Diputado Navarro valoró disposición que exime del pago por concepto de basura a viviendas avaluadas en menos de 25 UTM

relleno-sanitario-fuente-greenpeace

Aprobado proyecto sobre Rentas Municipales en Cámara Baja

El diputado socialista Alejandro Navarro informó hoy que la Cámara de diputados aprobó en general y en particular el proyecto de ley sobre rentas municipales, que tiene como propósito incrementar los ingresos de los municipios y propender a una mayor equidad en la redistribución solidaria de los recursos que componen el Fondo Común Municipal.
“Este es un proyecto muy importante y valioso porque representa recursos nuevos para el sistema municipal y porque permite mejorar la distribución de los recursos en la medida que el Fondo Común Municipal está pasando de 240 mil millones a 280 mil millones”, señaló el parlamentario.

Agregó que entre los municipios existe una gran desigualdad, “hay muy pocos municipios que concentran casi todos los recursos y esta desigualdad provoca mayor desigualdad y por lo tanto todo lo que se haga para corregir eso apunta a que no se siga produciendo esa injusticia. Los municipios con menos recursos no pueden hacer muchos aportes en la educación, salud, desarrollo social o urbanización”.

El parlamentario destacó como un paso muy significativo en la aprobación de esta normativa la disposición que asegura el no cobro de “basura” a las viviendas avaluadas en menos de 25 UTM y a su vez se permite a los municipios, por una sola vez, condonar el 50 por ciento de las deudas existentes por derechos municipales al 31 de diciembre de 1999; siempre que el saldo sea cancelado al contado.
Precisó que el proyecto aborda el tópico de los residuos sólidos con el objeto de desarrollar en el largo plazo una institucionalidad del sector y generar mayores recursos para el financiamiento de este servicio a través del pago del aseo, quedando sólo exentas los casos ya mencionados. Además –dijo- el municipio debe conocer el lugar específico de depósito final de los residuos, para evitar la proliferación de basurales clandestinos”.

El parlamentario lamentó que se haya perdido la norma que implicaba una importante inyección de recursos para las comunas más pobres y que obligaba a los municipios de mayores recursos a entregar el 75 por ciento de su recaudación por permisos de circulación a dicha instancia, por lo cual se mantuvo el aporte a este fondo, del 60 por ciento del impuesto territorial, con excepción de las comunas de Santiago, Las Condes, Providencia y Vitacura, que deberán aportar el 65%.

Al respecto, acusó a la derecha de actuar con doble estándar, “porque -según dijo- mientras en su discurso público dice querer solucionar los problemas reales de la gente, cuando vota en el parlamento lo hace justamente en su contra, impidiendo que los vecinos que viven en comunas más pobres cuenten con los recursos necesarios para solucionar sus problemas de salud, vivienda, educación, etc”.

Navarro valoró que se haya modificado el “techo” o monto por concepto de patente comercial o industrial que deben pagar las empresas, incrementándose de 4.000 a 8.000 UTM por año, a pesar que la derecha se opuso a ello. Precisó que hoy día unas 400 empresas (públicas y privadas) cuentan con un capital propio superior a 20 mil millones de pesos y se verían afectadas por el alza de este impuesto.

Dijo que con esa actitud la derecha demuestra que solo le interesa defender a las grandes empresas, intentando restar un importante aporte de recursos. “Resulta difícil entender como se ha hecho caudal de parte de la derecha respecto a que se le este aumentando el tope a una empresa como la Papelera que tiene 25 mil millones de capital o Endesa, Enersis, Celulosa Arauco o Chilectra. El hecho que estas empresas aporten mas es porque tienen un capital propio mayor y por lo tanto el impacto que tienen sobre el movimiento de las ciudades es mayor”, acotó.

Puntualizó que la iniciativa aprobada suprime además la exención general habitacional, que corresponde aproximadamente a $ 7 millones, en moneda de 1995, respecto de bienes raíces con un avalúo fiscal superior a 25 millones, manteniendo esta franquicia sólo para los inmuebles que tengan un avalúo inferior a dicho monto.

De este modo –sostuvo- dejaría de acogerse a la exención el 3,3% de los predios catastrados susceptibles de pagar el impuesto territorial en el país, porcentaje que equivale a unas 85.000 viviendas.

Por último, el parlamentario dijo que esperaba que en el Senado la derecha asuma una actitud más responsable reponiendo y apoyando la norma que obligaba a las comunas de mayores recursos a entregar el 75 por ciento de su recaudación por concepto de permisos de circulación.

Fuente: OFICINA PARLAMENTARIA

0 shares
Anterior

Antimonopolio: Una Justa Competencia

No More Posts

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *