Diputado Navarro saludó Año Nuevo Mapuche o We Xipantu

Parlamentario dijo que su cosmovisión del mundo debe ser respetada

mapuche_ley_sayen

Su respeto y su saludo a la celebración del Año Nuevo Mapuche o We Xipantu manifestó el diputado del PS Alejandro Navarro, quien recordó que “esta importante celebración se debe a que los antepasados de los mapuche comprendieron los fenómenos físicos que ocurren en la naturaleza cada cierto tiempo. Uno de ellos fue percatarse de la existencia de un momento durante el cual el avance de la noche alcanzaba su máxima extensión. A este punto culmine en la transformación del tiempo los antepasados mapuche lo denominaron WE TXIPANTU, lo que en mapundungun, significa retorno o volvió a salir el sol”.

El parlamentario indicó que “de acuerdo a los relatos la fecha del we txipantu se determinó por medio de la observación y contemplación del wallontu mapu (universo) y del nag mapu (la tierra donde coexistimos). Los antepasados intuyeron la influencia que ejercen las gul pony el nao o la kapúra, que son un grupo de estrellas que anuncia la llegada del we txipantu; la presencia de küyen (la luna) que renueva las aguas y el espíritu de lo femenino; la presencia del wünelfe o lucero del amanecer que renueva las plantas medicinales y todos los vegetales y, por último, antü (el sol) que renueva las energías del itro fill mogen (todo lo que tiene vida). Es por ello que el mapuche también se renueva en su kimün y rakiduam (conocimiento y pensamiento mapuche), porque se es parte de un todo”.

Navarro dijo que “esta fecha se manifiesta en una diversidad de ritos y actos socio-culturales y religiosos. Es así como la tarde del día anterior, antes que el sol se ponga se inician los preparativos, colocando ramas, enterradas en dirección al lugar donde sale el sol, luego de la llegada de los invitados y los parientes se realiza el yeyipun, ceremonia en la que se invoca a los antepasados locales a los que se denomina los mely chi laku, comunicándoles que se cumple con el rito ancestral de hacer we txipantu , generalmente esta ceremonia es dirigida por una machi o en su lugar por el o los lonkos del lugar, durando hasta que el sol se pierde por el oeste”.

“Al llegar la noche -agregó- se realizan muchas conversaciones compartiendo sabiduría, historias, conocimientos diversos. En esta ocasión el rol de los ancianos adquiere más fuerza por que ellos transmiten consejos para ser mejores personas y mapuches, asumiéndose con dignidad y orgullo. Por ello, se habla de los ejemplos de vida de quienes lucharon para que el pueblo permanezca hoy en día. A los niños y jóvenes se les aconseja para que alcancen el divino estado de hombres sabios”.

El legislador recordó que “durante la noche los participantes realizan bailes tradicionales, manteniendo un espíritu de encuentro y permanente comunicación con los valores y conocimientos ancestrales. También se enseñan juegos para divertirse y entretenerse. Se permanece despierto para recibir la llegada del we txipantu, por ello durante la noche debe reinar el espíritu comunitario y de sana diversión adquiriendo conocimientos necesarios para la vida mapuche”.

“De madrugada -comentó- cuando se produce la aparición de un grupo de estrellas que anuncia la llegada del we txipantu, se inician los preparativos para el nguillan mawun ceremonia del amanecer. A la llegada del lucero del amanecer la gente se baña el los ríos, lagos o esteros como símbolo de purificación para limpiar su espíritu y su cuerpo. El regreso del sol y de la luz marca el proceso de renovación de la naturaleza y de la sabiduría y pensamiento mapuche, entendiendo el propio ser dentro del conjunto. Es así que los mapuches entienden que son el we txipantu, porque también nacen, crecen y se renuevan, al igual que todo lo que existe en la naturaleza y en el universo”.

“En el we txipantu se realizan otros ritos anexos que reflejan el sentir y vivir de la sociedad mapuche. Uno de estos ritos es el lakutun que consiste que a un niño se le otorga en nombre de un abuelo o antepasado de gran importancia para el pueblo mapuche. Por medio del lakutun el niño se vincula con su origen a través de su particularidad individual. El profundo sentido que tiene el we txipantu para el mapuche se manifiesta en su filosofía de vida en que se percibe que todo cumple una función, nada esta por estar, todo tiene un sentido y un significado en el orden universal y natural en que se desenvuelve”, concluyó el diputado.

“Finalmente -dijo Navarro- esperamos que el año nuevo mapuche marque el inicio de nuevos, mejores y más justos tiempos para el pueblo mapuche. Ello significa avanzar en el reconocimiento constitucional efectivo de los pueblos indígenas y en la ratificación del Convenio 169 de la OIT. También significa mejorar la política del Estado hacia los mapuche, no sólo en relación a la temática de la tenencia de la tierra, sino del acceso a la justicia, a la educación, a sus costumbres y su religiosidad”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *