“Distancia mínima entre forestales y asentamientos deberá ser de 500 metros”

imagen-post-catastrofes naturales

Por cuatro votos a favor y una abstención, esta mañana la comisión de Agricultura del Senado aprobó la idea de legislar sobre el proyecto de ley, iniciado en moción del senador Alejandro Navarro, que modifica la Ley de Bosques para establecer la obligación de establecer una distancia mínima de 500 metros entre los predios forestales y asentamientos rurales o urbanos y carreteras. 

El senador del MAS Alejandro Navarro, autor de la moción argumentó que “Chile es país de incendios forestales. En promedio, al año se originan unos 6.364 incendios que afectan a 52.132 hectáreas. De éstos, el 99% es causado por el hombre, ya sea por negligencia o intencionalidad”.

Navarro añadió que “estos siniestros han tenido en varias oportunidades consecuencias catastróficas para los vecinos que viven en poblaciones colindantes, producto de la falta de elaboración de planes de prevención y combate de incendios forestales por parte de los dueños de predios forestales”.

“Recordemos el voraz incendio forestal ocurrido en 2014 que arrasó con ocho casas en Santa Cruz de Cuca en Chillan, o más cercano, el pasado 6 de enero donde un incendio forestal consumió cinco viviendas en la comuna de Padre Hurtado”.

El parlamentario agregó que “estas catástrofes ocurren particularmente en zonas de transición donde terminan las áreas urbanas y comienza la vegetación, por lo que son  totalmente evitables. Para ello, hemos insistido en la imposición legal de ‘áreas de separación’ entre predios forestales y asentamientos humanos, como parte de planes de prevención y combate de incendios”.

“Del mismo modo, queremos que los predios forestales, salvo los incluidos en la Ley 20.283, sobre Recuperación del Bosque Nativo y Fomento Forestal, cuenten con un Plan de prevención y combate de incendios forestales, el cual será entregado a la autoridad competente y a Bomberos de Chile”.

El legislador indicó que “con este proyecto queremos poner el énfasis en la prevención de los incendios forestales. Estas empresas han hecho uso indiscriminado de nuestros bosques, ahora llegó el momento de establecer  planes obligatorios para resguardar a la comunidad”.

Para Navarro “los Planes de Prevención de CONAF, tanto nacionales como regionales,  deben ser complementados con obligaciones fuertes para los dueños de los predios forestales. Ellos se benefician de una actividad productiva lucrativa, y por ende, deben destinar parte de las ganancias esperadas al diseño e implementación  de medidas efectivas de prevención y de combate de incendios forestales”.

Según el parlamentario “hasta hoy, la actitud de las forestales ha sido mantener la guardia baja, la inversión que hacen es de tan solo del 1% de sus ganancias en prevenir incendios, cuando la norma internacional dice que debe ser del 5% del total del presupuesto”.

El congresista además señaló que “los empresarios forestales bien saben, que los incendios forestales están llenos de explosiones. La resina de pinos y eucaliptus hierve dentro de los árboles, explota y quema todo a su alrededor, las astillas pueden atravesar una muralla de madera gruesa. Entonces, los empresarios no pueden pecar de inocencia e ignorancia de los efectos de sus plantaciones. Ello queremos regular, porque el lucro a costa de la vida y propiedad de otros, no lo podemos aceptar”.

Finalmente el parlamentario sostuvo que “esperamos que haya voluntad de parte de las forestales. La propiedad privada no puede estar por sobre la vida o la propiedad de los vecinos ni de los pueblos colindantes”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.