DIPUTADO SOCIALISTA ALEJANDRO NAVARRO Y ALZA DE TARIFAS DE ESSBIO “ALZA DE AGUA POTABLE SIN FINANCIAMIENTO DE SUBSIDIO ES UNA IRRESPONSABILIDAD”

DIPUTADO SOCIALISTA ALEJANDRO NAVARRO Y ALZA DE TARIFAS DE ESSBIO

too-much-fluoride-in-water-692x360

Su preocupación por lo que calificó como “una irresponsabilidad” manifestó el diputado Alejandro Navarro, al referirse al proceso de fijación de nuevas tarifas de agua potable en la VIII Región “sin tener todavía asegurado el financiamiento de los miles de subsidios al pago de consumo de agua potable y servicios de alcantarillado de aguas servidas que benefician a las familias de más escasos recursos”.

Sobre lo mismo, el parlamentario dijo que “no puede decretarse un alza de esta magnitud y decirse, como se ha hecho, que ‘será necesario destinar recursos del presupuesto 2001 para cubrir el mayor monto del subsidio asociado al alza tarifaria, durante el último trimestre de este año’, agregando que ‘los costos asociados al aumento del monto del subsidio alcanzan en la región a los 158 millones 900 mil pesos’, lo que ratifica que se suben las tarifas sin tener la seguridad de llegar a contar con el monto que sirva a lo menos para mantener los subsidios actualmente vigentes”.

Navarro dijo que “eso, sin duda afectará directamente a los 71.470 beneficiarios del subsidio en la región, que hasta la fecha representaban una inversión de parte del Estado que ascendía a los 2.158.728 millones de pesos anuales, pero sobre todo afectará a la gran mayoría que no lo recibe y que deberán cancelar tarifas incrementadas en un 47 por ciento”.

El legislador socialista recordó que “el subsidio cuenta con dos componentes: el primero dirigido al pago del consumo de agua potable y del servicio de alcantarillado de aguas servidas (urbano y rural), y el segundo orientado específicamente a la inversión en los sistemas rurales de agua potable. Este subsidio al consumo, consiste en el financiamiento por parte del Estado, de un porcentaje del pago mensual del consumo de agua potable y servicio de alcantarillado de aguas servidas, a los residentes permanentes de una vivienda, apareciendo indicado en el documento de cobro extendido al consumidor. Sólo el año 1999 se asignaron mensualmente 530.046 subsidios con un costo anual de $ 18.436.114 millones de pesos”.

“Por otro lado –agregó- el subsidio a la inversión cubre una parte del valor total del costo de la inversión en el sistema rural de agua potable (SRAP). Este subsidio está dirigido a organizaciones, comités o comunidades rurales encargadas de la administración, operación y mantenimiento del sistema de servicio de agua potable rural y de la recolección y disposición de aguas servidas, si lo hubiera. Este subsidio es administrado y financiado por el Ministerio de Obras Públicas, en cuyas secretarias regionales se realiza la postulación”.

Navarro señaló además que “el alza que ha reconocido la Superintendencia no es real, ya que sólo está considerado un aumento de tarifas en horarios no punta, es decir dejando de señalar a cuanto ascenderá el porcentaje de alza en aquellos casos de sobreconsumo o en horarios punta”.

En otro aspecto del tema el diputado socialista indicó que “insistiremos en que haya una mayor participación de los consumidores en todo este proceso que en nuestra opinión sigue siendo de aguas poco transparentes, ya que los informes tanto de Essbio como el de la Superintendencia siguen siendo secretos y, por lo tanto, al igual que en los procesos de tarificación de los servicios de telefonía y electricidad, es este un mecanismo poco democrático que requiere ser urgentemente modificado”.

El legislador agregó que “otro aspecto a reformar, como inicio del proceso de cambios que hay que hacer , es la forma en que se publican los decretos de fijación de tarifas, ya que parecen escritos en clave o en jeroglíficos para ser sólo entendidos por los técnicos o expertos y no por un ciudadano común y corriente que paga su cuenta de agua mensualmente. Los decretos de todos los servicios básicos deben ser leíbles, ya que de lo contrario se estaría atentando con el derecho a la información. De alguna manera, podemos decir que hacer este tipo de publicaciones es igual que negar la información a los usuarios”.

“Otro aspecto puntual que pediremos se contemple a la hora de hacer las publicaciones en el diario oficial, es que además de clarificar en conceptos las fórmulas de cálculo tarifario, se explicite en porcentajes y números sencillos el alza real de las tarifas, de tal forma que puedan ser entendidas sin mayores interpretaciones”, indicó el parlamentario.

Navarro dijo que “lamentablemente de acuerdo a lo señalado por la Superintendencia las alzas no se detendrán. Entre otras argumentaciones, se justificó el alza debido a una variación de la metodología de cálculo de la tasa de costo de capital –que subió de 9.16% a 10.18%- que se traduce en un alza tarifaria global, es decir una recaudación incrementada en un 5,3%”.

“A lo anterior –prosiguió- la Superintendencia señaló como razón de las alzas la consideración de las nuevas normas para el diseño de redes y plantas elevadoras, los requisitos de calidad del agua potable según sus usos y de acuerdo a la norma de emisión de la autoridad ambiental, que a su juicio aumentan las exigencias de diseño y construcción de obras y, por ende, aumentarían los montos de las inversiones a considerar, tanto en la etapa de producción, como en las de distribución, recolección y, particularmente en lo referido a tratamiento”.

El diputado dijo que “la Superintendencia enfatizó este argumento en la propuesta de fijación de tarifas, sosteniendo que en los procesos tarifarios anteriores, la Superintendencia sólo había contado con estimaciones gruesas respecto de la valorización de las obras y datos reales de la red, tales como la longitud de conducciones y la capacidad de las fuentes. Al cambiar su metodología de estudio –dicen ellos- se produjo un alza de los costos totales de la empresa. Entonces la duda y la extrañeza que surgen son: ¿quién aprobó el cambio de metodología? y ¿por qué en este proceso –a diferencia de la mayoría- hubo consenso en el monto del alza y no hubo necesidad de recurrir al arbitraje de un tercero?.

“Pero el tema de las alzas no terminará aquí –señaló el legislador del PS- ya que de acuerdo a lo planteado por la empresa, con la incorporación de las plantas de tratamiento de aguas servidas , las tarifas aumentarán en promedio hasta en un 10 por ciento más en aquellas zonas donde éstas no existen, que en nuestra región significa más de un 60 por ciento de sus comunas. Esto ocurrirá en el año 2003, cuando entre en funcionamiento la planta de tratamiento Concepción-Talcahuano-Chiguayante. Si a todo esto le sumamos la intención todavía vigente de fluorurizar el agua potable, los costos subirán aún más”.

Por último, Navarro informó que se encuentra estudiando “la presentación de una solicitud de una medida administrativa que permita revisar o anular procesos como éste, además de trabajar en la elaboración de un proyecto de ley que, sumado al ya existente, disponga los cambios necesarios en los procesos de fijación de tarifas del agua potable, la electricidad y la telefonía, con mayor transparencia, información y participación de los usuarios. Para ello, en conjunto con las uniones comunales de juntas de vecinos pediremos una entrevista con el Subsecretario de Economía, Alvaro Díaz y con el Superintendente de Servicios Sanitarios, Juan Eduardo Saldivia, para ser informados más en detalle. Asimismo, en la región, pediremos una reunión pública y masiva con Essbío para conocer sus explicaciones y tener respuestas a todas las inquietudes existentes”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *