DESPENALIZACIÓN DE TRES CAUSALES DE INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DEL EMBARAZO

El señor NAVARRO.- Señor Presidente, la intervención de la Presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, por cierto marca un elemento de confusión. Claramente la UDI ha manifestado que esté en contra de las tres causales. De las palabras de la Senadora, por su intermedio, yo desprendo que la UDI ha cambiado de posición, de que considera que el aborto o la interrupción del embarazo cuando está en riesgo la vida de la madre no es aborto.

Así lo ha señalado clara y nítidamente.

Señor Presidente, eso significaría un cambio radical en torno a lo planteado en las actas constituyentes de 1974, en la Comisión Ortúzar, por Jaime Guzmán que señalaba que en toda circunstancia, aunque eso conllevara la muerte, debía priorizarse la vida del niño y jamás generar el aborto.

Aquí estamos discutiendo incorporar una cláusula que estuvo vigente entre los años 1931 y 1989 y que en condiciones extraordinarias los señores Merino, Matthei y Gordon, junta de Gobierno, sin un Parlamento como este, cambiaron radicalmente y establecieron, por cierto, la penalización.

Yo no comparto con usted, señor Presidente, con todo respeto, que efectivamente no haya penalización. Eso es lo que estamos discutiendo, ese ha sido el corazón del debate: si se penaliza o se despenaliza el aborto. Y en la causal sobre riesgo de vida de la madre, yo quisiera saber, por su intermedio, si la UDI va a cambiar de criterio. Quiere decir que de rechazarse esta indicación ellos van a votar a favor de la causal número 1, porque así lo ha señalado de manera clara, nítida, Jacqueline van Rysselberghe, Presidenta de la UDI.

Ella señala que cuando efectivamente se trata de salvar la vida, ahí no hay aborto, lo que hay es una intervención para evitar una muerte, que es exactamente lo que yo pienso.
Efectivamente, no hay aborto porque lo que se hace es una intervención para salvar una vida, la vida de la madre.

El señor NAVARRO.- Lo que teníamos en nuestro texto permanente, y que fue cambiado de manera arbitraria, ilegítima, en mi opinión, por el señor almirante Merino, porque no hubiéramos tenido este debate, por cierto, si no hubiera existido esta situación en dictadura, ¡sin Congreso!

Hoy día tenemos Congreso, y lo podemos debatir.

Y, por tanto, señor Presidente, en esto hay que ser claro. Hay una indicación elaborada por usted que establece, según lo leo, según el Senador Patricio Walker, de que en vez de un informe hay dos informes médicos.

El tema de fondo no es ese: no es el número de informes. El tema de fondo es un tema ético, moral, como lo planteaba Jaime Guzmán con mucha nitidez y honestidad: él decía que la mujer tiene que cargar la cruz y hacer el acto de heroísmo, y fallecer, morir si es necesario.

Señor Presidente, estamos discutiendo afortunadamente en el 2017 sobre un tema que tiene elementos valóricos, pero que también tiene elementos fundamentales en materia de salud pública, en materia de vida.

Y en este sentido, la Senadora Van Rysselberghe ha señalado que estaría dispuesta a apoyar su indicación.

Yo lo único que veo en esto efectivamente es un acto que pretende generar condiciones para los votos necesarios para que esta indicación se apruebe y se generen un conjunto de elementos derivados de la misma.

Yo he escuchado con atención al Senador Walker, y lo he escuchado a usted que es autor de la indicación. Sin embargo, está claro que hay efectos sobre la indicación, si no, no la presentaría. Si fuera exactamente lo mismo, el Senador Andrés Zaldívar, Presidente del Senado, no presentaría la indicación, porque significaría lo mismo que ha planteado el Ejecutivo.

Hay un impacto. Hay una derivación y un impacto concreto.
Sobre ese punto, señor Presidente, usted no se planteó cuál es la derivación; qué efectos tendría que se aprobara su indicación, porque no es un informe médico más, lo que hay es un establecimiento de fondo de la tesis de que en la causal que establece el aborto por riesgo de vida de la madre, no existiría penalización cuando algunos creemos que sí ha existido. Si nuestros médicos han estado amenazados. Y quienes legítimamente han estado en contra de aquello, solo han generado una campaña muy fuerte, en mi opinión, a veces ilegítima, a veces muy fuerte sobre el tema.

Por tanto, señor Presidente, yo voy a votar en contra de la indicación porque de las derivaciones de su indicación, aparte de los elementos que usted ha planteado, aparte de lo que ha planteado el Senador Ignacio Walker, está claro que hay una incidencia que ha hecho incluso que la Senadora Van Rysselberghe, que se ha opuesto férreamente a esta causal y a todas las causales, diga que está de acuerdo.

Yo no creo que esté de acuerdo, sino que más bien lo que ella ha planteado es que, efectivamente, frente a la posibilidad que se apruebe, cualquier modificación es contribuyente.

Yo en esto voy a ser consecuente, y quiero decirle que si hay una causal por la cual estoy total absolutamente convencido es esta causal.

Voto en contra de la indicación, señor Presidente.

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *