“El problema en Arauco no es el robo de madera, es el robo de tierras mapuches”

Navarro dijo que “los hechos de violencia en Arauco no pueden decantar en un clima de violencia institucionalizada por parte de Carabineros”.

“Si queremos que en la región del Biobío la violencia no se instale, hay que comenzar un programa de devolución de tierras en una acuerdo social público privado estado-forestales”.

A¿O NUEVO INDIGENA

 

El senador Alejandro Navarro lamentó el fallecimiento de un carabinero y dos funcionarios heridos, producto del enfrentamiento entre comunidades mapuches y personal de carabineros que resguardaba una parcela en Lleu-Lleu, provincia de Arauco.

Para Navarro “ninguna lucha puede justificar el asesinato de un carabinero, el Estado de Chile no puede seguir postergando asumir su responsabilidad en esta crisis.”

El parlamentario dijo “cuantos mapuche o carabineros más tendrán que morir, víctimas de la falta de voluntad del estado para dar una salida al conflicto”.

El congresista además manifestó su preocupación ante el eventual clima de violencia que puede instalarse en la zona “estos hechos no pueden decantar en la instalación de un clima institucional de violencia desproporcionada hacia las comunidades, así como no es posible que la causa mapuche sea realzada en la agenda pública solo cuando ocurren hechos tan tristes como los ocurrido en el día de hoy”.

“No basta el plan Arauco, no basta el plan de zona rezagada, ni turismo étnico que Corfo ha propuesto, la provincia de Arauco tiene problemas de carácter político. Solo es posible pensar en una nueva relación con el pueblo mapuche si las forestales retroceden y se restituyen las tierras a sus legítimos dueños”.

“El problema en Arauco no es el robo de madera como ha afirmado el gobierno, el problema es el robo de la tierras mapuches”, acotó.

Ante una posible solución al conflicto Navarro señaló que “hay más de un millón de hectáreas de tierras erosionadas en la región del Biobío, están deben ser recuperadas por el estado y hacer un truque con las forestales en un circulo virtuoso. No estamos pidiendo a las forestales que las regalen”.

A juicio del senador Navarro “el problema en la región del Biobío no son los colonos, sino que el avance de la industria forestal en tierras reivindicadas por las comunidades mapuche y el impacto que esto acarrea sobre el hábitat de las comunidades que allí habitan. Ese es un problema que no se soluciona con más policías reprimiendo”.

“Las empresas forestales no pueden ser solo parte del problema, sino también parte de la solución, no podemos tener a centenares de carabineros cuidando los predios eternamente”.

Para finalizar el parlamentario dijo que espera que “con esto el gobierno reaccione y asuma que el problema no es policial sino que es político. Las comunidades reclaman por la devolución de tierras ancestrales, de modo que ellos tengan un territorio organizado, donde puedan ejercer el derecho a establecer sus prioridades en materia de desarrollo y contar con los recursos naturales necesarios para asegurar su existencia como pueblo”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.