“El rechazo y trato inadecuado de cuadros depresivos de trabajadores lleva al suicidio”

  • El presidente del MAS presentó casos dramáticos, cuyos reposos     han sido negados por la Compin y la Superintendencia de Seguridad Social,      “fallos que a algunos los tienen al límite de atentar en contra de sus     vidas. Son experiencias cuya evolución están en depresión severa”.
  • En la oportunidad el senador anunció una reunión con el ministro     de Salud Jaime Mañalich en la que le planteará la necesidad de implementar     un Programa de Salud Mental que proteja realmente a los trabajadores.
  • “Es lamentable que cuando se enferma de depresión un trabajador     común, en su mayoría, se le rechace la licencia médica, dejándolo sin     medicamentos y a la completa deriva, obligándolos a reintegrarse a sus     labores enfermos o simplemente teniendo que renunciar a sus labores”,      comentó.
  • Pablo Longueira bajó su candidatura presidencial este miércoles, a causa de una depresión.  Hecho que para el senador Alejandro Navarro, tal como lo indicó por medio de su cuenta de Twitter @senadornavarro: “Nos hace reflexionar sobre cómo se trata esta enfermedad cuando afecta a los trabajadores”.

    Junto a trabajadores y personas que están sufriendo por estados depresivos y que han sido “desechados por la Compin y la Suseso”, para el parlamentario es certero apuntar a “una mejora de políticas públicas que den protagonismo a los tratamientos de estos casos, que podrían llegar más allá de afectar la productividad de una entidad, considerando el rechazo de licencias médicas, al suicidio”.

    Gastos en salud y la depresión

    Navarro señaló que “según el Ministerio de Salud un 40% de las licencias médicas que emite el sistema público de salud son por depresión” y “la tasa de rechazo más alta tanto en FONASA como en ISAPRES son por la misma psicopatología”.

    Y continuó: “Chile, a una década de este siglo XXI, dentro de los países de la OCDE y solo después de México, nuestro país posee el gasto total más bajo en salud: sólo el 8% del PIB; cuando en EEUU es del orden de 17,6%. Lo que es aberrante”.

    “Si vemos FONASA, el año 2004 se tramitaron 128.600 subsidios por salud mental, mientras en el 2007 esa cifra aumentó a 388.139. Y ya desde el 2008, los problemas psicológicos se convierten en la primera causa de incapacidad transitoria entre los beneficiarios del sistema público”, afirmó.

    Respecto a las ISAPRE, Navarro destacó: “En el año 2005 los trastornos mentales representaban el 15,3% del total de licencias;  2008 incrementó a 20,4%, lo que desde entonces se ha convertido también en el grupo patológico de mayor peso relativo”.

    Rechazos de licencias médicas

    por trastornos mentales

    El senador Alejandro Navarro se reunió en la Plaza Independencia con personas que buscan dar a conocer la devastada realidad en la cual están inmersos: “Son trabajadores, algunos que han llegado a caer en la cesantía, otros jubilados que cargan en sus espaldas la cada vez más pesada depresión. Son vidas que el sistema laboral, de salud, de previsión social los ha castigado con dejarlos en el desconsuelo, en la tristeza profunda de despertar cada amanecer”.

    Navarro afirmó que “las licencias por trastornos mentales son las que concentran mayor número de rechazos, tanto en FONASA con 12,5% del total de rechazos, como en las ISAPRE, las cuales del total de días recomendados por el médico, sólo 53% son autorizados, contra el 82,6% de días que se autorizan para enfermedades no de salud mental. Es decir, casi la mitad de los trastornos mentales son rechazados”.

    Asimismo, según las características del rechazo, informó Navarro, “lidera el criterio de ‘reposo prolongado’ con 63%; emitida fuera de plazo y vigencia 10%: y falta de documentación solicitada 7%. Lo que nos manifiesta que las razones están lejos de la empatía de los empleadores para con sus trabajadores enfermos”.

    A lo que, el líder del MAS añadió: “Si revisamos la duración de las licencias médicas de FONASA por trastornos mentales y del comportamiento,  el 17,6% de los trabajadores que presentan licencia médica por salud mental proviene del sector público y el 82,1% del sector privado; y el 0,3% restante corresponde a trabajadores independientes”.

    El avance que propone Navarro

    El senador del Biobío llamó a “darle un mayor protagonismo al ámbito de la salud mental y propondremos que sea el Ministerio de Salud el que particularice materializar un nuevo programa de  salud mental en Chile, con mayor prevención y promoción de estas psicopatologías, el que a diferencia de otros países, no posee”.

    Para el próximo lunes, anunció el legislador, “esperamos concretar una cita con el ministro de Salud, Jaime Mañalich, para plantearle estas aristas que sean amparadas por una regulación que trate las enfermedades y discapacidades mentales; para así, los trabajadores puedan reincorporarse sin problemas al mundo laboral al cual pertenecían”, manifestó Navarro.

    PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

    0 shares

    Agregar un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *