“En la Corte Suprema los trabajadores van perdidos”

Senador Navarro se reunirá con el Presidente de la entidad judicial, Urbano Marín

la-tercera-navarro

“Una sala realmente exclusiva para temas laborales, y una real especialización en derecho laboral de los ministros que formen parte de esta”, solicitó el senador Alejandro Navarro al Presidente de la Corte Suprema, Urbano Marín, con quien se reunió esta mañana para manifestarle su preocupación por los derechos de los trabajadores, lo que ha su juicio “llegan siempre perdidos al máximo Tribunal, ya que hasta ahora es preocupante la escasez de jueces que conozcan el derecho del trabajo”.

Por lo anterior, Navarro anunció un proyecto de ley “con el fin de otorgar una exclusividad laboral de la cuarta sala, y la especialización en derecho laboral de los ministros de la Excma Corte, para así exigir a sus ministros experiencia en la materia, sea como abogados o profesores laboralistas, o como ex jueces de los juzgados de trabajo”

El parlamentario dijo que “necesitamos jueces que interpreten correctamente la ley, pues si no los tenemos, la difícil y farragosa legislación laboral puede ser mal interpretada. Los jueces que no son expertos en derecho del trabajo, suelen juzgar de acuerdo a los principios del derecho civil, del cual arranca el derecho laboral, pero del cual se ha separado con intensidad hace mucho”.

Navarro indicó que “en las grandes oficinas de abogados las materias laborales mantienen profesionales especializados, que no son civilistas. Sería una grave irresponsabilidad que estas oficinas encargaran la defensa de una causa laboral a un civilista por ejemplo, pues no podría conocer de manera adecuada la materia que se le ha encargado. Asimismo, una correcta inteligencia de normas laborales, y el correcto juzgamiento de causas en materia de trabajo, sólo pueden realizarla jueces y juzgados laborales”.

El legislador señaló que “hasta hace unos años fue miembro de la Corte Suprema un destacado laboralista, don Patricio Novoa Fuenzalida, (coautor con William Thayer de un legendario Manual de derecho del trabajo), pero actualmente no hay un símil académico en la Corte. Ninguno de los jueces de la cuarta sala es experto en derecho laboral, ni desde el punto de vista de la academia, ni desde el punto de vista de la práctica profesional. Esta ausencia de especialización en la Cuarta Sala implica claramente un riesgo en la defensa de los derechos de los trabajadores, que en la legislación laboral son la parte más débil de la relación de trabajo”.

Sobre lo mismo, el legislador recordó que el artículo 95 del Código Orgánico de Tribunales establece que “La Corte Suprema funcionará dividida en salas especializadas o en pleno. Para el conocimiento de los asuntos a que se refiere el artículo 98, la Corte funcionará ordinariamente dividida en tres salas o extraordinariamente en cuatro, correspondiéndole a la propia Corte determinar uno u modo de funcionamiento”.

“No obstante -agregó- la Corte Suprema funciona siempre extraordinariamente en cuatro salas, las cuales por autoacordado del 3 de marzo de 2006, son la primera civil, la segunda penal, la tercera constitucional y la cuarta laboral y previsional. No obstante ello, hemos presentado un proyecto de ley para crear más salas, en la cual se reasignen sus 21 miembros, para que tengamos una sala especializada para temas laborales, pues la de hoy también juzga materia de familia, con toda su complejidad, cumplimientos de sentencia internacionales, exhortos, y toda otra materia que no esté asignada a otras salas. El que mucho abarca poco aprieta”.

Navarro añadió que “el nivel de prácticas antisindicales, violación de fuero maternal, subcontratación ilegal, trabajo indigno, mujeres acosadas sexualmente, maltrato psicológico, no pago de horas extras, violación de contratos o convenios colectivos es tan grande, que no se comprende esta falta de especialización. Los resultados de la Comisión Investigadora de la violación de los derechos de los trabajadores de la Cámara de Diputados aún pena por la triste realidad que el Congreso pudo constatar”.

Finalmente, el senador recordó que los miembros de la Corte Suprema se eligen de acuerdo a una quina que propone la Corte a la Presidenta, y luego de eso, ella propone un nombre al Senado. Nos gustaría que esta vez la propuesta de la Corte privilegie los escaños vacantes de la Sala Laboral, que son dos, y que la Presidenta proponga el mejor Ministro para la protección de los derechos de los trabajadores. No podemos contentarnos con abogados integrantes que han sido cuestionados por todos los organismos dedicados a la transparencia y por un gran sector de la academia. Mi voto estará disponible en el futuro para el Ministro que garantice una correcta defensa de los derechos de los trabajadores”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *