“El pago de Chile: Diputados dieron nacionalidad a Paulmann y O’Reilly, pero se la negaron a Douglas Tompkins”

Tompkins-Navarro

  • El autor del Proyecto de Ley que buscaba otorgarle la nacionalidad por gracia al fallecido filántropo, indicó que, “él vino a Chile y se enamoró de nuestro país; vivió, trabajó, fundó y murió aquí, por lo que la ciudadanía póstuma es el mínimo reconocimiento que el Estado debía hacerle a un hombre extraordinario”.

  • Lamentablemente”, continuó, “de los 120 integrantes de la Cámara de Diputados, solo 71 estuvieron presentes y de estos, apenas 34 votaron a favor de la nacionalidad póstuma para Tompkins”.

  • Precandidato presidencial del Partido País hizo un llamado a Michelle Bachelet: “a que como tantas otras veces en que ha escuchado a la ciudadanía, lo haga nuevamente e insista en la moción, de manera que Douglas Tompkins pueda ser reconocido por todo Chile”.

Manifestando que, “las futuras generaciones se avergonzarán al saber que los parlamentarios que legislaban en estos tiempos, negaron la ciudadanía al principal conservacionista que ha pisado este país”, el senador Alejandro Navarro se refirió al rechazo de la Cámara de Diputados al Proyecto de Ley que buscaba darle la nacionalidad chilena póstuma al fallecido filántropo estadounidense, Douglas Tompkins.

El legislador del Partido País, quien ingresó el primer Proyecto de Ley el 17 de diciembre del año 2014, explicó que la moción, “destacaba el increíble aporte de Douglas Tompkins a la conservación de la naturaleza en nuestro país y el mundo, haciéndonos eco del sentir de miles de chilenos que pedían entregarle la nacionalidad”.

“Lo mismo entendieron otros senadores, por lo que tras su trágica muerte el 8 de diciembre pasado al volcar su kayak en el Lago General Carrera, se presentaron dos proyectos adicionales buscando el mismo fin, por lo que las 3 iniciativas se refundieron”, indicó el integrante de la Comisión de Medio Ambiente del Senado.

“Y al aprobar primeramente la nacionalidad por gracia”, continuó, “el Senado estaba interpretando a la ciudadanía, a todos quienes de una u otra forma entendemos que ante lo que hizo Tompkins en vida y el legado que dejó, este reconocimiento es lo mínimo que el Estado chileno podía hacer por un individuo extraordinario”.

“Pues hace 20 años, cuando todos nos preguntábamos ¿que se trae entre manos este gringo?, prometimos conocerlo, nos invitó a visitar sus terrenos, y pudimos darnos cuenta que no había ningún negocio detrás, no se traía nada negativo entre manos, sino que filantropía: concepto desconocido en Chile y que Tompkins instaló, y que hasta el día de hoy a muchos les cuesta entender”, refutó Navarro.

Agregando que, “pero hoy, a solo un mes de comenzar el año 2017, lamentablemente algunos diputados y diputadas aun no logran entender lo que significó y significará para nuestras futuras generaciones el legado de Douglas Tompkins, y lo demostraron con su sufragio negativo o abstención durante la votación del proyecto”.

“Esto pese a que no hay ningún chileno o chilena que haya hecho un regalo tan grande para todos. Pero se ha impuesto la mirada arcaica y mezquina de algunos, que no logran reconocer lo que Tompkins nos ha obsequiado, creo que porque no tienen la visión de desarrollo moderno como para valorar su obra”, se lamentó el congresista.

Según el presidente de la Comisión de DDHH, Nacionalidad y Ciudadanía del Senado, “me indigna y avergüenza que un país acepte la nacionalidad por gracia de un pedófilo como John O’Reilly y no la de un protector de la naturaleza como Douglas Tompkins”.

O la de Horst Paulmann, un personaje que sólo busca su beneficio personal, y no la de quienha propiciado la creación de parques nacionales para todos los ciudadanos de este país. Desgraciadamente, este es el pago de Chile”, manifestó el precandidato presidencial del Partido País.

Pues Douglas dejó en claro que es posible el altruismo, sobre todo desde aquellos que tienen más dinero y que quieren dedicar su vida en ayudar a los demás y el medio ambiente, en este caso la preservación, el cual también era un concepto muy desconocido cuando se instaló en Chile”, rememoró el legislador por la Región del Biobío.

Alejandro Navarro finalizó diciendo que “el rechazo de los diputados a la nacionalidad por gracia a Tompkins fue sin duda un gran error para miles de chilenos y chilenas que sentimos que es más que merecedor de la misma. Por ello es que la ciudadanía está tan distanciada de la política, pues algunos legisladores votan sin pensar en que es lo que sienten o piensan sus representados”.

“Por ello es que hacemos un llamado a la Presidenta Bachelet, a que nuevamente escuche a la ciudadanía, pues esta pide a gritos la nacionalidad por gracia a un hombre excepcional, quien instaló el concepto de la filantropía en Chile y cuyo aporte en la conservación de nuestro patrimonio natural sigue intacto y perdurará por generaciones”, finalizó el senador del Partido País.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *