“Empresariado tiene sed insaciable de garantías y una timidez ajena al espíritu emprendedor”

Diputado Alejandro Navarro y debate sobre flexibilización laboral:

chicureohoy-pesos-chilenos1

Su convicción de que “el empresariado está pecando de una sed insaciable de garantías para invertir, mostrando una timidez absolutamente ajena al espíritu emprendedor que se esperaría que tuvieran”, manifestó el diputado Alejandro Navarro, integrante de la Comisión de Trabajo, quien agregó que “el temor de más del 50 por ciento de los trabajadores a perder su empleo, se debe a la frágil legislación laboral existente y a una sobrereacción empresarial, que los lleva a enfrentar la crisis sólo bajo la dicotomía contratos-despidos”.

“Sin embargo -prosiguió el parlamentario- hay quienes creemos que el debate debiera darse en torno a otros ejes tales como crecimiento-confianza, o garantías-riesgos porque claramente no es explicable la actitud sobredimensionada del empresariado nacional frente a las lógicas y vaivenes del mercado, que evidentemente pueden llevarlos a ganar, pero también a perder. Esas son las reglas del juego que ellos han defendido y que en estos momentos esperamos consecuentemente respeten”.

El legislador del PS señaló que “no parece coherente que frente a un escenario de amenazas, la única fórmula que surge en el debate es la de flexibilizar las leyes laborales cuando, claramente, deben existir otras alternativas. Acudir a la flexibilización laboral sería entendible en un país con problemas que no tenemos. En nuestro país las tasas de interés están en el punto más bajo de la historia, existe una estabilidad política incuestionable y se ha potenciado el comercio internacional. Existe un sobrestock de medidas para reactivar la economía, entonces ¿qué falta?”.

Navarro indicó que “lo que parece faltar es que los empresarios flexibilicen su alma y hagan un análisis no sólo económico, sino también humano. ¿O es que acaso ya se ha olvidado el mensaje del Padre Hurtado de dar hasta que duela?. No sólo se puede pensar en imponerles sacrificios a los más pobres. También hay que ser solidarios y pensar algunas veces, no en perder, sino en ganar un poco menos”.

El diputado enfatizó que “ya bastante flexibilización existe en el trabajo mediante contratistas, profesionales que trabajan a honorarios, así como en la participación en el sector informal de miles de jóvenes, mujeres y adultos mayores, como para proponer remuneraciones diferenciadas para algunos segmentos, tal como lo propuso el Fondo Monetario Internacional en las últimas semanas”

“Con este tipo de flexibilizaciones -añadió- y nadie lo ha dicho hasta ahora, se incrementará el abismo de aquellos trabajadores que no tienen cotizaciones previsionales o no las tienen al día. En nuestro país, de un total de 6 millones de personas que están ocupadas actualmente, sólo 2 millones 100 mil están cotizando. Las consecuencias de ampliar esas cifras pueden ser catastróficas, especialmente pensando que será la garantía estatal la que deberá asumir más del 50 por ciento de esas jubilaciones, las que además serán insuficientes”.

“Esta insaciable sed de garantías y una inexplicable timidez de una parte del empresariado, no se condice con el tan esgrimido espíritu emprendedor y la disposición a asumir riesgos y ser el motor de la economía. No se puede pretender minimizar al extremo los riesgos bajo la bandera de la flexibilización. De lo contrario, entonces, se está hablando de precarización laboral, porque hasta ahora no existe ningún compromiso formal que asegure que al flexibilizar, efectiva y comprobadamente, se generarán nuevos empleos”, afirmó Navarro.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.