“El ser humano consume más de lo que produce”

Diputado Navarro, desde la Cumbre Mundial de Desarrollo Sustentable

forestales

“La biodiversidad y las amenazas que asolan a la flora y fauna del planeta es uno de los principales temas que se debaten en esta Cumbre Mundial de Desarrollo Sustentable” manifestó el diputado Alejandro Navarro, presidente de la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente, desde Johannesburgo, Sudáfrica, sede del evento ambiental más importante de la década y que reúne a más de 50 mil representantes de todo el mundo.

El parlamentario indicó que “muchos científicos, junto con casi toda los representantes de las Naciones Unidas, se muestran muy pesimistas sobre el futuro de nuestro planeta. Según algunos expertos nos encontramos justo en el borde de la mayor extinción en masa desde la que hace 65 millones de años acabó con los dinosaurios. Los bisontes norteamericanos, que una vez fueron varios millones, llegaron casi a un punto de extinción en el siglo XIX. La misma situación parece correr hoy para muchas especies de ballenas”.

El legislador del PS señaló que “esta reunión mundial, además, tratará de encontrar estrategias aplicables para la reducción de la pobreza, la enfermedad y el hambre en los países en desarrollo. Asimismo, en los próximos años deberán mejorar las fuentes de acceso a agua potable, los sistemas sanitarios y las fuentes de energía. En este plano, lo más grave, es que el ser humano actualmente consume más de lo que la tierra produce. Los científicos calculan que cada 12 meses consumimos lo que la Tierra se demora 15 meses en generar”.

Navarro dijo que “de acuerdo con la ONU, se estima que 90 millones de hectáreas, o el 2.4% de los bosques del planeta se destruyeron en los años 90. Esta superficie es equivalente a la de toda Venezuela. Muchos de los árboles que se cortan en el planeta se extraen de selvas tropicales de Sudamérica, África y el sudeste asiático, siendo estas zonas de las más importantes para la conservación de la biodiversidad global”.

“Aunque los ecosistemas de los bosques tropicales cubren menos del 10 por ciento de la superficie terrestre -agregó el diputado- se cree que contienen más del 90 por ciento de las especies de todo el planeta. El 9 por ciento de las especies arbóreas están amenazadas de extinción. Esta situación no sólo representa una amenaza para las aves y otros animales que dependen de ellos para su supervivencia, sino que constituye una inmensa pérdida potencial de medicinas para el tratamiento de enfermedades actuales y futuras”.

“Sin embargo -añadió el parlamentario- no todas las noticias son tan malas. Algunos expertos afirman que la superficie forestal global permanece estable. En 1994 suponía el 30.89 por ciento de la superficie global del la Tierra, mientras que en 1950 era del 30.04 por ciento. Sin embargo mucho de este crecimiento se ha dado en bosques templados de Norteamérica y Europa, no en las ricas selvas tropicales. Un estudio de la Unión Europea, publicado este mes, indicó que las selvas tropicales están disminuyendo su ritmo de desaparición. Se estimaba que era de un 0.5 por ciento anual y en realidad supone un 0.43 por ciento”.

Navarro señaló que “los especialistas han descrito 1.75 millones de especies diferentes. Esta cifra es sólo una pequeña porción de la biodiversidad global. Se cree que el número total podría alcanzar los 14 millones. En el grupo de vertebrados se han identificado 52.000. Según un informe de la ONU, el 12 por ciento de las especies de aves y las 1.130 especies de mamíferos se encuentran amenazados de extinción. La mayor amenaza para éstos es la pérdida de su hábitat causada por la tala indiscriminada de los bosques, que pretende conseguir tierras para cultivos, industrias o asentamientos humanos”.

El legislador socialista dijo que “el cambio climático ligado al calentamiento global es otra amenaza para la biodiversidad. Al parecer está implicado en el blanqueamiento de los arrecifes de coral y el declive de los anfibios en los bosques tropicales. La contaminación, la construcción de embalses y los desastres como los vertidos de petróleo se encuentran en la cima de las amenazas para la vida salvaje, como la excesiva retirada de peces y animales de sus ambientes naturales”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *