contaminacion

El candidato presidencial de Partido País se refirió al inédito estudio de la ONG estadounidense ORB, que analizó el agua potable de una docena de países, “encontrando que en más del 80% de las muestras, existe fibra de plástico”.

“Esto ha llevado a los científicos del mundo”, agregó, “a solicitar ayuda urgente a los gobiernos, para dictaminar como estas micropartículas pueden afectar al ser humano”.

“Pero hay algo que es claro: las nanopartículas plásticas absorben toxinas, y pueden penetrar las células del cuerpo humano por su ínfimo tamaño, lo que claramente significa riesgos para la gran mayoría de la población”, enfatizó.

Alejandro Navarro ingresará Proyecto de Ley que prohíbe el uso y entrega de bolsas plásticas en el comercio.

Señalando que, “hasta en el agua potable del Congreso de Estados Unidos, se han encontrado fibras de plástico”, el candidato presidencial de Partido País, Alejandro Navarro, se refirió al reciente e inédito estudio de ORB, ONG de la nación norteamericana, y que analizó el agua potable de 12 países de diferentes continentes.

De acuerdo a Navarro, “la investigación de esta organización, tenía por fin encontrar partículas de plástico en el agua potable de diversos países y los resultados por cierto han sido tanto asombrosos como preocupantes”.

“Pues los datos indican que del total de muestras, un 83% estaba contaminado con micropartículas de plástico, siendo justamente Estados Unidos, el imperio de capitalismo por excelencia, donde se encontró la más alta tasa con un 94%, incluso en edificios del Gobierno o en la mediática Torre de Donald Trump”, explicó.

El presidenciable añadió que “el Reino Unido, India, Francia, Alemania, Indonesia, Ecuador, Uganda y El Líbano, están entre los países analizados en su agua potable, y mientras se encontraron 1.9 fibras plásticas en medio litro de agua en las naciones europeas, teniendo esta zona el promedio más bajo del estudio, con un 72% de muestras contaminadas, en Norteamérica habían 4.8 fibras de plástico por cada 500ml”.

“Incluso en tres empresas de embotelladoras de agua en las que se hizo el análisis en Estados Unidos, se encontraron los trazos de plástico, por lo que esta no sería una solución al consumo de agua exenta de químicos, más aun, cuando el agua embotellada no tiene los mismos rigurosos análisis que si debiese tener el agua potable”, agregó.

Para Navarro, “lo más preocupante de este estudio, es que si bien no hay investigaciones aun sobre los efectos de las micro fibras de plástico en el cuerpo humano, si lo hay respecto a la fauna marina y los resultados son claros: los químicos tóxicos son expulsados dentro del organismo, afectándolo negativamente y pudiendo causar su muerte”.

“Si a esto le sumamos que 300 millones de toneladas de plástico son producidas cada año, del cual solo un 20% es reciclado o incinerado para energía, y que desde 1950, cuando se comenzó a producir a gran escala, 8.300 millones de toneladas métricas han sido producidas, el plástico se ha transformado sin duda en una presencia innegable en el medioambiente mundial”, enfatizó el abanderado de país.

Soluciones y proyecto de ley

El candidato presidencial prosiguió: “hervir el agua puede eliminar muchas bacterias, pero en el caso de las microfibras de plástico, el punto de ebullición puede lograr incluso el efecto contrario: que aparezcan los químicos dañinos para el ser humano, los que como hemos visto en la contaminación por asbestos a nivel mundial, siguen siendo un grave problema que afecta a millones de personas”.

“Por ello es que la única forma de mantener el plástico fuera del medioambiente, del agua, de la tierra y por cierto de nuestros organismos, es rediseñar de manera radical la forma en como se usa, se vende y se almacena”, adicionó.

“Hoy en día”, agregó, “2 billones de neumáticos son producidos cada año en el mundo, los que tiran al medioambiente 20 gramos de polvo de plástico cada 100 kilómetros; asimismo, cada carga de 6 kilogramos en una lavadora, pueden significar 700.000 microfibras desaguadas; la pintura que se utiliza para cualquier vivienda, es básicamente plástico líquido y pigmentos; o las bombillas incluso: un billón de ellas son usadas cada día por 20 minutos o menos y luego botadas a la basura”.

“Por tanto, es necesario un cambio que depende tanto de la ciudadanía, como de los gobiernos y de las empresas, por cierto”, enfatizó.

Alejandro Navarro agregó que, “por eso hemos propuesto que paulatinamente crezca el nivel de reciclaje, así como transformar el plástico y la basura orgánica que no se pueda reutilizar, en energía. De hecho se calcula que esta industria crecerá a nivel mundial a los US$33 billones de aquí al 2023, por lo que no nos podemos quedar atrás”.

“Pues hoy en día, más de la mitad del plástico que se utiliza para empacar o en el comercio no puede ser reciclado; por ello haremos ingreso de un Proyecto de Ley que prohíbe el uso y entrega de bolsas plásticas en el comercio, tal como se ha realizado en diversas comunas del país, de forma de atacar el problema de manera inmediata”, adicionó.

“Asimismo”, señaló, “impulsaremos un modelo de economía circular, en donde los fabricantes y diseñadores se aseguren que los materiales puedan ser reciclados en su totalidad, y luego reutilizados; esto va en línea con la ciencia mundial, que desde hace mucho trabaja en materiales sintéticos derivados del plástico que no eliminan fibras y por tanto, no contaminan el agua ni el medioambiente”.

“Ya que estamos viviendo en la era del plástico, un elemento que por millones ingresa a los océanos del mundo cada año, en trozos más pequeños que el diámetro de un pelo humano, 1/10 de un milímetro y que luego absorbe otros químicos del ambiente y es luego traspasado a la fauna marina, a los peces que luego consumimos”, añadió.

“Por ello, es que no solo trabajaremos desde el gobierno en conjunto a los parlamentarios para aprobar leyes que eliminen por ejemplo el uso de bolsas plásticas o que incentiven a las empresas a utilizar productos que se puedan reutilizar, también haremos cambios en el currículo educacional para que las nuevas generaciones aprendan sobre el reciclaje, pues, no podemos tener vida sin el agua, pero si podemos aspirar a que el agua que consumimos, esté libre de plástico”, finalizó el candidato presidencial de Partido País.

PRENSA NAVARRO