“El nombre de Noemí Rojas se agotó junto con el de Pablo Ruiz Tagle”

Senador Navarro: oposición sacrificó un buen nombre ‘sólo por darse un gustito’

navarro

• Jefe de bancada de senadores PS indicó que “de persistir la derecha en ese discurso de una independencia aséptica, que no existe, va a tener que buscar un candidato entre los jóvenes no inscritos en los registros electorales”.

Su convencimiento de que tras la votación producida el martes en el Senado “el nombre la actual contralora subrogante Noemi Rojas se agotó junto con el Pablo Ruiz Tagle”, manifestó el jefe de bancada de los senadores del PS Alejandro Navarro, quien fue enfático en señalar su molestia con “la mezquindad de la derecha, que por darse un gustito y darle un golpe a la Ministra Veloso, sacrifica un buen nombre como el de Ruiz Tagle y, lo peor, sacrifica la credibilidad de la Contraloría”.

El legislador dijo que “además no se entiende esta obsesión de la derecha por levantar un discurso de asepsia total respecto de este cargo, como si ser contralor fuera contrario a la condición de ciudadano, o ¿es que acaso la señora Rojas no está inscrita en los registros electorales y no vota para las elecciones de presidente, de diputados, de senadores?. De persistir la derecha en ese discurso de una independencia aséptica, que no existe, va a tener que buscar un candidato a contralor entre los jóvenes no inscritos en los registros electorales”.

Navarro indicó que “parece legítimo que la oposición quiera poner trabas y cuestionar los actos de gobierno, porque ese es en parte su rol y también es parte de su estrategia para tratar de llegar al poder, sin embargo olvidan algo que es básico y esencial en democracia: que no tienen los votos suficientes para gobernar, y por lo tanto no están en condiciones de poner condiciones a un nombramiento tan importante y menos a que sean ellos quienes definan “el mejor” nombre”.

“Por eso -agregó- y aunque a ellos no les guste sigue siendo tan válido que cualquier otro nombre que se proponga desde el gobierno sea alguien que ya esté en la Contraloría como de alguien que no esté en ese servicio actualmente. Por eso no les aceptamos que sigan teniendo como único objetivo impedir que la Presidenta pueda designar al Contralor General de la República, y de manera sistemática operen en ese sentido, buscando crear la imagen de una contraloría acéfala, para sustentar sus tesis de falta de fiscalización desde el aparato del Estado”.

El parlamentario dijo que “además parece contradictorio que la oposición, especialmente la UDI haga exigencias de verdadera independencia política, cuando todos los candidatos independientes que le hemos conocido terminan militando en ese partido. Y por otro lado, aunque no les gusta que se lo recuerden, no tienen derecho moral para venir hoy día a exigir transparencia cuando callaron mientras las empresas públicas se vendían a precio vil, y mientras quien gobernaba se enriquecía y depositaba en cuentas en el extranjero. Entonces no hacían mención a la Contraloría y tampoco pedían certificados para que Sergio Fernández fuera contralor de la dictadura en 1977”.

Respecto de la insistencia de la derecha en el nombre de Noemí Rojas, Navarro indicó que “si ellos creen que es el nombre que reúne todos los requisitos que están planteando, asoma la duda de por qué entonces la Contralora subrogante no denunció las irregularidades detectadas por ese organismo en Chiledeportes, estando en antecedentes de ellos, haciendo uso de las facultades que ella tenía y tiene para haberlo hecho, para denunciarlo a la justicia ordinaria. Además, nada ha hecho tampoco durante este tiempo para agilizar el proceso de modernización que requiere la Contraloría. ¡Quièn asegura que esto ocurrirìa si ella fuera la designada?.

“Por ello- añadió- y aunque el gobierno debe seguir buscando espacios de diálogo con la oposición, esto no debe entenderse como tener que ceder ante ella, porque si cede, lo que corresojnde entonces es abrir un debate sobre la construcciòn de un régimen parlamentario o un régimen semipresidencial. Pero no podemos tener esta mezcla rara de presidencialismo exacerbado con un proceso de negociación donde la oposición sale con la suya y dice que derrotó al gobierno en este tema, porque mientras sigan rechazando los nombres para la Contraloría, ésta seguira ácefala y seguirá siendo el país corrupto, donde no hay nadie que fiscalice, quie ellos quieren construir”.

Finalmente Navarro dijo que “lo que debe seguir haciendo el gobierno es buscar un hombre o una mujer justa, pero no captar que se haga de esto una batalla en su contra. Porque si le creemos a los discursos de la oposición, lo que tenemos que buscar es un hombre o una mujer justa para que tengamos fiscalización y control, para que Chile deje de ser un país corrupto, como ellos han dicho y nos encaminemos a un país que se respete”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *