El duelo político que esconde la construcción del Embalse Punilla

Las fichas ya están puestas. La construcción del embalse Punilla supone una batalla interesante que tiene componente políticos importantes.
Así como la obra ha ganado detractrores y adeptos, la controversial construcción enfrenta a dos “titanes” de la política en la región: Alejandro Navarro y Víctor Pérez Varela.

Imagen: www.fotolog.com/octava_region

El parlamentario del MAS ha desarrollado una labor importante y se ha paseado con total comodidad por los contrafuertes cordillerano, siendo un visitante habitual para los lugareños de Los Sauces, Los Caracoles y Los Puquios, en San Fabián.
“Hemos ido bastante seguido con el senador y no tan sólo en este gobierno, en el gobierno anterior cuando se retomó el tema con el intendente Tohá y Bolivar Ruíz hemos recorrido los lugares”, comenta Patricio Sáez, jefe de gabinete de Navarro, quien previo a la votación de la Corema puso presión política para evitar la votación que aprobaría el estudio de impacto ambiental en Concepción y posteriormente criticó fuertemente que el proyecto fuera aprobado antes de conocer los resultados del estudio geológico del terreno a cargo de la Universidad de Chile.
“No es posible que mientras el Ministerio de Obras Públicas, que es el titular del proyecto de construcción del Embalse Punilla, solicita a la Universidad de Chile estudios geológicos para verificar el impacto de una falla geológica descubierta tras el terremoto, que podría afectar la seguridad de las obras y de las comunidades aledañas, la Corema Regional sin saber cuáles serán los resultados de esos estudios, vote y apruebe ese proyecto” señala Navarro, quien ha apoyado a los detractores a tal punto de concertar la llegada del prestigioso abogado ambientalista, Lorenzo Soto Oyarzún quien ha representado a pescadores artesanales y que ha ayudado a desbancar dos de las tres centrales termoeléctricas a carbón en el sector de Punta de Choros. En noviembre de 2008 desbarató Farellones (de Codelco) en los últimos meses Barrancones, de GDF Suez y ahora va por el Punilla.
“No puede ser que un ministro encargue un estudio que durará unos dos meses para disipar dudas respecto a los efectos que puede producir la falla geológica descubierta, lo que es relevante para el proyecto mismo”, expresó Navarro.
Tanto ha llegado el compromiso del parlamentario con la causa, que firmó un compromiso con los lugareños en el cual señalaba que haría todos los esfuerzos para que se evitara la construcción del Punilla.
La labor del Secretario General
La labor de Víctor Pérez Varela (UDI) fue clave a la hora de allanar la votación del postergado Estudio de Impacto Ambiental del Punilla. Según fuentes de la oficina del parlamentario, la aparición de Navarro en escena fue clave para que el secretario general de la UDI consiguiera el apoyo político que asegurara los votos afirmativos de los seremis. Este hecho, fue importante para que el proyecto tuviera luz verde.
“Esto garantizará el riego a cerca de 60 mil hectáreas en la provincia de Ñuble”, manifestó el senador, quien valoró que el proyecto esté supeditado a el estudio de la Universidad de Chile. “El estudio encargado a la Universidad de Chile sobre la falla geológica es un elemento importante para la construcción del proyecto y claramente resultaba excesivo rechazar la iniciativa por la falta de estos antecedentes que van a ser relevantes para la construcción y no antes”, puntualizó.
Afinando estrategias legales
A medida que transcurren los días, los detractores del Embalse Punilla ya afinan la estrategia legal para revocar la autorización de la mega obra. Los trabajos estarán destinados a impugnar por vía jurídica y administrativa el proyecto cuyo estudio de impacto ambiental fuera aprobado el 27 de septiembre, tres días antes de que cambiara la institucionalidad ambiental en nuestro país.
“Por ambas vías hay muchos vicios en el proceso, por eso estamos bastante esperanzados con lo que podamos realizar con el abogado Lorenzo Soto, quien es una persona con un prestigio ganado en este tipo de casos”, señala el alcalde de San Fabían , quien añadió que en los próximos días buscarán un jurista especialista en Derechos Humanos y de igual manera ya piensan en trabajar una estrategia comunicacional para difundir su visión en relación a la eventual catástrofe ecológica en la cordillera.
Precedido de sendas negociaciones, Lorenzo Soto, abogado de comunidades opuestas a la central Barrancones y ahora a Punilla se encuentra motivado de representar a los opositores al Punilla. El jurista manifestó a LA DISCUSIÓN que la defensa de San Fasbián es uno de los grandes desafíos de su carrera profesional.
“Es uno de los desafíos más importantes dentro de los que me ha tocado estar, en estos casos creemos que no se satisfacen ni se justifican este tipo de desarraigos de las comunidades, creemos que es una injusticia y siempre son las comunidades las que se ven perjudicadas”, reflexiona el profesional.

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.