supertanket

El candidato presidencial de Partido País manifestó que, “el tiempo va pasando muy rápido y en unos meses más será verano nuevamente. Pese a ello, el Gobierno y la CONAF han hecho nada por impulsar una política pública de prevención”.

“En un país, donde la codicia de algunos parece ser mayor a la vida humana, pues no tienen ningún remordimiento en plantar pinos y eucaliptos al lado de las casas, pese al peligro que esto reviste y que solo hace unos meses, provocó la pérdida de las vidas de 13 chilenos y chilenas”, agregó.

Para Navarro, “fuimos campeones del mundo en producción de salmones y forestal, pero la codicia pudo más. Pues debemos recordar que no se respetó la cantidad de peces en las jaulas y fue triplicada, lo que influyó directamente en la mortandad y en los efectos perniciosos que se multiplicaron con la Marea Roja”.

Advirtiendo que “si tenemos nuevamente un verano caliente, no se puede culpar a los Mapuche, pues los bosques mandan; por tanto, si el Gobierno no actúa ahora, los chilenos y chilenas volverán a sufrir las devastadoras consecuencias de los incendios forestales”, el candidato presidencial de Partido País, Alejandro Navarro, advirtió de las repercusiones que puede tener el hasta ahora, descuido del Poder Ejecutivo, en el tema de los siniestros de bosques.

El senador por la Región del Biobío recordó que, “ya han pasado cinco meses y algunos parecen haber olvidado que nuestro país sufrió el peor incendio forestal de la historia, que no solo dejó cerca de 600 mil hectáreas de bosques y pastizales quemados, sino que además, 1.600 casas fueron destruidas y 13 personas, lamentablemente, perdieron la vida”.

“Pese a ello”, continuó, “no se ha hecho nada; no se han comprado helicópteros de gran carga, no se han establecido políticas públicas para educar a la población en prevención, ni se le ha puesto urgencia a proyectos de ley claves para salvaguardar la vida de los ciudadanos ni para cambiar la institucionalidad, la que es estrecha, equívoca y ha llegado sin duda la hora de cambiarla”.

Según el parlamentario, “ningún Gobierno ha adoptado una línea de institucionalidad mayor que la Onemi, o un servicio de emergencias como sería un Ministerio de Emergencias y Catástrofes, como existe en los países de alto nivel de siniestralidad de todo tipo, tal como Chile”.

Para Navarro, “estamos pagando los costos de tener una CONAF híbrida, una corporación privada financiada por el sector público, que ni Piñera ni la actual administración priorizaron para que se convirtiera en un Servicio Nacional Forestal”.

“Por ello espero que la Presidenta ponga en discusión inmediata el proyecto del Servicio Nacional Forestal, que hoy se encuentra en Primer Trámite Constitucional en la Cámara de Diputados y que el Parlamento, en vez de caer en el juego de discutir si el Supertanker funcionó o no, pueda legislar a la brevedad y que no se espere la llegada de un nuevo verano para cambiar la institucionalidad de la Corporación Nacional Forestal, pues es lo que la gente espera”, recalcó el candidato presidencial de Partido País.

Proyecto que crea barrera

Alejandro Navarro prosiguió, “hace ya 3 años, en diciembre del año 2014, presentamos el Proyecto de Ley, Boletín 9810-01, que establece una distancia mínima de 500 metros entre predios forestales y asentamientos urbanos, y que se encuentra AUN! en primer trámite constitucional en la Comisión de Agricultura del Senado”.

“Ya que es claro que en la gran mayoría de los incendios que destruyeron viviendas, el fuego no habría llegado hasta estas si hubiese habido una separación de medio kilómetro entre los asentamientos urbanos y los árboles”, adicionó.
“No existen franjas de seguridad, no existe el chequeo de los cables de alta tensión, no existe una acción combinada público-privada en materia de prevención; aquí el crecimiento forestal se ha enfocado en la gran producción maderera, porque además, digámoslo francamente, muchos de estos bosques se encuentran asegurados, no así las viviendas de los pobladores”, aseguró.

Navarro recordó que, “en sectores de mi región tales como Tomé, Penco, Florida, Portezuelo, Chiguayante, Hualqui o Santa Juana, los vecinos y vecinas vivieron horas de terror, dejando estas una huella psicológica. Fueron miles de personas, especialmente niños”.

El candidato presidencial de País emplazó al gobierno a tomar medidas inmediatas, “de otra forma, la misma gente echará abajo pinos y eucaliptos para generar la franja de seguridad y yo los voy a apoyar. Por lo mismo, ya hemos presentado seis recursos de protección en contra de las forestales y de particulares, que lamentablemente, no han tenido éxito en los tribunales debido a que no hay legislación; hoy las empresas maximizan los espacios en las plantaciones y la gente está desamparada, pues todos los estudios revelan que se debe invertir entre un 3 y un 5% en prevención y que las comunidades locales deben involucrar a la ciudadanía”.

“Pues al igual que las acuícolas”, continuó, “las forestales han plantado indiscriminadamente, sin dejar líneas de contención, ocupando cada milímetro cuadrado en el territorio y plantando encima de las viviendas; por ello los incendios fuern imparables, ya que no existen cortafuegos naturales, es decir, espacio no forestado que en caso de un siniestro, impida el avance del fuego”.

De acuerdo al candidato presidencial de Partido País, “por ello es que insistiremos para que el Ejecutivo le de urgencia a nuestro proyecto, de manera que se pueda aprobar a la brevedad, y de esta forma, se pueda prontamente salvaguardar la vida de la ciudadanía, pues permitirá de manera rápida y expedita, proteger todas las viviendas a lo largo de Chile, antes de que llegue el verano”.

“Ya que como aun no se debate nuestro Proyecto de Ley, actualmente no existe legislación que obligue a las forestales a establecer una distancia mínima y por tanto, si este Gobierno no toma una decisión política ahora y busca establecer a la brevedad un mínimo de 500 metros entre las forestales y los sectores habitados, en unos meses más pasará lo de siempre: nuevos incendios forestales se saldrán de control y miles de ciudadanos se verán afectados, y lo que es peor, muchos perderán sus vidas por la desidia de las autoridades”, finalizó el candidato presidencial de Partido País, Alejandro Navarro.

PRENSA NAVARRO