“En Chile estamos a la espera de una desgracia como la de Paraguay”

Diputado Navarro, autor de proyecto de ley sobre fabricación y uso de extintores:

extintor

• Parlamentario en compañía de notario público Raúl Perry, certificó en una segunda visita a los supermercados Santa Isabel y Unimarc que nuestro país “no tiene nada que envidiarle” al vecino en materia de seguridad.

Su preocupación de que en Chile “en cualquier minuto nos veamos enfrentados a hechos tan trágicos como los ocurridos en Paraguay”, manifestó el diputado Alejandro Navarro, quien dijo que “las condiciones de seguridad de los muchos recintos públicos y privados de nuestro país son deplorables”, junto con dar a conocer el proyecto de ley que establece normas de calidad, seguridad y fiscalización de extintores que ingresó a tramitación el 15 de julio pasado.

El parlamentario dijo que “lamentablemente la realidad nacional no es muy distinta a la de Paraguay. Hemos realizado junto al notario Raúl Perry, para certificar las imágenes que tomamos, un recorrido para conocer la situación de los extintores de los supermercados del centro de Santiago, como el Santa Isabel de Diagonal Paraguay, y el Unimarc de calle Portugal, entre Marcoleta y Carabineros de Chile,”.

Navarro indicó que “uno de los aspectos ligados a la seguridad de las personas en este tipo de recintos son los extintores. Sin embargo, de los 12 millones de extintores que existen en Chile, el 80% no cumple con las condiciones mínimas de seguridad, porque nuestra legislación vigente no exige calidad de contenido, sino sólo aspectos superficiales como que todos deben ser de color rojo, por lo tanto, lo único que hacen es brindar una falsa sensación de seguridad”.

“Por eso -agregó- vamos a pedir una fiscalización no sólo a los supermercados, sino a todos los lugares públicos que hemos podido certificar que no cumplen ni siquiera con la legislación actual que es mínima. El Decreto 369 del Ministerio de Economía es de rotulación y señala los colores en que los tubos deben estar pintados, mientras que el Decreto Supremo 594 del Ministerio de Salud, versa sobre la distancia que debe estar un extintor de otro, lo que finalmente tiene muy poca importancia si el extintor no sirve para nada”.

El legislador dijo que “desde hace más de un año que venimos denunciando esta situación. Por eso, además, ingresamos un proyecto de ley que regula esta materia en cuanto al cumplimiento de todas las normas técnicas que existen en Chile por ley, porque hoy por hoy sólo tienen un carácter voluntario. Sin exagerar, podemos decir que este es un problema de Estado porque involucra mucho dinero, fuentes laborales y contaminación de gases tóxicos como consecuencia de estos incendios. Vidas e ingresos son desechados y destruidos como basura”.

Navarro señaló que “ya es hora que los parlamentarios y el gobierno enfrenten la importancia de la prevención de riesgos. Es un tema serio de debe ser discutido y por eso le hemos pedido al gobierno que se le asigne suma importancia al proyecto de ley sobre extintores para su pronta tramitación. Esta desgracia puede repetirse en Chile porque le legislación actual no ofrece ningún tipo de seguridad para la gente”.

“Por lo pronto -añadió- nos hemos puesto en contacto con representantes de Bomberos de Asunción para ponernos a su disposición en lo que sea posible ayudarlos y colaborarles. De hecho, a petición de ellos, ya hemos solicitado al gobierno pueda enviar a Paraguay a dos representantes de los bomberos chilenos, que sean expertos en este tipo de siniestros, para que apoyen la investigación para determinar las causas de esta tragedia”:

El diputado dijo que “además, en Chile la venta mensual es de 50 mil equipos de extintores, lo que significa se invierten mensualmente 36.000 millones de pesos en recargas y mantenciones de extintores que finalmente están sin certificación, sin rotulación, tienen sellos falsificados, con tiempo de uso mayores a lo permitido, e incluso con Halón -sustancia prohibida a nivel mundial por su alto poder destructor de la capa de ozono-, que es lo que se puede encontrar en el centro de Santiago.”

“Aproximadamente -prosiguió- el 40% de este gasto es asumido por el Estado, lo que equivale a 1.440 millones a millones al año a través de sus diferentes reparticiones, municipalidades, policía y Fuerzas Armadas. Esto podría evitarse si las recargas que se hacen fuesen de buena calidad, porque podría hacerse este procedimiento sólo una vez utilizado el contenido. Este gasto podría rebajarse a apenas 144 millones con extintores que cumplan las 22 normas, es decir, ahorrándose el 90% del gasto actual en costos por recarga o manutención”.

El parlamentario dijo que “esto significa que Chile gasta hoy más de 12.960 millones en recargas, que podrían utilizarse de mejor manera. El 60% restante es asumido por las empresas privadas, es decir, 21.600 millones anuales que podrían ser obviamente mejor invertidos. Todo este gasto podría cambiar con la legislación adecuada”.

Finalmente, Navarro dijo que “no se ve ni a los Servicios de Salud en regiones y al Sesma en la Región Metropolitana, ni a las mutuales de seguridad, ni a la Inspección del Trabajo, ni al Ministerio de Transportes, inspectores municipales o Carabineros, que son todas las autoridades que tienen la injerencia para fiscalizar, que estén muy preocupados del tema. Esperemos que no haya que llegar a una tragedia para actuar, porque en ese caso las explicaciones estarán demás”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *