En manos de ministro Cortázar está el seguro para Trasantiago

Entregado por el Senador Navarro, AVAT y afectados por accidentes:

imagen-post-transantiago

• Parlamentario dijo que “el ministro ha comprometido su revisión entendiendo que el objetivo es proteger a los ciudadanos”.

Manifestando su decisión de “insistir en que el gobierno de prioridad legislativa a los problemas sentidos de la gente, en este caso a la posibilidad de crear un seguro especial de accidentes para el Transantiago” el senador Alejandro Navarro hizo entrega del proyecto de ley sobre esa materia al Ministro de Transportes René Cortázar, señalando que “creemos que en esta materia efectivamente hay que solucionar temas urgentes de funcionamiento, pero no por eso se debe dejar de lado la securitización de los usuarios, que existe en todos los sistemas de transporte público de este tipo. La reforma al binominal es importante y urgente, pero en este momento, creemos que este tema lo es más”.

El parlamentario, quien antes ya había entregado el proyecto al Ministro José Viera-Gallo, solicitándole que fuera incorporado a la brevedad en la agenda legislativa del gobierno, dijo que “es necesario hacerse cargo de las cifras que nos muestran que desde febrero a la fecha tenemos 50 personas accidentadas, lo que revela un aumento del 10% respecto al año pasado. Y que en cuanto a fallecidos, este año han muerto 10 personas, cifra superior en un 20% a la del año pasado. A eso se debe agregar que la tasa de siniestralidad de los buses sigue siendo la más alta con un 18,6%”.

Navarro dijo que “el ministro Cortázar ha tenido valentía frente al tema, sin embargo he quedado preocupado porque ha dicho que aumentará la competencia, cuando ese es el modelo que falló. El transporte público moderno es un servicio. Por eso, espero que el ministro primero escuche a la ciudadania, y en segundo lugar que le brinde al Estado el rol que en todo el mundo el tiene en materia de transporte público. Hay quienes creemos que se requiere más ciudadanía, más Estado y menos mercado”.

Sobre las propuestas para implementar este seguro especial señaló que “éstas buscan aumentar la cobertura de 300 a 600 UF, pues el monto actual sólo financia los accidentes menos graves, obligando a que los beneficiados demanden en tribunales el resto de los daños; aumentar a 60 días (de 30 actuales) para notificar a la aseguradora sobre el siniestro, pues esto deja muchos seguros impagos; aumento de uno a dos años el plazo para atenderse por los daños provocados, pues muchas de las secuelas exceden el primer lapso”.
“Paralelamente -añadió- buscaremos clarificar la ambigüedad de la ley sobre las prestaciones médicas, que son pagadas por algunas aseguradoras un año después del gasto realizado por el accidentado y no dentro del año luego del siniestro. Otro tema que proponemos revisar es la interpretación que algunas aseguradoras hacen de la incapacidad total, sobre si deben pagarse los gastos médicos o la asignación compensatoria de 200 UF, pero no ambas, lo que viola el espíritu de la ley. Por eso solicitaremos el fortalecimiento de la fiscalización de la Superintendencia de Valores y Seguros, pues para mejor información de la gente, se debería confeccionar -como se hace con las isapres- un ranking de cumplimiento de la ley”.

Navarro informó que “el proyecto entregado al ministro Cortázar contempla que este seguro sea obligatorio para todos los vehículos troncales o alimentadores, del Transantiago y cubrirá también a los propietarios de los vehículos no asegurados. El seguro garantizará indemnizaciones de 600 UF en caso de muerte; igual cantidad en caso de incapacidad permanente total; 400 UF en caso de incapacidad permanente parcial, y hasta 600 UF por concepto de gastos de hospitalización o de atención médica, quirúrgica, dental, prótesis, implantes, farmacéutica y cualquiera otra que se requiera para su rehabilitación”.

“En el caso -agregó- que ya se hubiera pagado el seguro por una incapacidad permanente, y la víctima o asegurado falleciera posteriormente a consecuencia del mismo accidente, el asegurador liquidará la indemnización por muerte, sin deducir del monto ya pagado por la incapacidad permanente total o parcial. Tampoco se deducirán de la indemnización en caso de incapacidad total las sumas pagadas por el asegurador por concepto de gastos de hospitalización o de atención médica, quirúrgica o farmacéutica. En caso de incapacidad permanente parcial, no se podrán deducir esos gastos aunque su monto sumado a la indemnización que corresponda percibir por esa incapacidad, exceda de la suma asegurada”.

Finalmente, y sobre el anuncio gubernamental de enviar un proyecto de reforma sl sistema binominal el legislador del PS indicó que “ciertamente esa reforma es parte central de nuestro programa de gobierno, pero creo que fue un error haberlo priorizado ahora, porque además les prestamos argumentos a la derecha para vestirse de defensores de la ciudadanía”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *