El Senado pidió a la Presidenta Bachelet modificar el EUNACOM

lista-espera

  • Entre el 2010 y 2015 fallecieron 57.551 personas esperando una consulta con un médico especialista y 10.083 pacientes esperando una cirugía

  • Para los especialistas, se solicita que solo se les aplique solo el examen de la Conacem
  • El país tiene un déficit de médicos que bordea los 3800 profesionales, lo que provoca que las listas de espera para atención y operación quirúrgica sigan aumentando
  • Descarga aquí este proyecto de acuerdo

Con el fin de que la Presidenta Michelle Bachelet disponga de un análisis y revisión del examen único nacional de conocimientos de medicina (EUNACOM), el senador Alejandro Navarro presentó un Proyecto de Acuerdo, en el Senado, el que fue aprobado por 23 votos a favor y uno en contra.

Navarro explicó que en la iniciativa se busca que la mandataría “envíe un Proyecto de Ley que reemplace la exigencia de rendición del EUNACOM por el examen CONACEM (Corporación Nacional Autónoma de Certificación de Especialidades Médicas), para todos los médicos especialistas, chilenos o extranjeros, que hayan cursado su especialidad ya sea en Chile o en el exterior. Y que además, no se exija un plazo superior a 24 meses para efectos de la acreditación de experiencia de la especialidad respectiva”

Agregó que “también le solicitamos que modifique la Ley N° 20.816, Miscelánea, en su artículo 7° que establece como plazo, para los médicos actualmente en ejercicio, rendir el examen EUNACOM al 31 de diciembre de 2016, ampliándolo por 5 años o hasta el reemplazo del mismo por otro instrumento de evaluación para los médicos generales, y pasando a reemplazarse inmediatamente esta exigencia para los médicos especialistas, por la rendición del examen CONACEM respectivo”.

Del mismo modo, el parlamentario del MAS, comentó que el Proyecto de Acuerdo aprobado, busca que “se utilicen los mismos argumentos del  año 2010, tras el terremoto y tsunami que afectó el sur del país, en donde se dictó el Decreto Supremo N° 19, que permitió que se levantara la exigencia del EUNACOM, dado el nivel de emergencia que se vivía en las zonas afectadas. Lo mismo estamos pidiendo ahora, considerando el alto número de pacientes en lista de espera para una atención u operación, se permita levantar el examen para todos los médicos que ingresaran al sistema público por un período de 5 años o hasta la existencia de un instrumento de evaluación para los médicos generales”.

Además, los senadores solicitan a la Presidenta, el envío de “un proyecto de ley que reemplace el EUNACOM, utilizando en el diseño de este nuevo instrumento, criterios objetivos acordes con la profesión de la medicina, en concordancia con el mensaje presidencial que creó el EUNACOM, y estableciendo, en el tiempo intermedio, un instrumento de evaluación objetivo que asegure las competencias e idoneidad profesional, utilizando para ello, un mecanismo de tutorías, para aquellos profesionales que lo requieran y que serán materia de un reglamento, expedido por los Ministerios de Salud y de Educación”.

Navarro expresó que “presentamos este Proyecto de Acuerdo, ya que consideramos que hoy es evidente que la aplicación del EUNACOM, ha generado efectos indeseados, tanto en la atención primaria de salud (APS) como en la de especialidades. Y su aplicación ha venido a limitar el acceso a la salud pública para los médicos, tanto generales como especialistas. Esto ha provocado un déficit de profesionales y una lista de pacientes en espera que cada día se acrecienta más”.

En ese contexto, el parlamentario explicó que “según los informes entregados por el Ministerio de Salud en 2015, habría 1.644.471 pacientes que están esperando una consulta médica con especialista y alrededor de 300.000 una intervención quirúrgica. El diagnóstico inicial de esta administración es que el déficit de médicos en el sector público, mantiene una brecha de 3.795 médicos en la red pública, correspondiente a 2.791 especialistas y 1.004 subespecialistas. De acuerdo a cifras de la OCDE, en Chile hay solo un médico por cada mil habitantes, lo que está muy por debajo del promedio de tres médicos que tienen los países que pertenecen a este grupo”.

Del mismo modo, el congresista resaltó que “es Indigno como país que los pacientes fallezcan esperando una atención médica o una operación. Y tenemos antecedentes, a partir del informe que solicitamos por la Ley de Transparencia, que entre el 2010 y 2015 fallecieron 57.551 personas esperando una consulta con un médico especialista y 10.083 pacientes esperando una cirugía. Evidentemente, la enorme mayoría de estas personas no fallecen directamente por la causa que motiva la consulta. Sin embargo, no queremos que en Chile la gente se muera esperando atención, sea un 30 o un 10%”.

Irregularidades en el Eunacom

Sobre la aplicación del Eunacom, Navarro dijo que resulta extraño que un organismo privado, como la Asofamech, diseñe y administre un instrumento que ha terminado afectando la política pública de salud, sin que pueda estar sujeta a los mecanismos  institucionales de control y fiscalización, es una situación que justifica su análisis y revisión”.

Comentó, además, que “el año 2012, se verificó la filtración de parte de las preguntas del examen. Dicho incidente lesionó gravemente la credibilidad de esta evaluación, pudiendo llegar a configurar un impedimento legal para las contrataciones de profesionales del sistema público de salud”.

“A raíz de eso-continuó- la comunidad profesional y académica del país e inclusive el mismo organismo encargado de la ejecución del EUNACOM, recomendaron no considerar sus resultados”

Del mismo modo, “se dictó el decreto supremo N° 1, de 2013, del Ministerio de Salud, publicado en el Diario Oficial de 16 de enero de este mismo año, acto emitido teniendo a la vista las recomendaciones efectuadas por la Contraloría General de la República, mediante su Dictamen N° 1.262, de 2013. El objeto del decreto supremo antes mencionado, fueron resguardar a quienes rindieron el examen sin trampas, dando validez a su realización, atendiendo fundamentalmente a la necesidad inminente de contar con profesionales que estuvieren en posesión del requisito legalmente habilitante para poder ser contratados en el sistema público de salud.

Presentación a la FNE

En relación al mismo tema, cabe señalar que el pasado lunes, Alejandro Navarro interpuso una denuncia en contra de quienes están detrás del polémico examen en la Fiscalía Nacional Económica, debido a la vulneración de lo dispuesto en el artículo 3 de la Ley de Defensa de la Libre Competencia en el mercado de los servicios médicos, en vista de la fijación de postulantes a esta prueba.

El parlamentario del MAS explicó que “esta denuncia se basó en la comprobación de que el Eunacom fija las cuotas de mercado, puesto establece una cantidad fija de profesionales de la medicina que pueden rendirla, la que este año ha sido de 1200, y que si la aprueban, pueden entonces ejercer en el sistema público en Chile”.

“Lo que iría en contra de lo que dice la ley, puesto el Decreto Ley Nº 211 en su artículo 3 dispone que “el que ejecute o celebre, individual o colectivamente, cualquier hecho, acto o convención que impida, restrinja o entorpezca la libre competencia, o que tienda a producir dichos efectos, será sancionado con las medidas señaladas en el artículo 26 de la presente ley, sin perjuicio de las medidas correctivas o prohibitivas que respecto de dichos hechos, actos o convenciones puedan disponerse en cada caso”, agregó el parlamentario.

“Además”, añadió Navarro, “se considerarán, entre otros, como hechos, actos o convenciones que impiden, restringen o entorpecen la libre competencia Los acuerdos expresos o tácitos entre agentes económicos, o las prácticas concertadas entre ellos, que tengan por objeto fijar precios de venta o de compra, limitar la producción o asignarse zonas o cuotas de mercado, abusando del poder que dichos acuerdos o prácticas les confieran”.

“Y lo grave de esta ilegalidad, es que las listas de espera no han bajado y la gente sigue muriendo por falta de atención, puesto en Chile han fallecido 57.000 personas entre 2010 y 2015 esperando por un especialista, 10.000 por una cirugía y aproximadamente 510 solo el año 2015 mientras esperaban atenderse mediante el compromiso AUGE”, enfatizó.

De acuerdo al legislador, “estas listas de espera en el sector público fomentan que las personas consulten en el sector privado, es decir, estas listas son parte del mecanismo de transferencia económica de lo público a lo privado. Inclusive, luego que las personas consultan en clínicas privadas de bajo costo, no encuentran allí las soluciones, por lo que deben acceder a otros servicios clínicos mucho más costosos”.

“Con todos estos antecedentes, queda claro entonces que las conductas de la Asofamech y el Colegio Médico por medio del Eunacom, se ajustan a la ilegalidad que la ley describe, por lo que deben ser investigadas y sancionadas por el Tribunal de la Libre Competencia”, señaló el congresista.

“Porque la falta de médicos especialistas en el sector público sigue provocando que los consumidores acudan al sector privado, donde los usuarios finalmente, sin importar su condición económica, deben juntar dinero como sea para pagar la salud privada, principalmente proveída por clínicas o médicos asociados a ellas”, añadió.

“Es decir, es un ciclo que no termina para la gente con menores recursos, pero que si beneficia y enormemente a todos quienes están detrás del Eunacom, puesto les permite monopolizar la salud en Chile y fijar las cuotas de mercado; a todas luces una privatización encubierta, mientras cada día, miles de compatriotas siguen esperando atención”, finalizó el senador del MAS.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *