DESPIDEN A JOVEN ADVENTISTA POR NO TRABAJAR DIA SABADO

Diputado Navarro dijo que esto es agravado por su condición de discapacitado

discapacitados

Su molestia, por lo que calificó como un ejemplo más del doble estandar que existe en muchos chilenos, manifestó el diputado Alejandro Navarro al referirse al despido de Ismael Catalán Salazar, de 31 años, quien se desempeñaba como digitador computacional de la empresa SerBank desde hace 5 años, manteniendo contrato indefinido y una hoja de vida intachable y cuya salida de la empresa, el pasado día 17, fue gatillada por su imposibilidad de conciencia–debido a su condición de miembro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día- de trabajar los días sábados.

El parlamentario argumentó que “ese doble estandar se manifiesta en el hecho, tal como ocurre con otros temas de la sociedad como la intolerancia y el racismo, de manifestar una posición públicamente, pero luego, a la hora de actuar en consecuencia se manifiestan las debilidades de ese discurso. Aquí el tema concreto es que Ismael es un buen trabajador, pero se le está despidiendo por tener una opción religiosa que le impide trabajar los días sábados, cosa que él ha compensado trabajando más de 12 horas en la semana”.

Navarro dijo que este caso de discriminación no puede ser asimilable tan fácilmente, como se pretende, al artículo 161 del Código del Trabajo que se refiere a las necesidades de la empresa, ya que lo que se nos está tratando de decir es que Ismael ya no le sirve a la empresa como trabajador porque no puede ir los días sábados, pese a ser un excelente operario y pese a extra cumpliendo satisfactoriamente los objetivos de su función. Aquí, claramente se está utilizando la religión como una excusa para despedir a una persona minusválida, contrariando además otra ley que es la de culto, aprobada hace algunos años y que permite a la gente tener una opción religiosa que debe ser respetada”.

El legislador del PS, y miembro de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, dijo que este despido era inaceptable, toda vez que luego de ser notificado por el subgerente de recursos humanos de la empresa, la carta de despido enviada por ésta no justificó la causa del despido. Por este caso y otros sobre los que estamos recabando antecedentes, solicitaremos una reunión al Ministro del Trabajo, Ricardo Solari, a fin de que se pueda desarrollar una adecuada fiscalización y determinar las sanciones correspondientes, por hechos de este tipo que, por temor, muchos otros trabajadores no se han atrevido a denunciar”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *