El parlamentario señaló que “este proyecto no integra a los trabajadores ni a la ciudadanía en las decisiones que se tomen respecto al canal público del Estado”.

“Y si queríamos hacer un canal de TV que no tuviera injerencia del Gobierno de turno, se está haciendo todo lo contrario”, agregó.

“Pero lo peor de todo”, continuó, “es que se está pavimentando la privatización de TVN, por lo que Piñera hará lo mismo que con el diario La Nación: venderlo”.

“Quienes lo llevaron a la ruina, hoy sin ninguna desfachatez dicen que lo van a rescatar”, señaló el senador Alejandro Navarro, durante la votación del Informe de la Comisión Mixta, para resolver divergencias en torno al proyecto que crea la empresa Televisión Nacional de Chile.

Al respecto, el parlamentario agregó que, “apenas cambió el Gobierno, tres directores renunciaron, por lo que asalta la legítima duda: ¿fue esto una maniobra política que lo único que persigue es dañar y privatizar el canal?”.

“Pues con esta ley se le está dejando al Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, ingeniero comercial, al de Economía, José Ramón Valente, economista y a la Ministra Secretaria General de Gobierno, Cecilia Pérez, abogada, 18 millones de dólares para que pongan en operación y contraten el personal que tendrá la señal cultural de TVN”, adicionó.

Navarro explicó que, “esta ley es una más de la lista de enormes errores legislativos de este Gobierno, gracias a la errada política de co-gobernar con la derecha, buscando votos en las filas contrarias y que solo ha logrado debilitar nuestras ideas”.

“Pues cuando hicimos la reforma al sistema laboral, buscando fortalecer los sindicatos, se terminó fortaleciendo a los grupos negociadores; cuando queríamos robustecer al SERNAC, se terminó debilitándolo, y pese a que quisimos hacer un canal de TV que no tuviera injerencia del Gobierno de turno, hoy vemos que se terminó haciendo todo lo contrario”, afirmó el senador por la Región del Biobío.

De acuerdo a Navarro, “aquí hay errores de fondo y de forma en la tramitación de esta ley, pues la legislación del año 2008, que tenía un acento en el interés público, fue absorbida por esta ley de capitalización de la Empresa Televisión Nacional de Chile”.

“Pues en nuestro país solo hay TV comercial; TVN compite por el avisaje publicitario y esto no se modificó, por lo que la señal cultural dependerá de la señal principal, lo que la hará de esta forma someterse al avisaje también”, añadió.

“Es más”, agregó, “si TVN se convierte en una empresa de telecomunicaciones, se autofinancia, por lo que debe ser digital, es decir, que sea obligatoriamente interactiva. Para ello necesita innovar y relacionarse con polos de desarrollo tecnológico, utilizando Internet y convirtiéndose en una especie de “transportador público”, de forma que personas u organizaciones puedan emitir contenidos, desarrollando calidad educativa o la visión de las regiones”.

Alejandro Navarro finalizó señalando que, “mientras en otros países existen otros modelos, aquí tampoco tenemos TV comunitaria; recién se han abierto los concursos pero que no se definen por la calidad de sus contenidos, sino simplemente porque son de corto alcance”.

“Y lo que más lamento es que tampoco tenemos TV pública, y pese a que esta era la oportunidad de implementarla, no lo hicimos. Por lo que se tendrá una empresa que no integrará a sus trabajadores en sus decisiones, tampoco lo hará con la ciudadanía y lo que es más lamentable: es que tal como ocurrió con el Diario La Nación, quedará con la puerta abierta para que Sebastián Piñera la venda”, sentenció el senador por la Región del Biobío.

PRENSA SENADOR

ALEJANDRO NAVARRO BRAIN