Derrota en referéndum fortalece chavismo y revolución bolivariana

Senador Navarro (PS) desde Venezuela destacó transparencia del proceso:

venezuela

Una vez concluido el referéndum en Venezuela y con él el rol de observador internacional del proceso al que fue invitado por el Consejo Nacional Electoral, el senador socialista Alejandro Navarro dijo que “contrariamente a los que algunos estarán pensando o diciendo en Chile en este momento, haciendo análisis en blanco y negro, que terminan concluyendo que con esta derrota electoral de ayer poco menos que se termina el gobierno de Chávez, lamento decirles que hoy, tras esta consulta, el chavismo, la revolución y la Constitución Bolivariana han salido muy fortalecidos”.

El legislador indicó que “aquellos que sacan cuentas alegres, olvidan que el Presidente Chávez recién fue reelecto el año pasado y que su gobierno dura hasta el 2013, excepto que la oposición insistiera en promover un nuevo referéndum revocatorio, para lo cual debe cumplirse la mitad del período y eso recién es el 2010. En todo caso, creo que en este nuevo escenario la oposición tendrá un papel más constructivo y menos confrontacional, tal como ha quedado la impresión tras escuchar a algunos de sus líderes”.

“De hecho -agregó- el propio Manuel Rosales, ex candidato presidencial de la oposición y actual gobernador, en sus declaraciones nocturnas apenas entregados los resultados, le pidió al Presidente Chávez que envíe proyectos de ley a la Asamblea Nacional con dos de los puntos que formaban parte del paquete de reformas rechazadas: la rebaja de las horas de la jornada laboral y la creación de un fondo de estabilidad social para los trabajadores independientes más pobres. eso hace poco creíble la tesis del desalojo que algunos quieren exportar a Venezuela”.

Navarro enfatizó que “este rechazo las reformas propuestas por el gobierno venezolano no significan un rechazo ni al gobierno ni al proceso de transformaciones en curso en Venezuela. Esto por varias razones, además de las ya dichas: primero, porque la consulta era sólo sobre los puntos a reformar y no sobre el gobierno, el presidente o el proceso en su totalidad y porque aún con el rechazo, el gobierno sigue contando, a lo menos, con el apoyo de la mitad del país, lo que legitima el proceso en marcha. Y, por último, porque incluso entre quienes apoyaron el No había una idea fuerza que decía: Chávez si las reformas no, lo que revela que el tema en debate en este caso eran exclusivamente las reformas y no el liderazgo ni la legitimidad presidencial”.

El parlamentario señaló que “por otra parte el rechazo a las reformas no significan tampoco un triunfo de la oposición, porque ésta sigue sin unidad orgánica y su desafío todavía sigue siendo consolidarse y tener liderazgo y vocería clara, pues hasta ahora sólo aparece unida cuando hay comicios electorales. Además, con la realización de este referéndum, más allá del resultado, se legitima y valida definitivamente la Constitución Bolivariana aprobada en 1999, pues hasta ahora no se ha escuchado nadie cuestionar este punto, lo que consolida la institucionalidad que ha impulsado el actual gobierno”.

“Respecto de otro de los aspectos en que se ha querido insistir en Chile -prosiguió- que es en el tema del desabastecimiento, especialmente de leche, habría que decirles a quienes por su visión europeísta o norteamericana no conocen la realidad del pueblo venezolano, que Venezuela es una potencia petrolera y no lechera, y que debido al incremento sostenido del poder adquisitivo de las personas de menores recursos en los últimos años, ha aumentado el consumo de leche y otros alimentos, lo que los ha hecho cada vez más escasos y caros. Intentar utilizar ese tipo de argumentos para cuestionar al gobierno parece un despropósito”.

Navarro dijo que “sin embargo, uno de los puntos que se puede asumir como crítica es que no se agotaron las posibilidades para que la ciudadanía tuviera todas las posibilidades de conocer y entender en detalle las 69 reformas propuestas. Los especialistas dicen que en el caso de los referéndum lo usual es que sólo haya 2 ó 3 preguntas. Es un caso similar, aunque con resultado contrario, a lo que ocurrió en Chile en 1989 cuando se plebiscitaron 89 reformas, de las cuales la gente sólo sabía que queríamos eliminar el Artículo 8 que excluía a las fuerzas de izquierda. Aquí hubo un fenómeno similar, lo que fue reforzado por la prensa que se centró sólo en el tema de la reelección indefinida, en el tema de la propiedad, de las FFAA, y del Banco Central”.

Finalmente el parlamentario del PS dijo que “seguramente en Chile algunos parlamentarios explotarán el tema y dirán que esto es un rechazo a la totalidad del proceso y particularmente a la figura polémica de Chávez. Incluso, con seguridad los Tarud, los Cardemil, los Walker y los Rossi harán declaraciones y presentarán proyectos de acuerdo bajo esta tesis. Frente a eso sólo cabe decir que observadores de todo el mundo pudieron constatar la participación ciudadana, la calidad, seguridad y transparencia del moderno sistema de voto electrónico y sobre todo, el reconocimiento temprano que Chávez hizo de su derrota, lo que echa abajo la majadera tesis del fraude y del gobierno antidemocrático”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *