de Carabineros, con los daños sufridos en la persona de la víctima, le hemos pedido al Fiscal Militar, Roberto Henríquez, que en conformidad con lo dispuesto en el Código de Justicia Militar, que instruya un sumario para determinar las responsabilidades y pueda determinar las responsabilidades y condene al o los autores a la máxima sanción establecida por la norma vigente paras ese tipo de delitos”.

Navarro dijo que “al hacer esta petición de investigar a la Fiscalía hemos solicitado todas las diligencias que la normativa considera, sin por ello, entorpecer las diligencias propias del sumario, a fin de colaborar con la justicia. Entre estas solicitudes, además de la comparecencia del principal afectado, están las siguientes:

1. Se despache orden amplia de investigar sobre los hechos materia de la presente denuncia, para ser cumplida por la Policía de Investigaciones de Chile.

2. Se oficie al Director de Prensa del Canal de Televisión MEGA, don Luis Salazar Muñoz, con domicilio en Av. Vicuña Mackenna 1348, en Santiago, a fin que pueda disponer la entrega de la cinta donde constan los hechos acaecidos al Tribunal de SS.

3. Se oficie al Jefe de la VIII Zona de Carabineros, General Sergio Alcaíno Vergara, para que entregue un informe detallado y pormenorizado sobre los hechos y circunstancias del operativo policial desarrollado con fecha 10 de julio de 2002 y para que además defina y describa la naturaleza del proyectil, número de balines usados, costos asociados a su uso e instrucción especializada del personal policial que los utiliza, remitiendo a US. Nómina de los funcionarios que participaron en los hechos denunciados, así como del o los oficiales responsables del procedimiento.

4. Se oficie al Sr. Ministro de Salud, don Osvaldo Artaza Barrios, para que certifique la atención y diagnóstico médico de don Luis Alberto Lincolao Alarcón, tanto en lo concerniente a su atención de urgencia en el Hospital de Coronel, como asimismo durante su permanencia en el Hospital Regional de Concepción. En relación a esta última solicitud se sirva poner a disposición de US. un informe del Departamento de Oftalmología de esa unidad hospitalaria, a fin que informe acerca del diagnóstico de la víctima y acerca de la causa y gravedad de su lesión.

5. Se oficie al Instituto de Investigación y Ensayos de Materiales de la Universidad de Chile (IDIEM), con domicilio legal en las Palmeras 3425, Ñuñoa, Santiago para que determine la composición del material utilizado para la confección de este tipo de proyectil, su densidad, y realice pruebas técnicas con diversos tipos de materiales que permitan acreditar los grados de daño que estos elementos pueden causar en ellos, estableciendo en las conclusiones los daños que pueden provocar al impactar contra una persona en diferentes partes de su cuerpo, incluido el rostro y los ojos.

6. Se oficie al Instituto de Salud Pública, a fin que informe de los probables daños que puede provocar el material y la densidad de los balines utilizados por Carabineros en sus procedimientos, y realice pruebas técnicas con diversos tipos de materiales que permitan acreditar los grados de daño que estos elementos pueden causar en ellos, estableciendo en las conclusiones los daños que pueden provocar al impactar contra una persona en diferentes partes de su cuerpo, incluido el rostro y los ojos.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *