“El apellido Piñera no puede ser título de impunidad”

“El presidente Piñera debe abstenerse de intervenir dado que nos encontramos en presencia de un hecho que constituye un delito y porque claramente la nueva ley declara imprescriptibles los delitos de abuso a menores cometidos por sacerdotes o cualquier persona. Ningún Piñera puede estar por sobre la ley”, argumentó el presidente de la comisión de derechos humanos, nacionalidad y ciudadanía del Senado, Alejandro Navarro, sobre la denuncia por abuso sexual contra el arzobispo emérito Bernardino Piñera.

Para el senador del Partido Progresista, “el caso de Bernardino Piñera tiene que tomarse desde la justicia ordinaria. No porque sea el obispo más anciano del mundo debe tener privilegios o una investigación desde el Vaticano que no conducirá a nada”.

“Creo que el fiscal nacional Jorge Abbott debe abrir de manera inmediata por oficio una investigación respecto de este caso, pues el delito fue cometido en Chile. Creo que el presidente ha sobrepasado la línea que separa el deber como presidente a su calidad de ciudadano. No procede hacer una defensa corporativa y el apellido Piñera no puede ser título de impunidad”, manifestó.

“Bernardino Piñera debe ser investigado por los tribunales de justicia, y en caso de ser declarado culpable, debe por cierto pagar con cárcel, pues aquí no importa que el abuso haya sido hace medio siglo, lo que importa es que hubo una víctima, cuya vida sin duda cambió por completo luego de este hecho, quien debe ser reparada y el abusador ser castigado”, afirmó el senador por la Región del Biobío.

El presidente de la Comisión de DDHH del Senado, recordó que, “por ello espero también que el Presidente Sebastián Piñera, si efectivamente está preocupado de que los culpables vayan a la justicia, de urgencia a mi Proyecto de Ley, (Boletín 11943-07), presentado el año 2010 y que busca obligar a las autoridades eclesiásticas denunciar delitos sexuales y sanciona como encubridor del delito respectivo, a quien omitiere la denuncia”.

“Pues tal como en muchos casos, alguien dentro de la Iglesia debe haber escuchado hace 50 años sobre la denuncia de abuso en contra de Bernardino Piñera, pero guardó silencio en vez de ir a la justicia con los antecedentes”, dijo.

“La oficina vaticana no tiene el mérito para investigar casos que constituyen delitos en la justicia ordinaria. Actúa al margen de la ley. El Vaticano no puede ser juez y parte de graves denuncias contra sacerdotes, porque los abusos sexuales se denuncian en una fiscalía y no en una oficina”, finalizó el senador Alejandro Navarro.

PRENSA SENADOR ALEJANDRO NAVARRO

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *